Monzó declaró nulos los dictámenes sobre las leyes de Marina Mercante e Industria Naval

El titular de la Cámara baja afirmó que en la reunión de la Comisión de Intereses Marítimos hubo “violación” del Reglamento interno ya que los proyectos no estaban en el temario del día. La disputa burocrática se en medio de un intenso debate en torno al desfinanciamiento de las navieras nacionales.

Tras varios intentos que fracasaron por falta de quórum, la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios, que preside el diputado Julio Solanas (FpV-PJ) aprobó recientemente los proyectos de ley de desarrollo de la Marina Mercante y la Industria Naval.

Las dos iniciativas, que ya tienen media sanción del Senado, plantean la necesidad de crear una Marina Mercante de bandera nacional y rehabilitar la Industria Naval mediante incentivos estatales.

Los proyectos no estaban incluidos en el temariode la última sesión, pero teniendo quórum, y por pedido de las diputadas Araceli Ferreyra (Movimiento Evita), Marcela Passo (FR-UNA) y Fernanda Raverta (FpV-PJ) finalmente fueron incorporados.

“Con estos dos proyectos se reactivará una industria madre que genera empleo, y además se recuperará soberanía. No podíamos seguir sin ley para un sector tan importante”, remarcó Ferreyra durante la reunión, donde el proyecto original sufrió modificaciones.

La diputada leyó a la comisión una carta escrita por los familiares de los tripulantes muertos y desaparecidos en el hundimiento del buque Repunte, pidiendo la intervención del Cuerpo para esclarecer el hecho.

“Hemos dado un paso importante en respuesta a todas las víctimas de las distintas tragedias padecidas por los trabajadores navales y para que cambien las condiciones de trabajo en todos los barcos”, concluyó la legisladora del Peronismo para la Victoria.

No obstante el presidente de la Cámara baja apoyado en el trámite parlamentario, declaró la nulidad y retrotrajo su tratamiento. En la resolución, Monzó aseguró que “no se respetó” y hubo una “violación” del artículo 108 del Reglamento interno de la Cámara, el cual establece que “las comisiones necesitarán para funcionar de la presencia de la mayoría de sus miembros; pero luego de transcurrida media hora desde la establecida en la convocatoria, podrán, con la asistencia de por lo menos la tercera parte de sus componentes, considerar y despachar los asuntos consignados en la citación correspondiente”.

El titular de Diputados enfatizó que los proyectos no estaban incluidos en el temario del día y por ello “la falta de observación de la norma referida supra produce un vicio en el procedimiento que torna inválido lo actuado en relación a los expedientes”.

La disputa se da en medio de un intenso debate sobre el financiamiento de las navieras nacionales. Específicamente desde Astillero Río Santiago de Ensenada, los trabajadores vienen pidiendo apoyo estatal y del Banco Provincia para continuar con la producción.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios