Aguer se lavó las manos sobre el 2X1 y criticó la intervención del Congreso

mayo 25, 2017 | Provincial

El Arzobispo de La Plata dialogó con la prensa tras encabezar el Tedeum por el 25 de Mayo y evitó dar una opinión sobre el contenido del fallo de la Corte que benefició con el 2X1 al ex represor Luis Muiña. En tanto cuestionó que el Ejecutivo y el Congreso se manifestaran en contra del mismo. También habló de pobreza y pidió “trabajo genuino”

Monseñor Héctor Aguer, encabezó hoy el Tedeum en la Catedral platense al cumplirse un nuevo Aniversario de la Revolución de Mayo, al que asistieron la gobernadora de la Provincia, María Eugenia Vidal y el intendente Julio Garro.

Tras la homilía, el arzobispo habló con la prensa y en materia de Derechos Humanos, se refirió a la última dictadura cívico militar como “una tragedia espantosa que nos tocó vivir”, y destacó el trabajo de la Conadep para echar luz sobre lo sucedido durante esos años. No obstante, evitó referirse a los cuestionamientos que han resurgido en el último tiempo en torno a las cifras de las víctimas de aquel gobierno militar:

“No me corresponde a mi poner un número”, dijo y expresó que “no corresponde que exista una ley que prohíba a alguien decir que fueron 29999 o 30001”.

Asimismo, cuestionó el rechazo del Ejecutivo a través del Jefe de Gabinete de la Nación Marcos Peña del fallo de la Corte que benefició con el 2×1 al ex represor Luis Muiña: “Creo que es una invasión. No corresponde que el Poder Ejecutivo trate así a la Corte Suprema y no corresponde que el Congreso la trate como la ha tratado”.

“Pero se trata de asesinos Aguer”, lo interrumpió un periodista, a lo que el sacerdote respondió: “Sea quien fuere, la cuestión es esta: la Corte tiene un poder propio que debe ser respetado”.

En tanto evitó dar una opinión sobre el contenido del fallo: “Yo no tengo ninguna opinión, lo único que digo es que la división de poderes es fundamental en una República”, se excusó, e insistió: “No corresponde que el Congreso saque una ley, retroactiva en el fondo, en contra del fallo de la Corte”. “No hay división de poderes respetada verdaderamente en la Argentina. Eso es lo que importa”, sentenció.

Apartándose del tema, Monseñor Aguer se refirió además a uno de los ejes centrales del sermón, y dijo que la prioridad es “la lucha contra la pobreza”. En esa línea, y apoyado en las cifras arrojadas por las últimas mediciones de la UCA, que señalan que el 30% de los argentinos es pobre, afirmó: “Acá hay una responsabilidad política, pero además me pregunto dónde están los otros dos tercios”.

“Los párrocos de la periferia de La Plata, me dicen que las personas que antes iban a Caritas a pedir zapatillas o ropa, hoy van a pedir comida. Esa es una señal alarmante”, destacó, al tiempo que evitó también dar una opinión concreta sobre los mecanismos que el gobierno nacional está implementando para erradicarla:

“No puedo hacer un juicio sobre eso porque tengo una mirada diversa, que es una mirada pastoral”, dijo y agregó: “Yo no juzgo la actuación de los políticos, detecto los problemas que existen y me parece que es mi obligación mostrarlos”.

Otro de los puntos fue el pedido de “leyes que preserven la vida y la familia”, y volvió a rechazar la legalización de aborto:

“Me parece que sería muy peligroso que se avanzara en ese punto”, señaló. Por ejemplo en Rosario, la Facultad de Medicina propone una cátedra con pretextos sanitaristas para enseñar acerca del aborto. Ahora, van a respetar que, desde el inicio de la concepción, hay ahí una persona humana? Esa es la cuestión”, concluyó.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *