Salvador Serenal destacó que la obra del Río Salado “viene a muy buen ritmo”

El intendente de Lincoln, Salvador Serenal, participó de la recorrida que el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal realizaron en Roque Pérez de las obras hídricas de la cuenca del Río Salado. 

Serenal participó junto a un grupo de intendentes bonaerenses de esta recorrida oficial de una de las obras hídricas más importantes que tiene la Provincia y que va a permitir sanear más de un millón de hectáreas facilitando el escurrimiento de las aguas.

“Esta es una obra que se viene haciendo a muy buen ritmo y que se está haciendo gracias a la firme decisión del Presidente y la Gobernadora que tomaron el toro por las astas y se comprometieron a invertir en este tipo de infraestructura, cosa que en 30 años no se había hecho en la provincia de Buenos Aires”, destacó el jefe comunal.

Y agregó: “Las obras hídricas quizás sean de las obras más importantes y son obras que no vemos los avances todos los días pero que de manera silenciosa se están realizando y van a favorecer a nuestro distrito y, por lo menos, a otros diez municipios que hace años venimos padeciendo situaciones que comprometen la producción cuando se acumula un caudal de agua más de lo normal y de lo que el suelo puede absorber”.

Es considera la obra más importante de la gestión de Vidal

Las obras que se realizan en la cuenca del Río Salado ampliarán su cauce para evitar inundaciones y recuperar miles de hectáreas productivas de la provincia de Buenos Aires.

Estas obras corresponden al Tramo IV de la Cuenca del Salado, que consiste en la adecuación, ensanche y profundización del cauce del río, lo que, según estimaciones oficiales, beneficiará a 95.000 personas.

La última etapa (IV) del Plan Maestro del Río Salado tiene una inversión de USD 1.200 millones, financiados entre Nación y Provincia de Buenos Aires. Asimismo, comprende una superficie total de 220 kilómetros.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios