Aprobaron en CABA una ley que beneficia a hijos de víctimas de femicidios

septiembre 1, 2017 | Nacional

La normativa sancionada ayer en la Legislatura porteña, contó con el acompañamiento de todos los bloques políticos y va en consonancia con la llamada “Ley Brisa” que ya cuenta con media sanción en el Congreso nacional

La Legislatura porteña aprobó este jueves la Ley de “reparación económica” para aquellos niños, adolescentes y jóvenes que hayan quedado huérfanos o desamparados como consecuencia del femicidio de su madre.

El proyecto fue impulsado por la Defensoría del Pueblo y la Casa del Encuentro, y contó con el apoyo de todos los bloques políticos tanto en el debate en Comisión, como en el recinto donde se aprobó por el voto unánime de los 57 legisladores que sesionaron.

“Esta reparación era una deuda que teníamos con las víctimas colaterales. Estamos contentos, esto demostró que la violencia de género atraviesa a todos los bloques políticos y no tiene un color partidiario”, aseguró a Télam Ada Rico, presidenta de La Casa del Encuentro, quien recordó que según los datos de esa asociación civil “los femicidios dejaron sin madre a 3.158 niños y adolescentes en el país desde 2008 hasta el primer semestre de 2017”.

Por su parte el defensor del Pueblo, Alejandro Amor, manifestó que la aprobación de la norma en la Ciudad “es un paso muy importante y ayudará al Congreso Nacional a que se apruebe la ley en el país”, que ya obtuvo media sanción en el Senado en mayo y espera ahora ser tratada en la Cámara Baja.

En tanto Andrea Conde, legisladora del Frente Para la Victoria, señaló que la sanción de esa ley “es reconocer a la violencia de género como un factor de desigualdad, no sólo para las que la sufren de manera directa sino también para sus hijos, que son víctimas colaterales insertos en la misma estructura de violencia”.

Los puntos principales

La norma establece como reparación económica el equivalente a una jubilación mínima (7246 pesos) hasta que cumplan 21 años, y es compatible con otras percepciones monetarias como la Asignación Universal por Hijo (AUH) o la cuota alimentaria de su progenitor.

En tanto, como requisito para la percepción que “su padre haya sido procesado o condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de homicidio agravado por el vínculo”, punto que generó polémica en el debate entre los legisladores sobre todo desde la oposición, que planteó que “deben tenerse en cuenta también otros vínculos filiares”.

“Esto es un avance, pero hay que seguir profundizando. Se debe analizar la situación en la que quedan los menores por más que el femicida no sea el padre biológico”, explicó Rico.

“Hay todavía algunos puntos para trabajar, como por ejemplo qué sucede cuando el chico no es hijo del padre o cuando la mujer es viuda. En ese caso podemos hablar de conviviente”, aclaró Amor.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *