Volver a la garrafa: cada vez más familias se desconectan del gas por los tarifazos

octubre 11, 2018 | Provincial

Según se desprende del último balance, Camuzzi Gas Pampeana viene registrando una disminución de clientes. Sólo entre marzo de 2017 y marzo de 2018, antes de la devaluación y de los últimos aumentos, se desconectaron 1.539 familias. A su vez, el consumo residencial tuvo una disminución del 4% respecto al consumo registrado durante el mismo período del año anterior. El despacho de gas realizado exclusivamente a los sectores comerciales y pequeña industria cayó un 1%. Sin embargo, la empresa multiplicó sus ganancias.

El Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, disertó en la XIV Edición del Congreso Internacional “Gobierno y Servicios Públicos”, que se realiza en Costa Salguero y remarcó que los aumentos en las boletas de luz y gas “no tuvieron correlato en una mejora sustancial de la calidad de los servicios”.

Además, relató la multiplicación de “situaciones dramáticas”, como los casos de comedores comunitarios que deben recurrir a la leña para calentar alimentos hasta usuarios que se desconectan de la red domiciliaria ante la imposibilidad de pago y jubilados que se endeudan para poder hacer frente a las tarifas.

A pesar de la baja de clientes y la caída del consumo, las ganancias de las empresas crecieron exponencialmente. En mayo pasado, el directorio de Camuzzi distribuyó dividendos por más de 563 millones de pesos.Camuzzi Gas Pampeana pasó de tener un resultado negativo en el ejercicio de 2016 superior a los $207 millones, a tener un resultado positivo de casi $825 millones en 2017, siendo la distribuidora de gas que más aumentó sus ganancias en el país (496%). En tanto, Camuzzi Gas del Sur cerró el ejercicio 2017 con un resultado positivo de $543 millones. De esta forma, el grupo Camuzzi tuvo un resultado favorable de $1.368 millones el año pasado.

Los resultados para el primer semestre de 2018 totalizaron $182,5 millones para Camuzzi Gas Pampeana y Camuzzi Gas del Sur. El gran salto lo tuvieron durante el segundo trimestre del año, con ganancias totales por $520,8 millones, creciendo interanualmente un 51%.

“Las propias estadísticas oficiales muestran que, pese a los exorbitantes aumentos de las tarifas, la calidad del servicio no mejoró. De ahí la aplicación de multas que en muchos casos no se terminan pagando porque las distribuidoras apelan y se inicia luego un engorroso camino administrativo. Es decir, las inversiones realizadas por las empresas no se corresponden con lo que efectivamente están recaudando ya que le estarían dando prioridad al pago de dividendos”, criticó Martello.

Sobre el pago extra por la devaluación, Martello consideró: “Las distribuidoras tienen un colchón de recursos suficientes. Y afrontar las consecuencias de la modificación del tipo de cambio forma parte del riesgo empresario. En la Argentina, prácticamente no hay compañías que tengan el nivel de ganancias como las distribuidoras de luz y gas”.

En cuanto a la calidad de los servicios, el Defensor del Pueblo Adjunto aseguró que no hubo mejoras en base a las estadísticas del ente regulador (ENRE) que da cuenta del exponencial aumento de las sanciones aplicadas a las dos principales distribuidoras por incumplimientos en pautas establecidas, basadas en el perjuicio económico que le ocasiona al usuario recibir un servicio en condiciones no satisfactorias. Las sanciones en el semestre comprendido desde marzo 2017 a agosto de ese mismo año sumaron $ 213.653.049, mientras que en el semestre siguiente superaron los $367 millones. Es decir, significaron una suba del 71%. A su vez, Edenor y Edesur tienen que pagar resarcimientos extraordinarios por $136.274.460.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
Envianos tu Noticia!