Memoria y Justicia para construir el Futuro

marzo 24, 2017 | Opinión

Por: Gabriel Pampín

Este nuevo aniversario del infame golpe de Estado de marzo de  1976 llega en un clima complejo. El gobierno macrista ha decepcionado a muchos de sus votantes y parece decidido a reemplazar a la realidad con sus deseos. Como parte de la serie de sus recientes absurdos intentó modificar la fecha del feriado del 24 de marzo pese al enorme consenso social que la respalda. En las últimas semanas hemos visto al gobierno y a sus comunicadores agrediendo a los sindicatos, a los docentes en huelga e incluso a la educación pública. Los hemos visto instalar un clima de paranoia destituyente e incluso la vicepresidente opina ligeramente contra las elecciones de medio término. 

Frente a un gobierno que pretende tapar con relato los problemas reales de la gente, que potencia la retórica del enfrentamiento mientras parece navegar sin rumbo en un festival de ineptitudes y repetición de las fracasadas recetas del ajuste del pasado, los opositores tenemos dos grandes desafíos. Por un lado tenemos que compensar con una enorme responsabilidad democrática la avalancha de mezquindades y brutalidades por parte de un gobierno obsesionado con las próximas elecciones, que fomenta una economía de rapiña y que es insensible con los problemas de los de abajo. La dolorosa memoria del 76 tiene que inspirarnos para fortalecer las instituciones democráticas frente a quienes se creen los dueños del país. Por otro lado, debemos debatir y construir la alternativa política superadora del macrismo. No podemos ofrecer nada más que el mero rechazo sin ideas ni proyecto de país. 

Tenemos que tomarnos el trabajo de ir más allá de que nos una el espanto. El rejunte que hoy gobierna el país es el resultado de la unidad por la negación de lo anterior. No podemos ofrecer más de lo mismo. Nuestra gente espera más de nosotros que la triste alternativa de ser “lo menos malo”. Espera que la renovación del peronismo sea algo más que una marca electoral. Nuestro pueblo necesita dirigentes capaces de retomar el camino de la grandeza nacional y no un nuevo elenco figuritas para un triste simulacro del cambio. Es hora de recuperar la potencia transformadora de la política. 

La memoria de la tragedia de hace 41 años nos exige profundizar la construcción el respeto de las verdades relativas de todos los argentinos. Nos exige pensar en grande y a largo plazo el futuro de todos. Sobre la base de la Justicia efectiva, sin impunidad para nadie y mediante el correcto funcionamiento de las instituciones de nuestra democracia, la experiencia dolorosa de esos años oscuros tiene que impulsarnos hacer realidad la Argentina que todos soñamos.

Queremos una Argentina con justicia, trabajo y decencia, con vigencia efectiva de los derechos humanos y de los derechos sociales, especialmente para los sectores más débiles de nuestra sociedad. 

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

San Maradona: El más humano de los dioses

San Maradona: El más humano de los dioses

Por: @MarianoGandini Hoy, el 25 de noviembre del 2020 dejaste de estar con nosotros para convertirte en la leyenda que ya eras en vida. Dejarás de llevar el peso de la fama sobre tus espaldas para descansar en paz junto a los tuyos, la tota, el Diego, El Che, Fidel,...

La ideología no puede pasar por encima del Estado de Derecho

La ideología no puede pasar por encima del Estado de Derecho

Por Javier Martínez Intendente de Pergamino Vivimos momentos en los que nuestras buenas costumbres y derechos básicos consagrados con más de 200 años de historia están en jaque. El derecho al trabajo, a la salud, a la seguridad, a la propiedad, la meritocracia, el...

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *