El Tangazo del Fin de Semana: Nace “discepolín” y crece su carnadura con olor a pueblo

marzo 27, 2021 | Turismo y Cultura

Por: Pedro Colombo (Escritor y Periodista)

 

 

El 27 de marzo de 1901 nace ENRIQUE SANTOS DISCÉPOLO (“Discepolín”). Actor, músico, poeta y compositor, aborda el tango con profundo sentido crítico de la realidad de su época. Hijo de inmigrantes napolitanos, queda huérfano de niño y crece en soledad, con unos tíos. Su situación cambia al mudarse junto a su hermano mayor, Armando Discépolo, dramaturgo que influye en su rumbo intelectual, con quién comparte la autoría de “El Organito” y probablemente los guiones de otras obras. Decide abandonar sus estudios de maestro para dedicarse a su vocación de actor.

Sensible al dolor ajeno, que absorbe como propio, se vincula con autores que formarían el Grupo de Boedo y va forjando sus ideales sociales. Caminante del suburbio y del centro,  necesitaba denunciar las injusticias que abatían a los seres derrumbados por una sociedad egoísta e hipócrita. Lo reafirma al volcarse al tango en “Qué Vachaché” (1926), denunciando que “la moral la venden al contado y a la honradez la dan por moneditas”.

El éxito le será esquivo

Visionario no previsto, la decadencia y corrupción de la década infame le darán plena razón. Insiste y pegunta: “¿Qué sapa, Señor?”…que todo es demencia? (1931); y a poco se tira a fondo con “Cambalache” (1935) en el que reflexiona con humor agresivo sobre la realidad de una Argentina oligárquica y entregada, como así también de un siglo envilecido y pronto a hundirse en el vacío de la guerra.

En La Plata se presenta en 1934 con su mujer, la cantante Tania, en el Cine Select, dictando cátedra. Su trayectoria es una suma de éxitos (“Esta noche me emborracho”; “Yira Yira”, “Chorra”, “Malevaje”, “Confesión”, “Tres esperanzas”, “Tormenta”, “Soy un arlequín”, “Victoria”, etc).

El cáncer

Muy enfermo de cáncer, a mediados de 1951 conduce el programa “Pienso y digo lo que pienso”, en la campaña electoral del Peronismo, con cuyos logros se identifica. Mediante sencillas charlas radiales,  llega al corazón de todos los hogares…E inventa al  “contrera” Mordisquito, contestándole, por ejemplo:

 “¿Así que protestás porque no hay té?. Eso es tremendo. Mirá que problema. Leche hay, leche sobra; tus hijos que alguna vez miraban la nata por turno, ahora pueden ir a la escuela con la vaca puesta…pero no hay té. Y según vos, no se puede vivir sin té. Te pasaste la vida tomando mate amargo, pero ahora me planteás un problema de Estado porque no hay té. Claro, ahora la flota es tuya, los teléfonos son tuyos, ahora los ferrocarriles son tuyos, ahora el gas es tuyo, pero…¡No hay té!”.

Discépolo militante

Este es el Discépolo militante, golpeado por la prensa y raleado por los colegas que le esquivan el bulto. El 11 de noviembre puede disfrutar el triunfo de sus ideales de justicia social. El 23 de diciembre, debilitado por tanto esfuerzo, su corazón estalla en un síncope. Lo trataron de “renegado”, “vendido”, “descreído”. Pero es rescatado por las nuevas generaciones, quienes ven en él, más que la pétrea máscara de un pretendido mito porteño, la carnadura con olor a Pueblo que fue, es y seguirá siendo.

MÚSICA

 

 (“Qué vachaché” Canta Carlos Gardel con guitarras)

(¿Qué sapa, Señor?. Canta Alberto Gómez, con la Orquesta Típica Victor)

(Cambalache canta Julio Sosa )

 

(Esta noche me emborracho – Canta Azucena Maizani)

(Yira-Yira – Canta Carlos Gardel con guitarras)

(Chorra – Canta Edmundo Rivero con Stamponi)

(Tormenta + Canta Floreal Ruiz con Pepe Basso)

(Victoria – canta Carlos Gardel con guitarras)

(Confesión canta Edmundo Rivero con Stamponi)

vacunate argentina-libertad

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
Envianos tu Noticia!