Coronel Suárez / Después de 40 años volverá a funcionar el histórico reloj del palacio municipal

Uno de los relojes más emblemáticos de la provincia y de un edificio histórico del distrito, comenzará a funcionar el 1° de enero.

Luego de más de 40 años, por decisión del Intendente de Coronel Suárez Roberto “Pachi” Palacio; se remodeló y reparó el reloj interno del palacio municipal con nuevas tecnologías, cambio de cuadrantes y los accionadores de campanas, buscando revalorizar uno de relojes más emblemáticos del interior de la provincia y un edificio histórico del distrito.

Las campanadas serán las correspondientes a la hora actual, sonando de 8 a 22hs, manteniendo el reloj en hora, pero sin campanas, fuera de éste horario.

Cabe destacar que debido al programa software del reloj todos los 24 y 31 de diciembre de cada año el reloj sonará hasta las 12 de la noche.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las tareas llevaron 2 meses de trabajo de la empresa Delta Electro-Soft de Sergio Pane y de un diseñador industrial, que se ocupó de lo estético dándole el mismo aspecto que tenía en 1912.

Es importante destacar que el viejo mecanismo, será acondicionado visualmente para su exposición en el Museo Municipal, de forma tal que la comunidad pueda apreciar como era su funcionamiento y estructura, a la vez que es informada de las virtudes del nuevo mecanismo que funciona en el reloj moderno.

Historia del Reloj:

El 4 de marzo de 1906 el Honorable Concejo Deliberante dio curso al pedido del Poder Ejecutivo para la ampliación del edificio municipal.

Las obras no consistieron solamente en la ampliación, sino también en el embellecimiento, agregando en su exterior una pequeña cúpula central con un reloj. En su interior la iluminación fue posible gracias a la incorporación de una cubierta de vidrio.

En estos más de 100 años, muchas fueron las personas que mantuvieron la máquina en funcionamiento cómo así también la estética de los cuadrantes de los 4 relojes. A pesar de su buena voluntad la maquinaria, hoy con más de 100 años, no resistía más reparaciones.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios