En Ensenada se presentó la COSITMECOS Regional La Plata junto a Estela de Carlotto y Mario Secco

El acto de la Confederación Sindical de Medios de Comunicación, que contó con una fuerte presencia de la militancia y dirigentes de la Región Capital, se centró en la reivindicación de los Derechos Humanos al cumplirse un nuevo aniversario del último golpe cívico militar en la Argentina y del inicio de la Guerra de Malvinas.

En la tarde de ayer, pasadas las 19 horas tuvo lugar en el Teatro Municipal de Ensenada un encuentro promovido por la Confederación Sindical de Trabajadores de Medios de Comunicación Social (COSITMECOS) Regional La Plata que contó con la participación especial de la titular de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto y del intendente local, Mario Secco.

“Hoy es un día especial, estamos presentando la Cositmecos en Ensenada con la presencia de la Abuela de todos los argentinos”, comenzó diciendo Darío Micheletti, secretario general de la Regional la Plata ante un gran número de militantes y dirigentes. “Los medios de comunicación estamos para informar y esa comunicación, que debería llegar o verse en la tapa de los diarios, o en los noticieros muchas veces no llega”, prosiguió.

Seguidamente destacó que uno de los principales objetivos la institución, que en La Plata cobró forma el 20 de noviembre último, es alcanzar la democratización de los contenidos con la puesta en vigencia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. “Ojalá podamos ver en este país democrático alguna vez que no se tergiverse la información y podamos todos ver la realidad que nos pasa”, dijo.

Asimismo, el dirigente centró su discurso en la Memoria de las víctimas del terrorismo de Estado, del que se acaban de cumplir 41 años, y en la reivindicación de la lucha por los Derechos Humanos.

En esa línea expresó: “Los que hacemos sindicalismo estamos acostumbrados a pelear por derechos. Por los derechos de nuestros representados, para que tengan salarios dignos, una jornada de trabajo con seguridad e higiene, para que no haya trabajadores en negro. Pero los derechos humanos trascienden todo eso: tienen su inicio con el nacimiento mismo, con el derecho a la vida, y es por eso que necesitamos que se garanticen hospitales públicos para todas las personas que hoy no tienen un trabajo y que no pueden pagar una obra social, y que junto con la educación pública van a permitir a nuestros hijos hacer una Argentina más grande. Por eso le pido a quienes están gobernando que lean atentamente los artículos 14 y 14 bis de la Constitución nacional, que es muy clara y muchos parecen desconocer”.

Al finalizar destacó: “Las personas dicen que mueren cuando se las dejan de nombrar, es por eso que, en este teatro, repleto de gente, de compañeros y amigos, podemos decir que hoy no estamos solos. Con nosotros están todas las mujeres víctimas de femicidio de toda la Argentina, los 649 soldados caídos en Malvinas y los 30 mil desaparecidos”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Posteriormente tomó la palabra el intendente de Ensenada, Mario Secco, quien brindó un breve recorrido por la rica historia de la ciudad de más de 200 años que supo fundar el Marqués de Avilés y que fue cuna de grandes sucesos de la historia nacional, como la invasión portuguesa repelida por el Almirante Guillermo Brown, las invasiones inglesas, y el paso por esas tierras de los próceres Manuel Belgrano, Mariano Moreno, y del ex presidente Juan Domingo Perón muchos años después. También, habló de las virtudes de una ciudad industrial dominada por una “cultura obrera y solidaria” que actualmente es la segunda de la Provincia que más aporta al PBI nacional.

Secco también se refirió al paro nacional del 6 de abril y a la actitud que debe adoptar la dirigencia sindical en un momento en que “nos gobiernan los neoliberales”. “Para ellos no hay mejor respuesta que el movimiento obrero, porque sabemos las consecuencias que traen”, dijo.

“Son los mismos que hicieron desaparecer a más de 30 mil compañeros. Creyeron que no teníamos poder de recuperación y se equivocaron nuevamente”, afirmó. “Creo profundamente en el sindicalismo argentino. No me gusta para nada bastardear a un trabajador, ofrecerle el 18% en cuatro cuotas, me parece una barbaridad que la gobernadora le pida a los intendentes que haga semejante sinvergüenzada”, agregó.

“A ellos les molestan actitudes como estas de que se conforme la Cositmecos, les molesta esta organización de los trabajadores, le molesta que reivindiquemos a los compañeros desaparecidos. Les molesta que reivindiquemos a las Malvinas, porque no interpretan lo que son. Malvinas son mucho más que dos islas que nos pertenecen, ahí está el sentimiento de los compañeros, los jóvenes que empuñaron un fusil para defender la patria y la soberanía nacional. Porque una cosa fueron los genocidas y otra cosa los soldados de Malvinas”, destacó.

“Muchos se preguntan cómo es el fenómeno de Ensenada, es muy fácil de explicarlo con las tres verdades del Peronismo, la distribución de la riqueza y la justicia social que aplicamos todos los días cuando viene la gente lastimada por este plan económico. La independencia económica que hemos logrado los ensenadenses después de recibir una ciudad fundida y saqueada por los liberales que hoy están de vuelta”, continuó el intendente.

En tanto avaló el lanzamiento de la Confederación de gremios: “Está bárbaro que se junten y se organicen. No tengan miedo ajuntarse y pensar políticas en común. Si no las piensan ustedes nadie las va a pensar por ustedes. Organícense para la victoria como hicieron aquellos compañeros que dieron la vida por esta patria y que fueron nobles”, prosiguió, y resaltó: “Esta en ustedes conseguir lo que quieren, nadie les va a regalar nada. Nadie al movimiento obrero le regaló nunca nada, todo lo hemos logrado luchando”.

“Que se junten me reconforta. Aprovechen este momento que gobiernan los liberales, que siempre vinieron por lo que tenemos, nunca vinieron para darnos más o reivindicarnos. Para muestra sobra un botón gobiernan hace un año y medio y lo único que hicieron fue ajustar cada vez más, generar más pobreza y desocupación”, insistió.

“Por eso organicémosno para volver y ser mejores, por haber aprendido de lo que nos pasó, para no equivocarnos con algunos compañeros que nos traicionaron y levantaron la mano para endeudar al país nuevamente”, concluyó.

Luego del encendido discurso del intendente, prosiguieron las distinciones. Tras recibir un reconocimiento, la titular de Abuelas tomó la palabra.

“La lucha para nosotras continúa”, comenzó diciendo Estela de Carlotto en el tono ameno y cálido que la caracteriza y continuó: “Vamos a seguir mientras sigamos vivas porque esto es algo imposible de dejar”.

“La nuestra es una tarea de todos los días porque nacimos para buscar dos generaciones, los hijos y los nietitos, en su mayoría nacidos durante el cautiverio de sus mamás”.

“Éramos muy inocentes al principio, porque ninguna de nosotras podía decir que sabíamos lo que se estaba haciendo o lo que iba a pasar. Teníamos esa frescura de los recursos de habeas corpus, que por supuesto eran todos contestados tardíamente con el mismo repertorio. Pensábamos que nuestros hijos iban a volver”, recordó.

“La ciudad de La Plata fue tan golpeada y por supuesto su entorno, Berisso y Ensenada, tanto los estudiantes como los obreros, dos masas de lucha pura. Laura, mi hija, decía que luchaba por la justicia social. Y las palabras de nuestros hijos repiquetearon en nuestros corazones y en nuestras almas confundidas, no acostumbradas a luchar. Por eso hemos aprendido de ellos, de los 30 mil. Hemos aprendido que la lucha no debe abandonarse. Debe seguirse en el lugar y en la manera en que podamos”, aconsejó.

“Para abuelas encontrar a un nieto es un milagro, es el regalo más grande. El día que encontramos un nieto es una fiesta y se espera el momento oportuno para que ese nieto venga a visitarnos y se una al grupo de nietos que nos acompañan y que ya son parte del relego a futuro cuando ninguna de nosotras esté. Porque ellos saben que mientras exista una abuela, manda la abuela. El bastón no lo entregamos, y usamos bastón porque nosotras nunca nos arrodillamos”, afirmó.

Estela, que nació en los años 30, remarcó a los presentes no olvidar que las dictaduras siempre fueron “cívicos y militares”. “Ahora estamos juzgando a uniformados y a los civiles en juicios orales, públicos y con derecho a defensa”, completó.

En tanto remarcó que “Lamentablemente en esta gestión de gobierno se los considera pobres viejitos que pueden ir a la casa. Peligrosos viejitos que deben permanecer en prisión común, cumpliendo su condena, porque sabemos que conspiran y seguramente estarán preparando de alguna manera una nueva lesión mortal para nuestro pueblo y no hay que permitirlo”, dijo y se interrogó: “¿Va a volver la ingenuidad que teníamos al principio?”

“Nos juntamos, eso fue lo mejor que pudimos hacer, encontrarnos, unas antes, otras después. Nos convocó ese gran amor por los hijos y ese hijito que estaba creciendo y no sabíamos dónde”. “Los que tuvimos la suerte de encontrarlos junto a todo el pueblo que nos ayudó, el mundo nos ayudó, podríamos haber dicho misión cumplida, pero no. Sé que ahora mi hija Laura descansa, pero  nosotras tenemos que seguir, e invitamos al pueblo de nuestro maravilloso país a que haga lo mismo, para prepararnos, no digo para volver porque nunca nos fuimos, sino para que en octubre ya sepamos con claridad que todos somos argentinos, que todos necesitamos las mismas cosas: ser respetados y tener la dignidad de vivir con lo que merecemos”.

“No es una utopía, se puede”, dijo, sonrió y aclaró: “Ellos se copian de nosotros, cuando se hacen los buenos, nos palmean la espalda y después no hacen nada o hacen cosas muy malas. A veces en lo que a Abuelas respecta podemos conseguir algunas cosas, sin tener que agradecer porque cumplen con su obligación, pero a nosotros no nos importa que con nosotros hagan algo, queremos que lo hagan con todos, somos parte de un pueblo, nos duele todo y no queremos que los niños se mueran de hambre en un país que puede alimentar a toda la humanidad”, remarcó.

 “En la década ganada aprendimos a vivir en dignidad, nos respetaron, nos escucharon, nos respondieron, nos repararon y eso no lo vamos a perder, no lo vamos a permitir”, sentenció.

En esa línea, celebró la conformación de la COSITMECOS Regional La Plata como “una buena noticia” y dijo: “Por eso, en este día en que se anuncia este grupo de periodismo, no del monopólico, del verdadero periodismo, qué buena notica, no va a salir en los diarios quizás, alguno si, pero en los que se compran más no salen estas noticias buenas”.

En tanto bregó: “Quizás esto refuerce que en algún momento de nuestra historia que la Ley de medios se ponga en práctica, que no sea un anuncio muerto porque no le conviene a los medios monopólicos”.

“Quiero dejar la felicitación, el saludo, el abrazo de todas las Abuelas, de todo el grupo de trabajo, desearles lo mejor, que cuenten con nosotros, y no olvidar, no permitir lo que se pretende: el olvido, la tergiversación, la banalización de una etapa tan tremenda como fue la dictadura cívico militar. Exigimos Memoria, Verdad y Justicia y sobre todo y entre todos: Nunca más”.

Al finalizar se hizo una mención especial al ex combatiente de Malvinas, Wálter De Andrea. Estuvieron presentes dirigentes y militantes de los sindicatos que integran la COSITMECOS: Asociación Argentina de Actores, Trabajadores de la Comunicación, el SATSAID, Prensa Bonaerense, el Sindicato Gráfico Platense, el Sindicato Único de Trabajadores del Espectáculo Público, Canillitas y la Sociedad Argentina de Locutores.

Asistieron también: Exequiel Goldber, Pedro Borgini, concejal del FpV y Secretario general de ATSA La Plata; Ramón Garaza, de Supeh Ensenada; Marcelo Alcobendas, del Sindicato Gráfico Platense; Gustavo Bellingeri, de la Agrupación 17 de Octubre, Actores, Delegación zona Norte, Mar del plata, Bahía Blanca y Zona Oeste;  María Regada, secretaría de Derechos Humanos CTA, Daniel Pérez Guillén, secretario Adjunto de CTA Provincia; Rubén López, hijo de Julio López; Walter Dolters, sobreviviente de la última dictadura cívico militar;  Abuela Chela de Fontana, Abuelas de Plaza de Mayo y Federico Bach, La Bancaria.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios