Otorgaron la prisión domiciliaria a Miguel Etchecolatz que vivirá en Mar del Plata

Los jueces José Martínez Sobrino, Julio Luis Panelo y Fernando Canero, integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6, le concedieron la prisión domiciliaria al genocida Miguel Etchecolatz que fijó su domicilio en Mar del Plata.

El beneficio para el represor de 88 años fue efectuado por el abogado Carlos Ranuschio, en su carácter de defensor oficial, al entender que “la situación del imputado encuadra dentro de las previsiones de la normativa reseñada, tratándose del geronte con mayor edad en institución carcelaria en todo el ámbito penitenciario federal”.

El represor fijó su domicilio en la calle Nuevo Boulevard del Bosque, entre Guaraníes y Tobas, del barrio Bosque Peralta Ramos de Mar del Plata y ofreció como garante en su cuidado a su esposa.

Al fundamentar su pedido, el defensor oficial del represor hizo hincapié en la existencia de un “delicado cuadro de salud por parte de Etchecolatz que amerita el otorgamiento del beneficio solicitado” y consideró que “resulta claro que, más allá de la cronicidad de las patologías que padece el nombrado, con el transcurso del tiempo se ha venido presentando una situación de progresivo deterioro de su salud y estado clínico general”.

El ex jefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía Bonaerense fue condenado en seis oportunidades a reclusión perpetua por crímenes de lesa humanidad. Uno de los testigos claves en una de sus causas es Jorge Julio López que desapareció por segunda vez en 2006.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *