Vecinos y pueblos originarios plantan una casilla para defender Punta Querandí

enero 11, 2017 | Otras

Integrantes de los pueblos originarios qom, wichí, quechua y guaraní y vecinos de distintas localidades del Gran Buenos Aires, el Movimiento en Defensa de la Pacha celebró con distintas propuestas culturales sus 8 años desde su surgimiento en enero de 2009,  y construyeron una casilla de protección comunitaria que funcionará con guardias rotativas para la seguridad del espacio público, educativo, arqueológico y sagrado.

“Es una decisión motivada por la escalada de agresiones por parte de los intereses empresariales que pretenden adueñarse del lugar y por la falta de medidas de las autoridades municipales, provinciales y nacionales”, alertaron.

Punta Querandí es un sitio público y arqueológico de mil años de antigüedad considerado un lugar sagrado por parte de organizaciones indígenas del Gran Buenos Aires. El predio está ubicado en el paraje de Punta Canal, en las afueras de la localidad de Dique Luján, en el partido de Tigre, provincia de Buenos Aires.

“Sentí muy fuerte la energía de los abuelos que nos alentaban a seguir defendiendo este lugar sagrado”, expresó Alberto Aguirre, del pueblo qom, uno de los sostenes del primer campamento iniciado hace siete años atrás junto a otros pioneros de la lucha como Graciela Satalic, vecina de Maschwitz, y Dante Farías, de la comunidad qom del paraje El Colchón del Impenetrable Chaqueño.

Punta Querandí pretende ser anexado al Complejo Villanueva (11 barrios náuticos privados) por parte de la desarrolladora inmobiliaria EIDICO. Esto implicaría la destrucción del lugar arqueológico existente, protegido por ley. Por esta razón está siendo defendido por indígenas, ambientalistas, docentes, vecinos y periodistas.

La casilla de protección comunitaria está localizada en el centro de Punta Querandí, entre el Opy (casa ceremonial) y el salón comunitario Cacique Manuá.

Las comunidades denuncian que en los últimos meses se incrementaron los ataques contra Punta Querandí, con la destrucción del Opy en dos oportunidades en menos de tres meses, y el robo de carteles y de otros elementos del Movimiento en Defensa de la Pacha.

“A esto hay que sumarle la construcción de la barrera náutica para privatizar el tramo final del Canal Villanueva y la amenaza de una avanzada general del empresario Jorge O’Reilly sobre Punta Querandí”, agregaron.

A fines de diciembre, dos integrantes del Movimiento en Defensa de la Pacha fueron denunciados penalmente por supuestas amenazas contra un empleado de O’Reilly, el empresario del Opus Dei, ex asesor de Sergio Massa y con fuertes vínculos con los actuales gobiernos nacional y provincial.

“Esta avanzada de los intereses inmobiliarios se da mientras los intendentes de Tigre y Escobar mantienen aislada la zona, el primero no repone el puente de acceso caído en agosto de 2015 y el segundo pese a sus promesas iniciales no recuperó la calle usurpada por el barrio privado San Benito”, expresaron.

En la última década el MDP ha insistido ante todas las instancias de gobierno local, provincial y nacional para que tomen la decisión política de resguardar el terreno –una ex parada intermedia del ferrocarril- y preservar las diversas actividades culturales, recreativas y religiosas que allí se desarrollan.

“A casi una década, si bien se lograron algunas resoluciones favorables reconociendo la importancia cultural y arqueológica de Punta Querandí por parte del Consejo Provincial de Asuntos Indígenas (en el 2011), el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (en el 2015) y la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires (en el 2016), no se ve voluntad real de ningún gobierno en resguardar definitivamente este espacio”, concluyeron.

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *