La AJB expulsó a un dirigente por violencia de género

Se trata de Omar Rojas, ahora ex Secretario General de la Seccional Azul. El titular del gremio, Pablo Abramovich,  expresó que la decisión, catalogada como histórica, se tomó luego de evaluar las medidas de prueba en la causa contra el dirigente.

Durante el último Congreso provincial de la Asociación Judicial bonaerense, se dio a conocer la decisión del gremio de expulsar al secretario general de la Seccional Azul, sobre quien pesa una grave denuncia  por violencia de género.

Se trata de una medida sin precedentes en el gremio de los judiciales y en este sentido, Pablo Abramovich, secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense, le manifestó a Todo Provincial que este fue el resultado de un análisis del caso que llevó  varios meses.

Concretamente Rojas, quien se desempeñó como titular de la seccional Azul a lo largo de más de 20 años,  fue imputado en julio del año pasado en una causa penal en dicha localidad, por intento de violación de una joven en la vía pública. La victima padece una discapacidad mental y ya había sufrido otros intentos de acoso por parte del acusado, según consta en la causa, que aún no cuenta con una sentencia firme.

Por su parte Abramovich, manifestó que lo ocurrido movilizó a los colectivos de mujeres de la localidad, y que una vez que el hecho tomó estado público la AJB resolvió intervenir: “Se le pidió a Rojas primero una licencia para analizar la situación y después tomamos contacto con la causa. Con todos los elementos de prueba que aparecen en la causa penal, y a pesar que no hay una sentencia todavía, decidimos que teníamos elementos suficientes para resolver la expulsión”, dijo.

También destacó que el caso fue analizado en tres congresos provinciales y dos reuniones de comisión directiva de la AJB, y luego de entrevistarse también personalmente con el acusado. “Es algo muy doloroso porque es un dirigente de más de treinta años en la AJB, pero también la AJB tiene una política muy activa en particular respecto a la violencia de Género. Una política muy clara, y creemos que la conducta de Rojas superó los límites”, remarcó.

“Entendemos, que más allá de los compleja que es la situación y como se tienden a naturalizar estas conductas, teníamos que ser coherentes con nuestra postura general y con los cuestionamientos mismos que le hacemos a la Justicia”, dijo además.

“Es una decisión dolorosa, pero que nos enorgullece como organización, porque en general lo que pasa en estos casos cuando hay un dirigente sindical acusado: o se lo protege, o se lo mantienen en su posición y se lo termina echando, pero escondiendo la situación a través de una licencia o una renuncia sin iniciar formalmente un proceso disciplinario y sin hacer público lo que consideramos que hay  que hacer público”, agregó.

En tanto Abramovich confirmó que el acusado continúa trabajando en el Poder Judicial, aunque ya se ha iniciado un sumario administrativo, y de avanzar la causa penal podría ser cesanteado a través del área disciplinaria de la Corte de Justicia bonaerense.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios