Un bahiense se convirtió en el primer argentino en integrar la Academia Nacional de Ingeniería de Estados Unidos

El doctor Esteban Brignole, Profesor Emérito de la Universidad Nacional del Sur e Investigador Emérito del CONICET, se convirtió en el primer argentino en ser electo miembro de la Academia Nacional de Ingeniería de Estados Unidos. Su designación se basó en “sus contribuciones al diseño molecular de solventes, modelos de equilibrios de fases de alta presión y liderazgo en investigación y colaboraciones de la industria académica”.

“La elección para ser miembro de la Academia Nacional de Ingeniería es uno de los más altos honores profesionales otorgados a un ingeniero”, destaca el propio sitio de la NAE (por su sigla en inglés). “Los miembros se han distinguido en gestión empresarial y académica, en puestos técnicos, como profesores universitarios y como líderes en organizaciones gubernamentales y privadas de ingeniería. Los miembros son elegidos por sus propios pares, basado en la “investigación, práctica o educación de ingeniería” y por estar “a la vanguardia de los campos de la tecnología y el desarrollo”

Esteban Brignole se graduó de Ingeniero Químico en la UNS en 1965, y logró su doctorado en Instituttet for Kemiteknik de la Universidad Técnica de Dinamarca. Desarrolló su carrera docente en la UNS tanto en grado como en posgrado. Desde 1977 pertenece al CONICET, donde posee la exclusiva categoría de Investigador Emérito. Además, fue becario en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Estados Unidos.

En 1963, aún como estudiante, participó de la fundación de la “Planta Piloto de Ingeniería Química” (PLAPIQUI), origen del actual instituto de investigación dependiente de la UNS y el CONICET. Entre 1975 y 1982 la dirigió, constituyéndose en un importante impulsor de su crecimiento y proyección nacional e internacional.

A estos antecedentes debe sumarse la actividad desempeñada en organismos de gestión de ciencia y tecnología de nivel nacional, destacándose su participación como Miembro del Directorio del CONICET desde junio de 1999 hasta diciembre 2003, por elección de sus pares a nivel nacional. En 2010 recibió el premio “Investigador de la Nación” del entonces Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Su prolífica trayectoria científica lo ha hecho merecedor del Diploma al Mérito Científico en Ingeniería Química, Industrial y Ambiental de la Fundación Konex destacándolo como uno de los cien mejores científicos de la década 1993-2002 en el país; y su prestigio lo ha proyectado como docente en universidades de Dinamarca, Portugal, España, Francia, Alemania, Estados Unidos, Italia, Holanda, México, Chile, Brasil y Cuba.

Entre sus contribuciones merecen citarse los aportes al diseño molecular de solventes, una nueva tecnología para extracción y deshidratación de alcoholes, nuevos modelos termodinámicos para el equilibrio entre fases de productos naturales y la optimización y simulación de plantas criogénicas de extracción de gas natural y de grandes plantas químicas, la ingeniería de equilibrio entre fases de reactores supercríticos, para una química sustentable y al desarrollo de procesos para la rotura de emulsiones agua-petróleo.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *