Provincia renovó el sistema de datos y notificó 3.523 nuevos muertos por Covid-19

El gobierno bonaerense anunció un nuevo certificado de defunción digital y un sistema de “bases integradas” para contabilizar los fallecimientos por Covid-19. La nueva herramienta permitió detectar más de 3.500 muertes que no figuraban en el SISA.

Las jurisdicciones cuentan con dos fuentes de información para el registro de fallecidos, una nacional (SISA) y los registros provinciales. Para el monitoreo de la pandemia suele utilizarse la información proveniente del SISA, por lo que la información reportada es parcial.

Según el SISA, la Provincia tenía hasta el momento un total de 8844 fallecidos por Covid-19. El nuevo sistema de “bases integradas” reporta 12.566 muertes. Esta diferencia lleva la tasa de letalidad del 2,2% al 3,2%.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, aseguró: “Había un desfasaje entre lo que se cargaba en el SISA por los métodos habituales que son muy engorrosos que siempre generó retrasos. El sistema de camas nos permitió advertir este problema. Con el certificado de defunción digital podremos tener los datos de fallecimientos en tiempo real”.

“Estamos en un proceso de mejora y transparencia de la gestión inédito. El retraso lo han explicado muy bien Ginés Gonzalez García y el ministro de salud porteño, Fernando Quirós, pero nosotros le daremos una solución. Es la única provincia que ha desarrollado este sistema y lo ponemos a disposición del resto de las jurisdicciones”, explicó.



Por su parte, el viceministro, Nicolás Kreplak, detalló: “La fuente de información más fidedigna para conocer los fallecimientos es el Registro Nacional de las Personas que recopilan los certificados de defunción, el acto administrativo en el que el médico registra cada muerte. Con ellos se hacen los anuarios de información y los análisis de la mortalidad se conocen más de un año después”.

Y continuó: “Esto hace que se pueda conocer el impacto de las pandemias un año o más tiempo después. Con la digitalización de esta información permite tener información más dinámica que se pueda corroborar en tiempo real”.

Este problema que la Provincia resuelve con el nuevo sistema de datos integrado se repite en todo el país. El gobierno bonaerense adelantó que pondrá a disposición de todas las jurisdicciones su desarrollo para poder contar con estadísticas que no subestimen la cantidad de muertes.

“Cuando todas las provincias y la Ciudad de Buenos Aires informan las muertes utilizan la base del SISA, pero cada una de ellas tienen también el Registro de las Personas que no está digitalizado. Son dos registros paralelos que tienen información mayormente coincidente pero ocurren desfasajes. Ahora en la Provincia decidimos integrar los sistemas y logramos información 100% veraz y transparente”, señaló Kreplak.

Según el SISA, la Provincia tenía hasta el momento un total de 8844 fallecidos por Covid-19. El nuevo sistema de “bases integradas” reporta 12.566 muertes. Esta diferencia lleva la tasa de letalidad del 2,2% al 3,2%.

En total, son 3523 los casos que no estaban registrados. Un 60% de estos correspondían a efectores privados. A medida que aumentaron los casos se fue incrementando el desfasaje.

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, explicó: “Jamás hubo intención en ninguna jurisdicción falsear el conteo de fallecimientos, esto representa un gran desafío en todo el mundo”.

“La provincia es la primera en contar con una herramienta para conocer la cifra real y concreta de fallecimientos por Covid. Este desarrollo propio lo ponemos a disposición del resto de las jurisdicciones y sería muy importante que lo implemente CABA porque compartimos una región sanitaria única y eso nos permitiría tener estadísticas más fidedignas. El mundo tiene un problema con el conteo pero la Provincia ya no lo tiene”, agregó.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios