Solidaridad para más Techo, Tierra y Trabajo

Por: Mariano Gandini (Editorial-Todoprovincial radio) – Imagen: Muralista Luxor

La pandemia desnuda la desigualdad y un cambio de época. La solidaridad. El papa francisco decía “Solidaridad es una palabra que no cae bien siempre. Muchas veces la hemos transformado en una mala palabra”.

La REALIDAD que tenemos en la argentina, en PLENA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS nos sumerge en el fango de un 50% DE LA POBLACIÓN EN LA POBREZA. Si. Escucharon bien, no se hagan los ZONZOS. 50% debajo de la línea de la pobreza.

4400 barrios populares donde viven 5 millones de personas en la Argentina. 1800 pertenecen a nuestra provincia de Buenos Aires.

Hay que integrarlos, hay que urbanizarlos, es LA DEUDA PENDIENTE  que tenemos como sociedad.

Mientras dejamos que miles de millones de pesos, y me hago cargo como Argentino, dejamos que la telefónicas, las mineras, las energéticas, y todas las multinacionales que vienen y se llevan los recursos, LOS BANCOS, no nos olvidemos de ellos. Bueno todos, que parece que nadie los controla, o verdaderamente nadie los controla. Ahí está, es el momento, es la época, para que de una vez por toda la sociedad en su conjunto pueda darle una respuesta a LOS OLVIDADOS y se les dé LA OPORTUNIDAD que ellos merecen.

Y acá se habla hipócritamente de los más vulnerables, porque siempre es más fácil y más cool hablar de los que peor la pasan, pero señores, HAY UNA CLASE MEDIA, una clase profesional, una clase preparada, que tampoco le dan los números.

 La burbuja inmobiliaria se los lleva puesto ¿quién pude acceder a una vivienda hoy?. Cuando sabemos que un departamento en una ciudad no baja de los 70, 80 o 100 mil dólares. Siendo bueno son MÍNIMO 5 MILLONES Y MEDIO DE PESOS, si tomamos una dólar a 70 si los llevamos al blue, es impensado, SUPERA LOS 10 MILLONES DE PESOS. Alguien cree que un profesional que recién inicia con un sueldo promedio de 40, 50 o 60 mil pesos puede llegar a esas cifras.

Garantizar el suelo urbano, lotes con servicios, Tierra para que los más vulnerables, los trabajadores, los profesionales y muchos que durante los últimos años no pudieron llegar, puedan acceder a su vivienda propia.

La economía popular es una salida laboral para aquellos que no están inmersos en el sistema, debemos fortalcerlo, debemos dejar de mirar para otro lado y ser solidarios con nuestros compatriotas y hermanos latinoamericanos en un momento donde el mundo se desbarranca.

El Papa Francisco lo decía por octubre del 2014: “Pensar y actuar en términos de comunidad, de prioridad de vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos. También es luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, la tierra y la vivienda”.

Demos una vuelta de timón, dejemos de pensar en la salvación del dinero y la acumulación de riqueza para nada. Logremos saldar esa deuda histórica que tenemos con nuestros patriotas y con nuestros libertarios, aquellos que dejaron la vida por la independencia de nuestros pueblos  como San Martín, Moreno, Urquiza, Simón Bolivar y tantos otros para que seamos libres de verdad.

 

 

 

 

 

  1. seoengine
    junio 11, 19:27 seoengine

    Se entiende el contexto de lo que se quiere hacer ver aquí y es importante destacarlo, buen artículo

    Reply this comment

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios