Las Fake News de ayer, de hoy y del mañana ¿Se pueden controlar?

Por: (@MarianoGandini) Editorial en TodoprovincialRadio

Somos parte del mundo digital que creció exponencialmente en los últimos 10 años o 15 años, Todoprovincial.com hace 8 años que transita la senda informativa y de generación de contenidos propios. Somos un medio de comunicación que busca llevarle a los lectores información veraz, chequeada y corroborada. Pero también nos cruzamos en el camino con la Fake News. La que nos atraviesa a todos y nos atravesó a todos a lo largo de la historia.

Algunos dirán, pero Fake News es una palabra nueva, de los últimos años. Si, eso es verdad. Pero la noticia falsa No. La noticia falsa es tan vieja como la noticia. Y los medios de comunicación hemos tenido mucho que ver en esto.

Sé que es un tema para el debate, largo y tendido, que se escribió mucho y que se busca siempre darle un sentido “repúblicano” e “institucional” a algo que para mi forma de verlo, es casi imposible de controlar.

En una entrevista con la TV Pública, el vicepresidente de ENACOM, Gustavo López, manifestó que “hay un debate que recién comienza que abre Télam con una sección para distinguir y diferenciar noticias falsas” y explicó que “una noticia falsa no es una opinión, sino que según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, una noticia falsa es la real malicia porque se sabe que es falso y se comunica como una noticia verdadera”.

Estoy de acuerdo con eso, pero también entiendo, y lo hemos estudiado a lo largo de toda la carrera de comunicación social en la UNLP, que las noticias son construcciones y subjetividades. Y que lo que para alguien es falso, para otro puede ser verdadero, según el punto de vista, el contexto y hasta la ideología que posea.

La importancia acá, y en eso si voy a ser un defensor a ultranza de nuestro trabajo y profesionalismo, es que papel juegan los Comunicadores, los periodistas, todos los que desde un lugar de informadores dan la información. Somos en ese sentido los únicos capaces de ponerle la firma y el sello a cada noticia, a cada dato, a cada comentario.

Esa debe ser nuestra “gran tarea” para el futuro contra el sistema generador de las noticias falsas, hoy más que nunca, en ser la fuente de confianza de los lectores, oyentes o televidentes que busquen seriedad, honestidad y profesionalismo a la hora de encontrarse con una noticia.

Ahora sepamos algo, no vamos a poder controlar las Fake News, pero si aminorar el daño que busca generar en nuestras comunidades.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios