Conectá con Nosotros

Opinión

Plan de lucha y huelga general hasta derrotarlos

Avatar

Publicado

el

Por:  Néstor Pitrola

La formidable huelga general universitaria, las revueltas docentes y populares bonaerenses y el paro nacional de Ctera, la ocupación de planta y movilizaciones del Astillero Río Santiago, el despertar del movimiento estudiantil con tomas en todo el país, las movilizaciones obreras cordobesas con Luz y Fuerza a la cabeza, el paro de la CGT y ATE en el cordón industrial de Rosario, la tenaz huelga de Télam, la lucha de Agroindustria enfrentando a la propia dirección de ATE Capital, el reanimamiento de la lucha del Posadas como consecuencia de nuevos despidos, configuran un cuadro en el movimiento obrero en la previa del paro nacional del 25 y la movilización del 24 por parte del grupo de gremios del 21F.

Imposible no apuntar, también, la descomunal movilización de 50 mil personas del Trío San Cayetano de organizaciones sociales junto a ATE el 12 de septiembre. Un fenómeno de explosión movilizadora en los barrios que corroboraron, una semana después, los diez mil piqueteros, liderados por el Polo Obrero, junto a un grupo de organizaciones no encuadradas en la averiada mesa de concertación del asistencialismo social del gobierno Macri.

La CGT tomó el recaudo desmovilizador de convocar el paro matero con un mes de anticipación, cuando la huelga general universitaria ponía en el tapete la reapertura de paritarias para todo el movimiento obrero y Vidal veía crecer el odio popular ante la masacre de Moreno. Pero el retardo deliberado no ha evitado que lleguemos con un movimiento obrero que, en medio de los golpes y despidos, de la recesión económica, busca los caminos para superar los mecanismos de contención de las distintas variantes de la burocracia sindical.
La CGT se dedicó a reunirse con el FMI y a mendigar nuevas reuniones con el gobierno antiobrero, mientras dejan pasar los despidos, firman convenios flexibles y ven concretarse un rodrigazo. Esto en lugar de organizar a los trabajadores para enfrentarlos -como le marcó Romina Del Plá en la cara a Daer en la Comisión de Trabajo de Diputados, ante el aplauso de las mujeres sindicalistas convocadas para debatir el inútil y encubridor proyecto de “equidad de género” del gobierno.

La mona vestida de seda, mona queda. Vestida con el cuarto paro ante Macri, la CGT no ha podido evitar ser y actuar como garante del ajustazo en marcha. Al contrario, se presentó ante los gobernadores pejotistas como violín del acuerdo del Presupuesto antiobrero 2019.
En ese marco, y con las tendencias de lucha en presencia, la mesa para un verdadero paro activo nacional de 36 horas, quedó servida. La crisis económica y política excepcional, el debilitamiento del gobierno Macri y de todos los gobernadores que replican el ajuste en cada una de sus provincias, habrían permitido al sindicalismo que se pare en esa vereda, organizar un 18D ampliado para poner en jaque a un régimen acosado por el odio macizo en las bases.

No fue la orientación del grupo moyano-kirchnerista del 21F. Como en tantas ocasiones de la historia pasada, operan entre burócratas mediante el método del libro de pases y articulan con el pejotismo kirchnerista que no para de garantizar gobernabilidad para que Macri termine su mandato, lo que equivale a que realice la tarea del FMI, aunque tenga que hacerlo en el marco de múltiples protestas, deliberadamente fragmentadas. Al servicio de esa orientación realizan un acto K, en la mayoría de los casos sin abandono de tareas, por lo que conocemos hasta el momento.

Que la mesa estaba servida, lo confirman las movilizaciones en el interior que convocan las propias regionales cegetistas el 25, contra la orden desmovilizadora de la central. Por caso, Mendoza, donde habrá un acto obrero de todas las centrales y otras regionales como Rosario y muy probablemente Córdoba.

El Plenario del Sindicalismo Combativo intervendrá con una política común en todo el país. Realizaremos una columna hacia la Plaza de Mayo con las consignas “Plan de Lucha hasta derrotarlos” y “Abajo el plan de Macri, el FMI y los gobernadores”, que partirá desde el Obelisco a las 14 horas. Tras la movilización a la plaza se realizará un acto en Diagonal Norte y Carlos Pellegrini.

El Sutna abandonará tareas a las 12 horas en todas las plantas, hora en la que da comienzo al paro. Junto a la Unión Ferroviaria Oeste encabezarán la columna a la que se sumarán Suteba combativos, AGD, Ademys y las fracciones de delegados y directivos clasistas de todos los sindicatos. El 22, un plenario en Luz y Fuerza de Córdoba, organizado por el PSC crece cada día con nuevos sindicatos convocantes y adherentes, y debatirá la política en esa provincia estratégica.

El plan de lucha y la huelga general para derrotar a todo un régimen son la guía de intervención del partido el 24 y 25. Reforzaremos la campaña por la reapertura general de paritarias, la ocupación de las fábricas que cierran o despiden, el aumento de emergencia a los jubilados, el reparto de las horas de trabajo sin afectar los salarios, el rechazo al presupuesto del FMI. Se trata de preparar las condiciones de una irrupción general de los trabajadores en la crisis, para que la paguen los capitalistas. Al servicio de esa perspectiva está nuestra agitación política por una Asamblea Constituyente que reemplace un régimen insoportable para las masas y reorganice el país sobre nuevas bases.

Opinión

Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones: la piedra fundacional del modelo anarco-colonial

Avatar

Published

on

RIGI

Mediante el proyecto de Ley Bases, el gobierno intenta imponer una serie de reformas estructurales que, pese a recortar en la mitad su extensión respecto a aquel fue rechazado en febrero, no deja de significar un evidente intento de realizar una profunda refundación normativa, institucional, y socio-económica, sólo posible si es apoyado por sus socios macristas y por parte de la oposición. El denominado Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI).

Un estatuto legal para el coloniaje ¿Cuáles son sus principales disposiciones? 

En febrero, desde OCIPEx advertimos que, en el anterior proyecto de “ley ómnibus”, se encontraba oculto un verdadero estatuto legal del coloniaje, el denominado Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI). En la siguiente nota te comentamos que modificaciones incluyen la nueva ley ómnibus al respecto del RIGI.

¿Qué hay de nuevo en el proyecto del RIGI?

Más allá de que el RIGI ya no queda escondido en un anexo del proyecto de ley, en el nuevo dictamen que será votado en Diputados esta semana se encuentran una serie de modificaciones relevantes respecto de aquel presentado en febrero. En este sentido, en la nueva formulación del RIGI, destacan los siguientes aspectos:

  • Montos de inversión para adherir al RIGI: El monto mínimo de inversión será de USD 200 millones, aunque el Poder Ejecutivo podrá establecer montos distintos para diferentes sectores productivos. 
  • Declaración de interés nacional: Al ser declarado de “interés nacional”, cualquier norma o acción de las provincias, CABA o los municipios que pueda limitar, restringir, vulnerar o desvirtuar el RIGI, será nula, independiente si estas hayan adherido al RIGI o no.
  • Inclusión de concesionarias como beneficiarias del RIGI: Las inversiones pueden ser en cualquier sector, incluida las concesionarias de infraestructura y servicios públicos. 
  • Figura de Exportación Estratégica de Largo Plazo: estas son inversiones de más de USD 1.000 millones que “posicionen a Argentina como proveedores de largo plazo en mercados globales donde el país aún no cuente con participación”, y que involucren desembolsos (en etapas) de USD 1.000 millones por etapa.
    • A estos se les podrá establecer condiciones diferenciales en términos de requisitos. 
    • Además, los beneficiarios del RIGI a través de la figura de Exportación Estratégica de Largo Plazo tendrán todos los beneficios cambiarios y tributarios, tanto en impuestos locales como exención en derechos de importación y exportación, así como las garantías de estabilidad y demás beneficios del RIGI(1).
  • Nuevo beneficio impositivo a mineras y forestales: Se incluye a las ganancias obtenidas en minas, canteras, bosques y bienes análogos como susceptibles de ser alcanzadas amortizaciones del Impuesto a las Ganancias como incentivo tributario.
  • Compatibilidad con Zonas Francas: Los beneficios del RIGI serán compatibles con los previstos en la Ley de Zonas Francas.
  • Posibilidad de prórroga de un año: El Poder Ejecutivo nacional podrá prorrogar por única vez la vigencia del plazo para acogerse al RIGI por un período de hasta un año.
  • Impuesto a las Ganancias para remisión de dividendos y utilidades: En el proyecto inicial estaban exentos del pago de Impuesto a las Ganancias para remisión de utilidades y dividendos. En la modificación se establece un pago de una tasa del 3,5%.
    • Aún así, se mantiene la tasa del 0% para dividendos y utilidades enviadas a beneficiarios en exterior en aquellos proyectos declarados de Exportación Estratégica de Largo Plazo.
  • Aplicación RIGI en provincias, CABA y municipios: En uno de los puntos más importantes, se hacen modificaciones, con el fin de atraer apoyos:
    • Las provincias, CABA y los municipios que adhieran al RIGI no podrán imponer a los beneficiarios nuevos gravámenes locales (salvo tasas retributivas por servicios).
    • Se quita la posibilidad prevista en el RIGI original de que los beneficiarios reclamen al Estado Nacional retenga fondos coparticipables a las provincias que incumplan las condiciones del RIGIy la que posibilitaba al Estado Nacional la suspensión de pagos de fondos coparticipables.
    • Se quita la cláusula que establece que las jurisdicciones subnacionales no podrán establecer normativas que afecten de forma directa o indirecta durante 30 años.

En esta nueva versión del RIGI se específica el monto a partir del cual un proyecto podrá ser considerado como beneficiario del régimen (USD 200 millones), y se modificaron algunas de las normativas referidas a la relación entre Nación y provincias: el Estado Nacional no podrá retener ni suspender fondos coparticipables (algo que era cuestionable en términos de constitucionalidad); y la remoción de la cláusula que ataba de manos a las provincias por 30 años. Estas medidas son un incentivo adicional para conseguir apoyos de gobernadores a la ley ómnibus. En este sentido, algunos mandatarios provinciales opositores se han mostrado favorables a aprobar la ley, tentados por el supuesto potencial del RIGI para atraer inversiones a sus provincias(2) (3) . En este punto, la “zanahoria” ofrecida queda opacada por la declaración de interés nacional, donde cualquier norma o acción de las provincias, CABA o municipios (hayan adherido al régimen o no) que se interpreten como contrarias al RIGI. 

Por otro lado, en el nuevo cuerpo normativo propuesto persisten la mayoría de los defectosque se encontraban presentes en la redacción original, y se adicionan nuevos elementos que merecen ser debatidos.

En primer lugar, la inclusión de la vaga figura de “Exportación Estratégica de Largo Plazo”, que beneficia a aquellos proyectos que “puedan resultar en el posicionamiento de la República Argentina como nuevo proveedor de largo plazo en mercados globales en los que aún no cuente con participación”. Esto plantea dudas no sólo respecto a si esta figura excluye a aquellas inversiones en aquellos sectores donde Argentina ya es exportador (ej. agroindustria, hidrocarburíferos y la minería), sino también en aquellos en los que tiene una participación incipiente en el mercado internacional (ej. servicios tecnológicos, satélites, sector nuclear). 

El sesgo extractivista, aparece nuevamente en una modificación relacionado a la Exportación Estratégica de Largo Plazo: estos proyectos gozarán de una exención del pago de Impuesto a las Ganancias para la remisión de dividendos y utilidades a beneficioarios en el exterior. Esto parece contrarrestar una enmienda realizada al respecto, que establece una tasa del 3,5% para estos pagos en los casos de remisión de utilidades y dividendos para el resto de las inversiones dentro del RIGI.

Por esta razón, no se comprende que este beneficio apunte a diversificar la canasta exportadora del país. Tampoco alude a la búsqueda de que las exportaciones estratégicas comprendan productos de mayor valor agregado, lo que confirma el sesgo extractivista y colonial de la propuesta del gobierno de Milei, sin pensar una estrategia seria y coherente de desarrollo productivo. 

En segundo lugar, la inclusión de las ganancias obtenidas en minas, canteras, bosques y bienes análogos como susceptibles de ser alcanzadas amortizaciones del Impuesto a las Ganancias como incentivo, no es otra cosa que una medida tributaria profundamente regresiva, un estímulo completamente innecesario para sectores que, como la minería, obtienen ganancias astronómicas con nuestros recursos estratégicos. ¿Cuantos incentivos tributarios más necesitan las mineras y forestales?.

En tercer lugar, se añade un artículo que, a modo de “zanahoria” para los grandes actores de la economía, ofrece a concesionarias de servicios o infraestructura la chance de adherir al RIGI en estas actividades. Para la patria contratista si hay subsidios.

Además, se añaden otros incentivos completamente innecesarios si se busca realmente la prosperidad del país, el desarrollo económico y la competitividad de los diversos sectores económicos, tales como la compatibilidad con los beneficios de la Ley de Zonas Francas y el tratamiento laxo garantizado a los beneficiarios en casos de Impuestos Mínimos Globales.

Entre las modificaciones, ninguna desarrolla alguna modificación orientada a la generación de puestos de trabajo de calidad (recordemos que las actividades extractivas no se suelen caracterizar por ser creadoras de empleo en cantidad tampoco). Tampoco en lo referido a la transferencia de tecnología, desarrollo de proveedores locales (se sostiene la exención de aplicación de la Ley de Compre Nacional), inversión en I+D o reinversión de utilidades. 

Por su parte, mientras propone el RIGI con el supuesto objetivo de atraer inversiones (dólares) a la economía, el  presidente Milei deschava su verdadero rostro haciendo una apología a dos delitos (evasión y elusión), mientras llama a quienes fugaron divisas (dólares) fuera de nuestra economía “héroes”. Por esta razón convertir a la Argentina en un lugar donde los flujos ilícitos de capitales no parece inquietar al gobierno. A tal punto, que organismos internacionales, insospechados del “colectivismo” que denuncia el presidente Milei en sus discursos, como el GAFI, habrían advertido respecto a las fallas de seguridadque conllevan el RIGI, a tal punto que pondrían a la Argentina en lugar inédito: el de paraíso fiscal, refugio para capitales provenientes del narcotráfico, la venta de armas y otras actividades ligadas al crimen organizado internacional(4).

Tal como venimos advirtiendo, mientras internacionalmente los gobiernos de diverso signo se replantean sus políticas industriales, sus regímenes de incentivos a las inversiones y su inserción comercial, con un retorno del Estado como protagonista, y del proteccionismo como orientación, el gobierno de Milei pone a la Argentina a contramano del mundo.

El caso chileno que el gobierno decide ignorar 

Es moneda corriente para los representantes del neoliberalismo local ver en Chile un modelo de país al cual aspirar. Pese a que desde OCIPEx no compartimos esta visión, si resulta interesante observar algunos elementos respecto a cómo nuestro país hermano propone un régimen de inversiones extranjeras relativamente exitoso, sin estar exento de algunos puntos cuestionables, que serán debidamente mencionados.

En el año 2015 el país vecino sancionó una ley marco (20.848) para la inversión extranjera directa en su país. Los puntos más sobresalientes de la misma son:

  • Acceso al mercado cambiario formal para liquidar las divisas para repatriación de capital y utilidades. La nota distintiva pasa por que esto es posible una vez cumplidas las obligaciones tributarias correspondientes según la legislación nacional
  • Igualdad de trato respecto a inversiones nacionales.
  • Exención del IVA en la importación de bienes de capital.
  • Pueden solicitar la invariabilidad tributaria con una tasa impositiva a la renta del 44%.

A su vez, existen exenciones impositivas orientadas a incentivar economías regionales a través del desarrollo en Zonas Extremas y facilidades para instalación en zonas francas, así como beneficios para inversión que impliquen transferencia de tecnología y desarrollo de I+D y se asocien con la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), empresa pública chilena.

Dentro de la ley se establece la creación de una Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera encargada de diseñar y ejecutar una estrategia para la captación, orientación y control de la IED. En el año 2021 allí se aprueban los lineamientos de la “Estrategia y Fomento de la IED”. 

Dentro de los principales límites que se puede advertir, está la necesidad de cambiar el perfil de la IED en Chile que está abocada a recursos naturales y servicios financieros por sobre todos los demás. Para el propio gobierno chileno “Esta concentración de la IED en sectores primarios ha generado una vulnerabilidad importante de los flujos de IED y finalmente de la economía, a los ciclos de precios de las materias primas”(5).

Dentro de los proyectos que buscan priorizar en la Estrategia están aquellas inversiones que contribuyan a algunos de los siguientes puntos:

  • Diversificación territorial de la IED y al desarrollo socioeconómico de las regiones
  • Generación empleos permanentes y de calidad
  • Transferencia tecnológica y desarrollo de capacidades locales de I+D
  • Agregado de valor a los recursos naturales explotados.
  • Expansión servicios de la economía chilena
  • Potenciamiento de encadenamientos productivos y acortamiento en las brechas de desarrollo económico en el país
  • Potenciar la infraestructura digital.

Así planteado, no se busca ser sólo receptiva de lo que “el mundo necesita” sino plantear una estrategia e ir a buscar las inversiones que Chile necesita para desarrollarse de manera sostenible. 

El objetivo central de la Estrategia “es contribuir activamente, a través de una política proactiva de atracción de proyectos de IED, a la recuperación económica y al desarrollo sostenible del país”. Los criterios de búsqueda y captación de IED que establece el gobierno son son: crecimiento, transformación, sostenibilidad e impacto. 

Como demuestra Chile no es necesario resignar la soberanía para captar inversiones. El principal punto de concesión para los inversionistas es el acceso al mercado de cambios, en un país donde no hay restricción externa. Esto es deseable para la Argentina, pero todavía no es posible debido a la fuga indiscriminada de capitales de nacionales y extranjeros durante los años del macrismo, así como la sangría de divisas para hacer frente al endeudamiento externo que este último dejó como herencia al gobierno de Alberto Fernández, lo que se combinó con una mala renegociación de la deuda (con acreedores externos y locales) y el acceso a divisas para el sector privado, que accedió a dólares baratos para importar y aumentar el flujo de capitales fugados, pese al delicado estado de las reservas del BCRA, afectadas por una sequía histórica.

Sintetizando, como demuestra Chile es necesario diseñar una estrategia para captar inversiones basadas en los intereses del país, tener organismos públicos robustos capacitados para hacerlo y tener las herramientas financieras, normativas, logísticas y económicas necesarias para que estas sean de beneficio para el inversionista y la Nación en su conjunto. 

En definitiva, el gobierno de Milei trae siempre ejemplos o espejos deformados en los cuales mirarnos para copiar, ya que ni los países centrales, ni los principales receptores de la IED en la región resignan sus recursos naturales, económicos y tecnológicos a cambio de inversiones.

Conclusiones. Nueva ley ómnibus, mismo estatuto legal del coloniaje. ¿Que hay de malo con el RIGI?

Desde OCIPEx creemos necesario discutir acerca de la existencia de un régimen de inversiones que, al contrario del RIGI, no favorezca la reprimarización de la economía, el saqueo de sus recursos estratégicos a través de la profundización del extractivismo ni la cesión de nuestra soberanía. 

Por el contrario, el desarrollo de nuestra economía requiere una discusión seria y profunda de un régimen que se plantee objetivos concretos (y cuantificados) en términos de: a) incorporación de valor agregado; b) requerimientos de inversión en I+D (Investigación y Desarrollo) con transferencia de tecnología; c) generación de empleos calificados y remunerados; d) construcción de encadenamientos productivos y proveedores locales; e) reinversión de parte de las ganancias obtenidas al amparo del régimen.

A la renuncia de soberanía económica y jurídica (recordemos que el RIGI posibilita la resolución de conflictos en tribunales como el CIADI, de un extenso historial de fallos contra nuestro país), se añade un nuevo elemento que prueba el carácter entreguista del RIGI (y por extensión del gobierno de Milei): repitiendo experiencias anteriores de nuestro país, un Estado ineficiente puesto al servicio de unos pocos intereses.

Llama la atención que, en un gobierno que insiste tanto con el discurso fiscalista, se plantee un régimen que permite una batería de beneficios que tienen un importante peso sobre el fisco, con una duración de 30 años, que consideramos exagerada. Lejos de ser un régimen que aliente la promoción de inversiones, todo apunta a que los argentinos terminaremos pagando de manera directa (producto de los beneficios cambiarios, tributarios, etc.) e indirecta (por los recursos que obtendrán las empresas para ser exteriorizados) a estas empresas. La diferencia entre promover y sostener las inversiones (y ganancias) del sector privado.

Creemos que el RIGI adolece de cualquier tipo de orientación que permita que las inversiones permitan desarrollar economías regionales o mejorar y diversificar la inserción exportadora del país. Esto último alertados sobre los riesgos de caer en el engaño de la “solución exportadora”. La propuesta del RIGI, redunda en profundizar una estructura productiva primarizada, concentrada y extranjerizada, coincidente con un planteo extractivista que condena al país a retornar a los peores años del coloniaje.

Tal como se encuentra planteado, el RIGI es la piedra fundacional de la consolidación del modelo anarcolonial en nuestro país.

Continuar Leyendo

Opinión

Cómo romper la “maldición del Sillón de Rocha”

Avatar

Published

on

Maldición sillón de Rocha

Por: Luis Gotte*

Esta es una historia que desafía la lógica y escapa a la rigurosidad de los libros de historia, de todo análisis sociológico o político. Incluso, hasta los periodistas convencionales no abordan la temática, porque está envuelta en un velo de misterio y superstición. Sin embargo, es innegablemente real, respaldada por hechos que desafían toda explicación racional.

Un dato de la historia es que Mar del Plata estaba destinada a ser la capital de la Provincia de Buenos Ayres. Sin embargo, la falta de conocimiento de sus bondades por parte de quien debía decidir su destino cambiaría el curso de los acontecimientos. La urbe de La Plata nace como una alternativa, construida con planos sospechosos de tener origen en un grupo de lobistas pertenecientes a una Sociedad Anónima conocida como Masones. En tan solo cuatro años, se erige la primera urbe hispanoamericana no fundada por España, un privilegio que auguraba un gran destino. Sin embargo, la sombra de la rivalidad con la capital argentina, la urbe del Buen Ayres, impedirá que La Plata brille con todo su esplendor.

La relación entre el presidente argentino, el Gral. Julio Argentino Roca, y el gobernador bonaerense Dardo Rocha eran cordiales y amistosas, pero, repentinamente el porteño manifiesta querer ser presidente de la nación. Roca llevaba un año y medio en el Sillón de Rivadavia. Comienzan las tensiones políticas. El tucumano se enfurece y decide enviar al vicepresidente al acto fundacional, pero él tampoco asistirá. Entonces, concurre el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto. El Arzobispo capitalino tampoco irá. Ese día el calor fue insoportable y la comida se echó a perder, y el vaso de agua se venderá a precio de un barril de petróleo. Por la noche, una terrible tormenta azotó a la naciente urbe, y los asistentes que venían de la Capital Federal tuvieron que atravesar el barro para llegar a la estación y tomar el tren de vuelta. Pero los asientos que habían reservado fueron vendidos por los roquistas a otros pasajeros. La Plata tuvo un mal comienzo el día de su fundación.

A pesar de la falta de figuras destacadas en el evento, Rocha demostró astucia al contratar al fotógrafo Thomás Bradley. Este capturó imágenes del día, pero también se aventuró a crear retratos de aquellos ausentes mediante técnicas sorprendentes. Con ese material se dirige a Italia, a los talleres del artista Quincio Cenni quien realizará una tarea maravillosa, logrando que los ausentes estén presentes en la colocación de la piedra fundacional. Incluso, y sin consultar, hasta el mismo Cenni aparece en el retrato. Al día de hoy no se sabe quién concurrió y quién no debió estar en esa imagen. Como tampoco quien pagó los gastos del gobierno liberal.

Durante la tormentosa noche de fundación, simpatizantes de Roca buscaron a una famosa bruja de la región, conocida como «la tolosona», por vivir en la localidad de Tolosa. Se dice que realizó un ritual en la piedra fundacional, involucrando prácticas antiguas como beber vino robado (corrupción), girar en sentido contrario a las agujas del reloj (decadencia) y orinar en la piedra (yeta, mala suerte) y, así, evitar que Rocha llegará a la presidencia. Parece ser que, este hechizo fue muy potente porque se viene transmitiendo de generación en generación, impidiendo que ningún gobernador alcanzara la presidencia. Otro dato, el 70% de los gobernadores fueron porteños.

En 1999, el gobernador Eduardo Duhalde, nacido en la provincia bonaerense, alertado sobre estas cuestiones esotéricas, decidió no arriesgar y contrató a un parapsicólogo para romper el encantamiento. Aunque no logró la presidencia ese año, eventualmente asumió como presidente en 2002. La maldición parece requerir más que un simple hechizo para romperse. Ahora, la pregunta que todos nos estaremos haciendo: ¿cómo desentrañar este misterio y liberar a La Plata de su encantamiento histórico? ¿Qué puede hacer el gobernador con aspiraciones a la presidencia de la nación para deshacer este maleficio, si es que puede lograrse tal cosa?

Un último dato para agregar, la Casa de Gobierno, donde reside el gobernador del pueblo de la provincia de Buenos Ayres, fue construida sobre un antiguo cementerio querandí.

Si nuestra ambición se limita a ser gobernador, podemos leer este artículo y reírnos un poco. Pero si aspiramos a ser presidente, lo tomaríamos más en serio. Adoptaríamos dos medidas urgentes: trasladar la capital de la provincia a Mar del Plata y aplicar el artículo 123 de la Constitución Nacional, otorgando autonomía plena a los 135 municipios de la provincia. Así, descentralizaríamos el estado bonaerense. Esto nos permitiría afirmar que hemos refundado la provincia de Buenos Aires. Sería como barajar y dar de nuevo. Siempre y cuando no surja algún adversario político que contrate los servicios de otra hechicera.

*La pequeña trinchera. Co-autor de «Buenos Ayres Humana, la hora de tu comunidad» Ed Fabro, 2022. Y «Buenos Ayres Humana II, la hora de tus Intendentes» es preparación. Mar del Plata

Continuar Leyendo

Opinión

Massazo bonaerense: con Kicillof al frente, la provincia marcó el pulso de una elección histórica

Avatar

Published

on

Massazo bonaerense

En un contexto muy adverso, y cuando todos lo daban por muerto, el peronismo dio una clase magistral electoral y terminó bien posicionado para el balotage. En la provincia de Buenos Aires la elección fue histórica y los bonaerenses aportaron 1,5 millones de votos de los 3 millones que sumó Massa desde las PASO. Unión por la Patria retuvo casi todos sus municipios y ganó en muchos que le solían ser esquivos. Axel Kicillof mostró que la clave es la gestión y reeligió con casi 20 puntos de distancia.

Por: Martín Mazzoleni

A pesar de estar muy lejos de sus mejores elecciones, el contexto agiganta el resultado positivo para el peronismo. Se viene una balotage que seguramente estará peleado pero el impulso favorece a Sergio Massa que saborea la posibilidad de romper esa premisa que se había instalado como una verdad revelada: ningún gobierno puede reelegir con este nivel de inflación.

La clave de la remontada se explica en gran parte en la provincia de Buenos Aires que aportó el 50% de los 3 millones de nuevos votos para UxP a nivel nacional. Un verdadero bonaerensazo, o un massazo bonaerense, de la mano de Axel Kicillof que se ratifica como el líder con futuro del kirchnerismo.

El gobernador no le esquiva a la cuestión ideológica pero sabe que la clave pasa por la gestión. Planificar y ejecutar son las directrices de un gobierno que supera a todas luces a sus antecesores que habían dejado la vara bastante baja en un cargo por demás complicado.

Kicillof «aguantó los trapos» y marcó el pulso de esta remontada. Fue uno de los gobernadores que más militó la candidatura de Massa y hasta se animó a expresar que su gobierno no tendría futuro en caso de una derrota a nivel nacional. Cuando todos los números lo favorecían, Axel no especuló, se ató a la suerte del candidato presidencial y ganó.

La elección en la provincia de Buenos Aires fue tan buena para el peronismo que logró retener casi todos los municipios (menos Gonzales Chaves, Zárate y 25 de Mayo que está en duda) y desbancó a Juntos por el Cambio en 14 distritos.

El peronismo triunfó en siete de las ocho secciones electorales: Primera, Segunda, Tercera, Cuarta, Quinta, Séptima y Octava, mientras que JxC ganó únicamente en la Sexta.

Este batacazo bonaerense a nivel municipal también se explica por la división del voto anti peronista entre Cambiemos y los libertarios. Esta vez, el techo histórico del peronismo en distritos del interior le permitió ganar cuando antes no solía alcanzar.

A este fenómeno se sumó la pésima estrategia del PRO de presentar dos listas propias en las PASO y obligar a los intendentes a optar por solo una de ellas. Las primarias dejaron expuestas muchas heridas y muy pocos candidatos lograron capturar los votos de su contrincante interno.

«Fue como tener que elegir entre mamá y papá», explicó con simpleza un intendente que esperó hasta último momento para presentar su lista, esperanzado con que le diesen las dos boletas, antes de terminar cerrando con Larreta.

Ahora, los dedos inquisidores apuntan a Mauricio Macri. «Claramente no es más el líder ni el referente de Juntos por el Cambio», manifestó Ezequiel Galli luego de perder feo en Olavarría. La autocrítica sobre su gestión a nivel local todavía debe esperar.

Azul, Brandsen, Dolores, Chacabuco, Olavarría, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Lanús, Bragado, Chacabuco, Rivadavia, Patagones, Suipacha y Salliqueló serán conducidos desde el 10 de diciembre por intendentes de UxP y también se podrían sumar Pinamar y La Plata que se pelean voto a voto.

Nuevamente, los argentinos sorprendieron y dejaron en ridículo a los encuestadores. Eso que muchos dirigentes territoriales decían con optimismo se cumplió. No es lo mismo cuando se juega por los porotos. Los electores saben la diferencia entre las PASO y las Generales y se animan a desafiar al sistema político pero cuando hay que definir piensan muy bien su voto.

Continuar Leyendo