Papelón: El flamante puente ferroviario de Luján es muy angosto y no pasan los trenes

La semana pasada TODO PROVINCIAL informó sobre la colocación del puente ferroviario que evitaría el cruce a nivel en Ruta 5, en el marco de la obra de autopista Luján-Bragado. Sin embargo, cuando comenzaron las pruebas detectaron que la estructura es demasiado angosta por lo que tendrán que hacerle modificaciones.

La estructura colocada sobre las vías del ferrocarril Sarmiento fue construida en el Astillero Storni en la Ciudad de Buenos Aires, con una inversión de 1200 millones de pesos.

“El puente del bypass a Luján está montado en su totalidad. Esto me emociona. El devenir del proyecto y de la obra en sí comprueba la eficiencia con la que se ha venido manejando el proyecto. Respondimos con hechos a un reclamo histórico de los habitantes de Luján. Los autos y camiones dejarán de circular por un puente que data de 1.940, donde no entran dos vehículos al mismo tiempo, con el riesgo y los trastornos que eso implica”, había anunciado Javier Iguacel, administrador general de Vialidad Nacional.

Sin embargo en las pruebas previa a la inauguración no todo salió tan bien. Diego Hormachea, trabajador ferroviario y delegado de la línea Sarmiento aseguró al portal local www.tribunadelpueblo.com.ar que “al puente lo mandaron a hacer a un astillero y hubo varios errores. Uno de ellos es la medida, el otro error es que los puentes están con terminaciones rectas y el puente es respecto de la autovía de orientación oblicua. Tuvieron que hacer varios cambios”.

El trabajador consideró que es un “papelón” que en una “mega obra se hayan equivocado en un puente”, y relató: “Probaron las máquinas (locomotoras) y pasaban muy ‘finitas’ (ajustadas), pero los coches no pasaban”.

 “El viernes estaban desesperados, querían hacer la foto, estaban todos para eso y se encontraron con que los trenes no pasaban por el puente. Estaban desesperados buscando una solución. Al parecer van a retirar un poco hacia afuera las barandas, o cortarlas para ganar espacio. Lo que pasa es que la baranda no es un adorno, es un refuerzo de la estructura”.

Ante esta información, el titular de Vialidad, Javier Iguacel, explicó que “con el fin de evitar el corte del servicio por 6 meses al construir el puente in situ (en el lugar), se decidió construirlo externamente en un taller y luego montarlo en el lugar y con esto el servicio se interrumpe solo 6 días”.

Y agregó: “En el montaje del puente, con el fin de que pudieran atravesarlo todo tipo de locomotoras, se produce el corte de los bordes superiores que con la sobredimensión estructural que tiene el puente no afecta en nada el mismo”.

“Dichas tareas son todos ajustes al puente ya montado, el que está en condiciones de prestar el servicio óptimamente”, concluyó el funcionario.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios