La hostigaba y le mandaba gilletes: una mujer de Tandil se quitó la vida y acusan a su ex por “instigación al suicidio”

marzo 8, 2021 | Quinta Sección, Tapa

Micaela Alba tenía 37 años y era madre de tres chicos. Se quitó la vida el pasado viernes en su casa de Tandil. Antes dejó un posteo en su muro de Facebook en el que relató la violencia que sufrió por parte de su ex pareja que llegó a enviarle una hoja de afeitar pidiéndole “lo haga”. Su familia realizó una denuncia por “instigación al suicidio”.

La familia de Micaela radicó una denuncia para que se investigue su muerte y un posible femicidio por  “instigación al suicidio” cometido por su ex pareja que trabaja como profesor en la escuela municipal de arte a pesar de tener varias denuncias por violencia de género en su contra.

“Sus hijos la mantenían con vida porque ella tenía una depresión muy fuerte, y él fue quien hizo que terminara de caer en esto”, contó a El Eco su hermana, Sofía Alba.

El posteo de Micaela en Facebook minutos antes de su muerte:

“Comparto esto, porque es necesario que se haga justicia.

En la comisaría de la mujer (después de 3 denuncias por violencia intrafamiliar, acoso y hostigamiento) encogiendose de hombros me dijeron que no podian hacer nada al respecto. Que la causa por no tener agravantes (como un arma por ej) quedan archivadas.

Este sr, con el cual fuimos pareja y convivimos, habíamos decidido separarnos porque el desconfiaba de mi. Siempre lo hizo, era enfermo de celos y yo una tonta (compadeciente de sus rollos) toleraba sus acusaciones porque conocía su dolorosa historia.

Un día decidió hackear mis cuentas con un programa que desconozco y reviso toda mi privacidad e incluso ( como veran en las fotos) modificó mis datos.

Una noche me espero en su casa, con una mascara y a los gritos me amenazó con una zanahoria. Me torturo toda la noche, diciendome las atrocidades mas hirientes que se le puede decir a una mujer. Me empujó, me ahorcó, me escupió y me arrastró hasta la puerta. Me incitaba al suicidio constantemente porque sabía que yo sufría de depresión y me hacia sentir culpable por algo que no había hecho. Por suerte por la mañana y ya agotada y en shock pudo rescatarme mi familia mientras el tiraba todas mis cosas afuera ( y la de mis hijos).

Luego de ese episodio este sr..se encargo de acosarme via mail, msjs, WhatsApp a mi hijo mayor, mandándome Gillettes (para que me suicide) y profilácticos usados.

Asi estuvimos 3 meses.

No había un solo día que no recibiera agresiones..fuertes, hirientes, denigrantes y violentas hacia mi persona.

En un momento ( ya sabiendo que la policía no iba a hacer nada) le plantee un pacto de paz.

Pero no alcanzó.. es tal su odio que hasta la última de sus palabras mató mi dignidad.

Aún me sigue acusando de haberlo estafado con plata que le devolví (que por supuesto ahí estan los comprobantes de pago).

Este sr. que se hace llamar “monsieur Marani (como si algo de caballerosidad tendrian todas sus actitudes) aún continúa su vida como si nada hubiera pasado. Con sus amigos palmandole la espalda, trabajando normalmente ( en una empresa de alarmas, y en una escuela de arte como docente!! La que está en 9 de julio y maipu con una causa penal) o sea.. vos sos un criminal pero no pasa nada . Todo esta bien.

Y yo aquí. Devastada y retorcida del asco de la impunidad patriarcal.

Si algo podemos hacer entre todos, es aislar a estos violentos, con escraches punitivistas ya que..la justicia.. no hace nada.

Agradeceré la difusión”.

vacunate argentina-libertad

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
Envianos tu Noticia!