“Si el intendente dice que la recaudación es récord, se puede pagar más”, dicen los municipales de La Plata

Así lo afirmó Gustavo Hernández, titular del SOEMLP. También se refirió sobre la situación de los trabajadores cooperativizados y la aplicación de la Ley de Negociación Colectiva y de Relaciones Laborales impulsada en 2014.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata, surgió hace unos 10 años, luego de pasar por dos conducciones fue intervenido por la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo) en 2015. En mayo de 2016, tras un periodo de normalización, se convocó a elecciones, de las que participó el 92% del padrón y en las que resultó electa la lista encabezada por Gustavo Hernández.

A pocos días de cumplir un año de gestión, Hernández dialogó con Todo Provincial sobre el último acuerdo paritario, la aplicación de la Ley provincial 14656 de Negociación Colectiva y Relaciones Laborales para los trabajadores municipales, la relación con la nueva gestión comunal y la situación de las cooperativas.

TP: ¿Qué nos puede decir sobre el acuerdo salarial alcanzado con la comuna a principios de año?

GH: No pudimos participar de esa mesa de negociación porque en ese momento no habíamos alcanzado en número de afiliados. Si bien, ahora lo hemos superado, en ese momento no pudimos participar. Creo que el acuerdo fue insuficiente. Los dos gremios que se reunieron con el Ejecutivo, resolvieron un acuerdo en base a la ley 11 757, que es anterior a la 14656 de Negociación colectiva que logramos a fines de 2014, y cerraron un aumento del 18% en cuatro cuotas, con cláusula gatillo, en consonancia con los gobiernos nacional y provincial.

Es decir, no tuvimos paritarias, fueron dos gremios que se juntaron y pactaron salario, que podría ser superior, porque a las pruebas me remito: el municipio sacó una revista donde dice que tuvo una recaudación record. Esto quiere decir que el dinero para pagar un aumento de más del 18% está.

Este es un municipio que históricamente tiene un nivel de recaudación muy alto. Incluso en las peores crisis económicas que tuvo el país, este gobierno municipal siempre tuvo dinero. En la época de los patacones, jamás pago en patacones y siempre pagó en término. Esto es porque la ciudadanía platense paga la tasa en su mayoría que podría ser un 70% 80% que ya es bastante.

TP: ¿Cuáles son los puntos más importantes de la ley 14656, también conocida como Ley de Paritarias municipales y que fue tan debatida?

GH: Esta Ley, que impulsamos conjuntamente con la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense, vino a sanear una flexibilización laboral que se dio a mediados de los ’90, donde se precarizó a los trabajadores municipales. Regía en aquel momento la Ley 11.757 de Restricción y de Disponibilidad Relativa y Absoluta.

A diferencia de aquella Ley, la14656, hecha por y para los municipales, garantiza las negociaciones colectivas y otorga a los gremios la posibilidad de concertar convenios colectivos de trabajo. Antes cada municipio tenía un estatuto, y regía solamente lo que decía el Ejecutivo. Tiene tres pilares fundamentales: la no a la disponibilidad relativa y absoluta cogobernamos y la idoneidad.

TP: ¿Cómo se viene aplicando en los municipios?

En realidad, algunos municipios se resisten porque es una ley que moderniza, y en el buen sentido empodera porque ordena al trabajador, por ejemplo, dice que no podés tener a los trabajadores precarizados. También es necesario remarcar que hay tratados internacionales, legislaciones que lo prohíben, y una ley, la 23551, que dice que el trabajador no puede estar precarizado por más de 6 meses. En este sentido creo que el Estado, que es el que tendría que dar el ejemplo, es el primero que incumple y después eso lo quiere trasladar a la sociedad.

En aquellas localidades donde no hay paritarias los salarios generalmente son magros, salvo algún que otro distrito, como Ensenada, Berisso, Pinamar, Villa Gesell, que tienen un salario inicial de 13 o 14 mil pesos. En La Plata, el salario inicial es de 6 .260 pesos. Es una diferencia importante.

Curiosamente son más los intendentes de Cambiemos los que han aceptado tener Convenio Colectivo de Trabajo y algunos otros, que incluso votaron la ley, ahora se resisten a aplicarla.

Actualmente se llegó a los 44 Convenios Colectivos (CCT) sobre 135 distritos que tiene la Provincia. Es decir, hay reticencia y eso tiene un límite porque es una ley que tiene plena vigencia desde hace más de un año.

En el caso de La Plata, están trabajando en un Estatuto y decimos que no es así porque la ley establece los CCT y para eso tienen que convocar a los trabajadores. El estatuto, justamente significa que está todo y los que no estamos somos los trabajadores.

TP: ¿Cómo ven a las Cooperativas de trabajo?

Es algo que tenemos imperiosamente en agenda porque tiene que ver con la precarización del trabajador. Porque si por un lado tenés en un 70% de trabajadores cooperativizados, mal pagos o con sueldos magros y por otro, trabajadores municipales profesionalizados en un 30%, se precariza al trabajador, porque no interesa, total tenemos trabajadores de cooperativas a mitad de precio y a veces por mucho menos.

El cooperativista trabaja dentro del municipio, hace el trabajo del municipal, pero no es municipal. Ese sistema todavía no se ha podido regularizar, sabemos que hay más de 5 mil trabajadores cooperativistas, de los cuales en la calle se ven aproximadamente la mitad.

También sabemos que en muchos casos es necesario que haya cooperativas de trabajo, porque tienen una misión específica y vienen a cooperar. Eso tiene un tiempo, es transitorio, pero después se quedan en forma permanente y con la imposibilidad a ingresar al municipio en el futuro.

En ese sentido firmamos un convenio con la UNLP, la Fesimubo y el Sindicato para perfeccionar y capacitar trabajadores de cooperativas para que en el futuro puedan tener un empleo formal, en la municipalidad o en cualquier otro lugar del Estado provincial, pero parece que a algunas personas esto no les conviene.

Este convenio los propusimos a mediados de 2015 y hemos avanzado con cooperativas ya formadas que están capacitándose para entrar en algunos espacios que tienen que ver con el sector privado y en algunos ministerios como trabajadores formales, pero aún en el municipio de La Plata no lo podemos hacer porque tiene cautiva a esa masa de trabajadores, como trabajadores de cooperativas que no son tal.

Desde nuestro sindicato jamás quisimos la pelea de pobre contra pobre. Esta idea justamente surgió para que no pasara eso, pero en el medio hay un Estado que es el que regula todo esto.

Además, con ellos tenemos una afinidad como compañeros de trabajo que somos, pero ellos hacen nuestro trabajo a mitad de precio.

Entonces vemos como prioridad aumentar el sueldo de los trabajadores municipales, que en la actualidad es muy bajo y que los cooperativistas se incorporen al municipio con empleo formal y con el sueldo que corresponde.

TP: ¿Cómo sería este proceso?

GH: Sabemos que se trata de un aparato que se mantuvo así durante muchos años y que esto no se puede revertir de un día para el otro, por eso la ley 14656 tiene un plan que indica que el traspaso sea en forma paulatina. Por ejemplo, la norma dice que dentro del Estado municipal no puede haber más del 20% de los trabajadores contratados o mensualizados. Sin embargo, en la actualidad es al revés. Ahora estamos trabajando para revertirlo y que pasen a planta permanente, pero sabemos que eso es parte de un proceso.

¿Cómo es la relación con el intendente?

GH: No es mala, pero es insuficiente porque tenemos este tipo de reclamos. Cuesta mucho porque ellos venían con una idea, se encontraron con otra y después adoptaron otra para poder aggiornarse. También porque tenés dos gremios que a nivel provincial y municipal permiten que se den situaciones que la ley prohíbe como la disponibilidad relativa y absoluta. Nosotros vinimos a cortar con eso, porque para eso fuimos elegidos. Además, no somos advenedizos, hemos participado en nuestras entidades gremiales queriendo hacer esto, pero no se nos permitía. Entonces nacimos de esa necesidad y la gente eligió.

 TP: ¿Cuáles son los objetivos inmediatos que tienen como gremio?

GH: Alcanzar el Convenio Colectivo de Trabajo y el código de descuento que ya está imputado, y fundamentalmente defender las conquistas laborales, que son las que hubo siempre nada más que hay que ponerlas en práctica. Necesitamos armar las comisiones para poder trabajar en condiciones laborales. Nos estamos ocupando de eso porque la mejora para el trabajador no tiene que ver solamente con el salario, tiene que ver también con las condiciones laborales, que mejoran la calidad de vida.

Esto se puede ir hablando, pero el Ejecutivo lo tiene que aceptar, porque tenemos en carpeta varias propuestas, pero cuando las escucha dice que le ocasiona gastos. Sabemos que en realidad no los ocasiona, porque debería estar dentro del presupuesto, porque hay que pagarlo. Por ejemplo, un tipo de bonificación, se debería pagar, pero no se paga y entonces no se incluye en el presupuesto.

Creo que este gobierno tiene la política del tero, dice una cosa y se hace otra. Habrá que trabajar hasta que esto cambie, y quiero aclarar somos un gremio de diálogo, que quiere que al municipio le vaya bien gobierne quien gobierne, no tiene que ver con una cuestión de partido, porque si le va bien al municipio nos va bien a nosotros.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios