El Tangazo del fin de Semana: El cine “victoria” en programa a todo tango para las damas

febrero 21, 2021 | Cultura, Turismo y Cultura

Por: Pedro Colombo (Escritor y Periodista)

 

En su ascendente escalera a la gloria musical, el Tango fue pisando sólidos escalones en la Discografía, el Teatro, la Radio y la Cinematografía. Son las cuatro patas sobre las cuales se a-sentaron sus creadores. Como un ejemplo explícito del séptimo arte, ocupemos hoy –imaginariamente- las butacas del Cine Victoria, de Berisso, para disfrutar el “programa nacional dedicado a las damas”, del 21 de febrero de 1963.

En funciones de tarde y noche, se proyectaron “La Cumparsita” (1947) dirigida por Antonio Momplet, con el rol protagónico de Hugo del Carril. Intervienen además Nelly Darén, Aida Alberti y José Olarra); “La barra de la esquina” (1950) de Julio Saraceni, con Alberto Castillo y María Concepción César y “Ayúdame a vivir” (1936) de José Agustin Ferreyra”, con Libertad Lamarque, Floren Delbene y Santiago Gomez Cou.

Estas producciones eran muy antiguas en relación con los años de origen, lo cual indica el interés subsistente para con los protagonistas por parte del público (¿sólo femenino?).  Anotamos que en cada una de las películas son primeras figuras Hugo del Carril, Alberto Castillo y Libertad Lamarque. También que se re-proyectaron en un período declinante del tango, tras la irrupción de los ritmos extranjeros, asimilados por la Televisión, medio que por lo general dio la espalda al cancionero urbano.

En consecuencia, el ejemplo reafirma que aquel género de películas musicales con base tanguera, nacido en 1933 con “Tango”, de Luis José Moglia Barth, era entrañable por generaciones que habían nacido y crecido a su ritmo. Ciertamente, seríamos injustos si no reconociéramos que muchísimos filmes se realizaron con ligereza argumental y fallas técnicas, por encima de los que respondían a las exigencias del medio. Es que resultaba difícil encontrar correspondencia entre los argumentos de la comedia musical con la idiosincracia tanguera. Sin hablar de problemas presupuestarios, en una economía y una industria fluctuante, como la Argentina.

No obstante, los elementos biográficos (“La Vida de Carlos Gardel”, “Tita”) las historias de determinados tangos (“Mi noche triste”); los Musicales Estilo Hollywood (“Buenas noches, Buenos Aires); los ambientes identificados con lo porteño (“Riachuelo”, entre cientos de filmes, avalan los esfuerzos de generaciones de cineastas en pro de nuestro Tango.  Acomodémonos bien y presenciemos buenas películas de Tango.

 

(Película “Tango”. De J. Moglia Barth. Argentina Sono Film. Restaurada. 1933)

 

(Película “La barra de la esquina” (Película completa)

 

 

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *