Vuelve el Arte Correo de la mano del “sobrecito energizante” de Luxor

 


La pandemia del coronavirus sigue generando cosas nuevas y reutilizando viejas ideas, reconvirtiéndolas a esta época. Eso sucede con el Arte Correo que el platense Edgardo Vigo propuso allá por la década de 1950; y hoy, setenta años después, el muralista Luxor busca desempolvar ese concepto, para llegar a la gente con sus obras.  En un diálogo exclusivo con TODOPROVINCIAL radio,conducido por Mariano Gandini, el artista cuenta como se reinventa en sus 10 años de autogestión, la importancia que tiene el contenido en cada una de sus obras y mirando hacia el futuro reflexionó “la salida no es individual, es colectiva, todos tirando para el mismo lado”.

Entrevista al Muralista- Luxor– Audio completo

¿Cómo viven la pandemia los artistas populares?

Siempre es una situación difícil para todo los que trabajamos en el arte, teatreros, muralistas, artesanos, malabaristas, todos los del campo popular que trabajamos en el mundo de las artes se nos complica porque lo primero que la gente recortar es en este tipo de cosas.

Y al no poder estar en las calles, en los centros culturales, haciendo cosas, se complica; igualmente las realidades son muy amplias, cada persona que trabaja en el arte va tratando de buscar diferentes maneras de existir, entonces termina siendo una resistencia continua la de nuestro oficio.

¿Llevas muchos años trabajando de esto, pintando y generando cultura?

Son 10 años sin parar en mi laburo, son 10 años de autogestión, metiéndole fichas no solamente al arte como un trabajo, sino a las artes como un refugio emocional, a mi dentro de esa perspectiva no puede más que ayudarme lo que hago, a nivel económico porque es mi trabajo, y a nivel emocional me ayuda a poder encontrarme a mi mismo; a poder hacer lo que a mí me gusta.

Cada vez que hay una crisis me gusta que mi trabajo este con la gente, acompañándola, siempre suelo estar en los murales en las calles, pero esta vez me toca estar  puertas adentro y vengo haciendo ya 47 dibujos, uno por día y mi idea es hacer 60, para llegar a los dos meses y con eso sacar un librito como para que quede registro de alguna acción hecha durante este tiempo.

Y también viendo como pelear el mango, vendo mis cuadros a precios populares, y también estoy pensando en hacer un arte correo que me permita estar en casa y moverme a la vez.

¿Qué importancia tienen las redes sociales para tu trabajo?

Considero a las redes como un lugar donde puedo contar lo que hago, no lo pienso un lugar unidireccional, no pienso todo lo que hago para las redes, yo lo hago para construir que la cultura y las artes nos fundamos en las realidades de los pueblos.

El instagram y el facebook yo las considero como si fueran mis propios diarios, que me permiten de alguna manera llegar a otras personas. Dentro de esa idea todos los días voy haciendo un dibujo, estoy eligiendo frases de músicos que me gustan, no son solo hombres sino que voy cambiando para que haya un igual cupo, a veces primero elijo la frase y después hago el dibujo o al revés y los subo a las redes. Todos los días subo uno.

Lo estoy haciendo de manera digital, lo importante es lo que queres contagiar. Por qué no todo lo que se contagia es una mierda, sino todo lo contrario, conozco mucha gente que contagia cosas piolas, que contagia buena energía, un trabajo colectivo, respeto, amor; desde ese lugar lo pensé y la primera herramienta que tengo y es directa son las redes sociales.

Siempre creo que lo que importa es el lenguaje no el medio. Cuando vi que esto iba a ser largo, me trate de preparar para todos los días, realmente, tener una herramienta donde canalizar estas ideas.

¿Has pintado en muchos lugares del mundo?

Pinté en Italia, Brasil, Peru, Uruguay y en muchos lugares de Argentina, en muchas ciudades chicas donde siempre me han tratado muy bien con mucho cariño. En todos lados me han entregado mucho cariño.

Mencionaste que querés volver al concepto del Arte Correo ¿Cómo es eso?

Yo soy fans de la obra de Edgardo Vigo, artista de la ciudad de La Plata, es uno de los precursores del Arte Correo, estuvo en varios lugares del mundo, y se me ocurrió traer el concepto y renovarlo un poco. Estoy haciendo una estampa, es como un sello, manual, la idea es hacer en este mes de Mayo, unas 30 y a través de un mensajero que llegue a 30 hogares diferentes.

La idea es que te llegue el “sobresito energizante de luxor”, a través de un mensajero, a un precio popular, un paquetito con varias imágenes, que me imagino que estará alrededor de $700 pesos y de paso el mensajero, que trabaja de eso, se está ganando unos mangos.  Está pensado en un precio accesible, para la gente que labura, que nunca se pudo comprar un cuadro. También el que quiera tener el “sobrecito energizante” lo va a tener gratis, el que no pueda pagar lo va a tener igual, porque con el trabajo nadie se hace millonario, y yo lo que quiero es existir y dejar cultura.  La cultura es un trabajo y es una de las miles de manera que tenemos las personas de existir en este mundo.

Hay que volver a los sistemas antiguos, donde va el mensajero, te lleva y lo tenes que esperar, y tiene toda una cosa que no es la inmediatez.

 

 

¿Crees que la pandemia les va a cambiar la forma de trabajar y relacionarse o será pasajero?

Mirá, a mi me cuesta mucho pensar que uno puedo volver a ser lo que fue, porque justamente el ser lo que fue, te constituye en lo que es el ser hoy, nunca considero que puedo ser lo que fui hace un tiempo, para mi la realidad te atraviesa y te va cambiando, en mis pinturas, yo siempre mis trabajos los hago de manera colectiva, siempre participan los vecinos y vecinas de los lugares; porque si la persona que habita el mural, no lo pinta, no la atraviesa se vuelve algo impuesto. Obviamente que también pinto solo, cuando nadie quiere pintar es un trabajo y lo hago solo, pero esto me lleva a replantearme las maneras en las que voy a tener que laburar.  Me gusta mucho que la gente participe, pero ahora con todos estos cuidados hay que tener.

¿Tenés pensado hacer algo más en redes?

Tengo pensado hacer unos tutoriales de cómo pintar el sol porque creo que hay tantas maneras de pintar soles como personas hay en el mundo. Los colores y las formas podemos inventarlas porque de eso se trata, de eso se trata de la posibilidad de explorar más allá de las posibilidades reales.

¿Qué mensaje les dejarías a los trabajadores del arte que están sobreviviendo la pandemia?

A los que trabajan en el arte, decirles que  la salida no es individual, es colectiva, todos tenemos que tirar para el mismo lado porque todas las personas que laburamos en el arte estamos en la misma.-

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios