La toma de la municipalidad de Azul terminó con un violento desalojo

mayo 24, 2017 | Municipios

Integrantes del Movimiento 1° de Octubre mantenían ocupado el palacio municipal desde ayer como parte de una serie de reclamos entre los que figuran entrega de tierras, puestos de trabajo y pases a planta. La fiscal Laura Margaretic ordenó hoy el desalojo que tuvo como saldo 4 detenidos

La toma de municipalidad de Azul protagonizada por integrantes de Movimiento 1° de Octubre, tuvo hoy un violento desenlace con el desalojo por la fuerza por parte de efectivos policiales. La orden llegó cerca de las 7:30 horas de manos de la fiscal Laura Margaretic a instancias de la denuncia penal que realizó la administración de Hernán Bertellys.

Cuando llegaron las fuerzas de seguridad, se encontraban en el edificio unas 50 personas, entre ellas muchas mujeres y menores de edad, que fueron sacados por la fuerza en medio de gritos y de un caos generalizado con varios destrozos y rotura de vidrios.

“Avanzaron sobre toda la gente que estaba, estaban los pibes y rompieron todo. La policía rompió todo, nosotros habíamos cuidado las instalaciones del municipio”, afirmó a un medio local el coordinador regional de la Agrupación, Juan Lezica, quien apuntó además que el intendente “fue presionado por el gobierno nacional”, y que “por eso llevó adelante la represión”. Durante el procedimiento se detuvo a la dirigente Griselda Altamirano junto a otras tres personas.

Por su parte el Jefe comunal alineado con Cambiemos dijo a la prensa que el conflicto con el Movimiento 1° de Octubre es de larga data, “con varios cortes sobre la Ruta 3” y que los reclamos apuntan “al gobierno nacional, no al municipio”. También señaló que en otra oportunidad irrumpieron en el predio de la Sociedad Rural donde se llevaba a cabo un remate, y que según manifestó: “trajo dificultades en la economía regional”.

Por otra parte, Bertellys se refirió a la toma del municipio y los motivos de la denuncia penal: “El día lunes el Movimiento encabezado por Griselda Altamirano impidió el ingreso y egreso de los trabajadores, y se mantuvieron allí toda la noche”, dijo. En tanto sobre la presencia de menores en el lugar,el intendente la calificó como una “violación de los derechos de los niños para utilizarlos como escudo”. “El municipio de Azul pasó a ser rehén porque el pedido es específicamente a Nación”, resaltó.

En cuanto a los reclamos de los manifestantes, cabe mencionar que dieron a conocer un petitorio con varios puntos en los que figuran: “Generación de trabajo genuino con salario digno por encima del límite de pobreza; tierra para trabajar y vivir; declaración de la emergencia nacional y nutricional; elevación del salario mínimo vital y móvil  y de la jubilación mínima a 15 mil pesos; pase a planta permanente y estabilidad laboral a todos los contratados por el Estado”. También piden la “derogación de la Ley Antiterrorista y la declaración de inconstitucionalidad del Protocolo anti piquete”.

Sobre el desenlace, el intendente afirmó que en el lugar se hizo presente la fiscal para llevar adelante el protocolo y que se intentó dialogar y consensuar con los ocupantes  “un desalojo voluntario”, pero que ante la negativa se puso en marcha un operativo que movilizó a personal de la Policía de la Provincia con un 80% de personal femenino encabezando el desalojo, con apoyo del 20% de masculinos”. “Fue un desalojo bastante tranquilo”, describió Bertellys.

Posteriormente señaló que “la Policía Científica está determinando todos los daños causados por los manifestantes, para luego quedar a la espera de la decisión de la Justicia”.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *