Gisella Solís desapareció y su pareja se suicidó de un disparo cuando la policía intentaba entrar a la habitación del hotel

Gisella Solís Calle, de 47 años, fue vista por última vez el pasado miércoles en Berisso. La policía esperaba que su pareja vuelva de la costa atlántica para que brinde información, pero Abel Casimiro Ocampo (50) se suicidó en horas de las madrugada en un hotel céntrico de la ciudad de La Plata.

Gisella Solís Calle es buscada intensamente desde hace cuatro días cuando desapareció tras una discusión con su pareja. Los familiares creen que nada indica que pudiera tomar la determinación de iniciar un viaje o esconderse de sus contactos habituales.

La mujer de 47 años, que vive en Villa Argüello -al sudoeste de Berisso-, habría tenido una larga discusión el miércoles pasado con su pareja, un veterano de Malvinas, de 50 años. Desde entonces no se sabe nada de la mujer. El hombre emprendió un viaje a la Costa del que debería retornar este domingo: la Policía lo esperaba para pedirle información que ayude en la búsqueda.

Abel Casimiro Ocampo no tenía antecedentes de ningún tipo, se pegó un tiro en la cabeza con una carabina calibre 22 cuando la Policía estaba por entrar a su habitación del hotel. Fue trasladado por el SAME al Hospital San Martín, donde murió horas más tarde.

Según explicó su hermana a los medios, Ocampo tenía una “doble vida” -es decir otra familia-, y ese habría sido uno de los principales motivos de la discusión que tuvieron el martes, luego de la cual la mujer desapareció.

Sebastián Zúñiga, sobrino de Gisella expresó a los medios “Mi tía es odontóloga y el miércoles por la mañana debía ir a trabajar al centro de Capital Federal. Por allí no apareció y desde entonces perdimos todo contacto con ella. Solo sabemos que de la casa se llevó solo su teléfono celular”.

“Es una persona grande, formal con sus cosas. Ella no dejaría de ir a trabajar. Lo mismo nos llamó la atención que en su casa, el ambiente estaba extraño, por ejemplo con algo que parece un vómito mal limpiado. Ella es muy ordenada. Lo mismo en la relación con la familia. No se iría sin avisar”, indicó Zúniga.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios