San Nicolás trabaja para garantizar el servicio de agua potable en medio de la bajante histórica del Paraná

Pese a la histórica bajante del Río Paraná, que el miércoles registró apenas 32 centímetros de agua frente a la costa de San Nicolás, el Municipio informó que se está trabajando a contrarreloj y con obras fundamentales para seguir garantizando el servicio de agua potable a los hogares de la ciudad.

“Si bien hoy los trabajos necesarios están hechos, seguimos monitoreando la situación día a día”, avisó el Secretario de Servicios y Ciudad Inteligente Ing. Carlos Capra.

Los trabajos puntuales que se hicieron al momento tienen que ver con la extensión de las bocas de captación de agua, a fin de que la planta pueda seguir trabajando con normalidad. “El nivel del agua hoy está por debajo de las bocas de captación, por lo cual si no hubiésemos previsto la extensión, media ciudad se hubiera quedado sin el servicio”, explicó Capra.

Si bien por el momento el servicio de agua potable está garantizado, la situación puede cambiar semana a semana. “Lo monitoreamos todos los días, porque no hay datos precisos de que tan pronunciada será esta bajante. El lunes, el registro indicaba 56 centímetros de agua y ayer, martes, bajó a 32 centímetros. Nos estamos preparando para un escenario desalentador”, avisó.

Capra informó también que “lo crítico es la captación del recurso, pero una vez garantizado esto el tratamiento sigue siendo el mismo, la calidad del agua no se altera”. Además, contó que “ya prácticamente todos los pozos y bombas impulsoras de la ciudad están siendo monitoreadas con sensores para conocer el estado en tiempo real y asegurar la presión necesaria para los domicilios”.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios