Galli debería responder con su patrimonio ante juicios por el recital del indio en Olavarría

A un año del trágico recital del Indio Solari en Olavarría, el intendente Ezequiel Galli sumó otro dolor de cabeza. El Tribunal de Cuentas objetó que en el contrato se haya puesto al municipio como fiador, estableció posibles sanciones y dispuso que los funcionarios serán “responsables” ante el eventual pago de indemnizaciones.

En el tratamiento de la Rendición de Cuentas, el Tribunal de Cuentas de la provincia objetó el punto más controvertido del contrato firmado para la realización del recital del Indio Solari en el predio La Colmena. Se trata de la figura de fiador que asumió Municipio ante la productora En Vivo S.A.

El organismo provincial consideró que “dicha situación es pasible de sanción al intendente Ezequiel Galli” y agregó: “Al margen de la sanción impuesta en el presente ejercicio por el accionar del Intendente Municipal, el mismo no deberá considerarse exento en ejercicios futuros de la aplicación de un cargo, si se acreditara perjuicio a las arcas del municipio”.

Además, el Tribunal estableció que “los funcionarios intervinientes serán considerados responsables ante posibles perjuicios al erario municipal que surjan como consecuencia de que la Municipalidad de Olavarría deba eventualmente afrontar pagos y/o indemnizaciones en función de la fianza otorgada”.

Los puntos objetados del contrato rubricado en diciembre del 2016 expresan que “la Municipalidad de Olavarría se constituye en fiador de las obligaciones que la productora asume frente a la cedente en los términos de los artículos 1578, sgtes y ccdtes del Código Civil y Comercial de la Nación”.

Y agrega: “Es dable destacar que el Municipio al que represento colaborará de manera que todas las partes involucradas en el convenio celebrado, resulten indemnes a las consecuencias que pudieran derivar del evento Musical a llevarse a cabo”.

En su resolución, el Tribunal de Cuentas señaló que “las Municipalidades no están autorizadas a otorgar garantías, avales, a favor de terceras personas. La fianza que asume la Comuna de Olavarría no encuadra dentro de las funciones y/o atribuciones que se le asigna la legislación vigente en el orden municipal, ya que asume garantizar como fiador la indemnidad de la cedente ante obligaciones por la productora, en razón de la falta de pago del canon locativo -que fue abonado- y/o eventuales daños y perjuicios causados sobre las cosas y/o personas que concurran al predio cedido dentro de los plazos de la cesión”. 

Por esto, entonces, se formuló una concreta “observación por incumplimiento por el artículo 108 de la Ley Orgánica de las Municipalidades de la Provincia, con las consecuencias previstas en los artículos 241/244 de la LOM y 16 de la Ley Orgánica de este Tribunal de Cuentas”. ¿Cuáles son estas sanciones? En resumen, pueden ser multas que se responderán de manera excluyente con patrimonio personal del responsable, en este caso, el Intendente Municipal. La Ley del Tribunal de Cuentas, en tanto, prevé sanciones similares e incluso detalla que los montos de las multas, en caso de existir, “se graduarán entre dos (2) y veinte (20) sueldos mínimos de la Administración Pública Provincial, vigente al momento de la aplicación”.

Por último, el organismo provincial dejó en claro que “en ninguna de las normas citadas se encuentra contemplado en forma expresa o implicitamente que el intendente municipal pueda comprometer el patrimonio municipal -al que debe proteger por ser su administrador – afianzando con el obligaciones de un particular, que por otra parte se encuentra realizando un negocio jurídico propio”.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios