Pablo Moyano pidió una actitud más fuerte del Peronismo bonaerense contra las medidas del gobierno

Este martes se llevó a cabo en la localidad de Hurlingham la cumbre del PJ Bonaerense, luego de tres meses de inactividad. Durante el encuentro, el dirigente camionero, pidió una actitud más combativa frente a tres ejes claves: el desembarco del FMI, el DNU de las Fuerzas Armadas y el deterioro de la industria nacional. “No puede ser que el peronismo no haya movilizado”, cuestionó sobre la movilización en torno a la visita de la directora del organismo internacional el viernes último

El encuentro estuvo encabezado por el presidente del partido, Gustavo Menéndez y contó la asistencia de numerosos intendentes y dirigentes de la región, quien a rememorar que el último encuentro se llevó a cabo en abril, en la localidad de Cañuelas, sugirió que las reuniones pasen a ser mensuales dada la conflictividad social reinante.

Por su parte el vicepresidente segundo del partido, Pablo Moyano pidió una presencia más fuerte del Peronismo bonaerense contra las medidas que los gobiernos nacional y provincial se encuentran llevando adelante, y pidió hacer eje en tres focos centrales: el DNU que propones cambios en las fuerzas Armadas, el desembarco de una nueva misión del FMI y en defensa de la industria nacional.

“Creo que hoy el Peronismo, y fundamentalmente en la provincia de Buenos Aires tiene que hacer eje en tres focos centrales: uno las fuerzas armadas; segundo la llegada de Lagarde que vino con la misión de seguir esclavizando a los trabajadores y a los jubilados, no puede ser que el Peronismo no haya movilizado”, expresó.

“Después nos quejamos cuando los partidos de izquierda, que no coincidimos en la cuestión ideológica, pero si en los reclamos, pero el Peronismo no estuvo, siendo nuestra bandera de resistencia la presencia del FMI”, dijo sobre el faltazo del PJ a la movilización convocada para el viernes último con motivo de la llegada de Cristine Lagarde al país.

Por último, Moyano pidió mayor presencia del PJ en defensa de la industria nacional, hoy jaqueada por la recesión y la apertura indiscriminada de importaciones: “El Peronismo tiene que salir en defensa del trabajo argentino, vemos como día a día van cerrando las pequeñas empresas por la invasión de productos extranjeros”, dijo. “Ni más ni menos tenemos que retrotraernos a los años 90, estos son mucho peor porque tienen todo el aparato empresario y mediático”, completó.

En tanto apuntó que “Este gobierno desprecia a los trabajadores, la mayor demostración de ese odio son las medidas que está tomando”. “En primer lugar, creo que la mayor reacción que han demostrado los trabajadores fue el 25 de junio con el paro general que llevó adelante la CGT. No sé si fue llevado adelante por la conducción de la CGT, sino por la presión de millones de trabajadores que están siendo afectados por este modelo económico”, añadió.

En tanto sostuvo que “El gobierno le quiere demostrar al FMI cómo doblega a los gremios para que no reclamen. Porque van a venir nuevamente con la reforma laboral y ahí tienen que estar los trabajadores organizados y el Peronismo bonaerense”.

A finalizar, coincidió con el dirigente de SMATA en la necesidad de “salir a militar”: “Coincido con el diagnóstico de Pignanelli que hay que salir como militantes a convencer y a motivar a nuestros afiliados”. Vemos que lamentablemente, por este ataque del gobierno nacional y provincial, muchos compañeros están desilusionados, muchos están desocupados y esa falta de militancia hace que hoy el Peronismo no pueda llevar adelante una movilización”, apuntó.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios