Drones agrónomos, la tecnología en pos de nuestras tierras

febrero 17, 2021 | Información General

La agricultura de precisión y la utilización de drones para nuestros cultivos es una moneda común en casi todo el territorio argentino, ya que, además de eficientizar la utilización de los insumos, beneficia la sostenibilidad ambiental.

La utilización de drones agrícolas y de imágenes aéreas puede favorecer mucho la optimización de las tierras y el correcto uso del agua. También, puede posicionarnos en el mercado, ya que la aplicación de estos materiales deja a la vista nuestra responsabilidad socio ambiental. Un punto que hoy es muy importante.

¿Para qué utilizar drones?

Dejando de lado el aspecto tecnológico y vanguardista meramente estético, la realidad es que pueden facilitarnos y ahorrarnos mucho trabajo.

Estos productos de agricultura de precisión pueden utilizarse para:

  • Riego, fumigación y aspersión.
  • Inventarios, monitoreo y análisis de imágenes
  • Planeación, fertilidad y plantación.
  • Monitoreo y seguimiento de los cultivos.

De una u otra forma, si bien inicialmente la inversión será grande, a la larga nos ahorrarán no solo dinero, sino también mucho tiempo. Pueden cubrir miles de hectáreas en un solo vuelo capturando datos precisos.

Drones para riego, fumigación y aspersión

Para el riego, la fumigación y aspersión de los cultivos, estos equipamientos serán ideales. Son mucho más exactos que un avión ya que estos últimos están pensados para espacios macros y no pueden ser tan precisos.

Esto hace que, en comparación, los drones optimicen ampliamente la utilización de productos o del agua que apliquemos. Y, algo no menor, puede ahorrarnos el alquiler de los aviones y las horas de trabajo del piloto.

Drones para inventarios y análisis de imágenes

Esta herramienta puede ayudarnos a chequear el estado de nuestra plantación a través de las imágenes que captan durante sus vuelos. Por medio de un mapa de colores falsos, podremos analizar la salud de nuestro cultivo. Nos brindará información precisa de en qué sector hay algún problema.

Pueden cubrir de forma completa grandes fragmentos del territorio, permitiendo chequear y hacer inventarios de cualquier sector sin importar su accesibilidad. Podemos imaginarnos los beneficios económicos y de tiempo que ganaremos.

Claro está que, para poder aprovechar esta herramienta, debemos capacitarnos y entender el significado de estas imágenes, las cuales hasta pueden ser en 3D. Pero una vez que aprendamos, podemos asegurarnos, que vale la pena.

Por último, nos permite monitorear el desarrollo de nuestros cultivos y detectar plagas con la frecuencia que deseemos. ¡Hasta día a día! Algo imposible si tuviéramos que hacerlo a pie.

Drones para planear, fertilizar y plantar

Mapear los campos con drones puede servir para analizar el progreso de las plantaciones e identificar que semillas y variedad químicas sirvieron o necesitamos cambiar. Su maniobrabilidad permitirá ver una imagen más acabada de todas las hectáreas trabajadas.

La comparativa de sus imágenes entre temporadas de cultivo servirán para analizar a futuro si el proceso de fertilización fue el más adecuado o puede mejorarse. Y, una vez sembrado, pueden ayudar al conteo de las plantas de una forma exacta, evaluando la calidad de la plantación.

¿Qué necesito para pilotear un dron?

Los drones son sinónimo de agricultura de precisión, pero ¡alto ahí! No es tan sencillo como ir a comprarlo y ya. Argentina tiene reglamentado el manejo de estos aparatos, sea cual sea el uso que le demos. A continuación, dejamos tres cosas básicas que debemos tener en cuenta:

  • Necesitaremos registrar nuestro dron en el Registro Nacional de Aeronaves del ANAC.
  • Tendremos que tener licencia para volarlo. Para esto, debemos ser mayores de edad. En caso de tener 16 o 17 años, el interesado deberá presentarse con un adulto responsable.
  • ¡ATENCIÓN! Está prohibido volar sobre aeropuertos, aeródromos o helipuertos y sobre zonas urbanas muy pobladas.

En conclusión, este tipo de equipamientos necesitan habilitación. Si vamos a adquirir uno, podemos entrar a la página de la entidad regente para asegurarnos de tener todo en regla y evitarnos problemas burocráticos que pueden hacernos pasar un mal momento.

Controlar nuestros cultivos nunca fue tan fácil y hasta entretenido. ¿A quién no le hace ilusión monitorear uno de estos? ¿O acaso somos a los únicos a los que lo retrotrae a la infancia? ¡Son la una versión alada (y más cara) de los autitos a control remoto!

 

 

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *