Se aprobó la ley que establece arrestos y multas de hasta 30 mil pesos para quienes agredan a docentes

Aquellas familiares de alumnos que agravien o agredan a docentes en el territorio de la provincia de Buenos Aires serán sancionados con arrestos de 5 a 30 días o multas, de acuerdo con la ley aprobada recientemente por la Cámara de Diputados, y promovida por la Dirección General de Cultura y Educación, que introduce una modificación al Código de Faltas.

En ese sentido, el Ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, aseguró que uno de los objetivos más importantes de la gestión es provocar un cambio cultural para “volver a jerarquizar la educación” y resaltó: “Queremos que los docentes se sientan protegidos”.  Por eso, “agradezco profundamente a los legisladores que interpretaron el profundo significado contenido en el proyecto enviado y lo convirtieron en Ley”.

La iniciativa surgió ante el incremento, en los últimos años, de episodios de violencia sufridos por trabajadores de la educación. Por esta razón, el Ministerio de Educación, elevó en julio último un proyecto de Ley a la Legislatura bonaerense, que ya contaba con media sanción del Senado de la Provincia.

La medida establece una reforma al Código de Faltas provincial, mediante la cual se imponen penas para quienes agredan física o verbalmente a docentes, auxiliares o porteros de establecimientos públicos o privados.

Además, contempla una multa entre el 50 y el 100 por ciento del haber mensual del Oficial Sub-ayudante del Agrupamiento Comando de la policía de la Provincia de Buenos Aires que ronda los 15.500 pesos. No obstante, duplica las sanciones si la acción se comete delante de los alumnos: es decir, que los días de arresto podrían llegar a 60 y las multas a 31 mil pesos.

“Sabemos que esto no es la solución pero con este tipo de medidas el Estado apunta a empezar a generar un cambio cultural y volver a rejerarquizar la educación y la labor del docente”, expresó Finocchiaro.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios