“Ferraresi se va dejando básicos de indigencia y trabajadores despedidos durante la pandemia”, apuntaron desde el Sindicato de Trabajadores Municipales

Daniel Ferro del STMA se refirió al reciente nombramiento del intendente de Avellaneda al frente del Ministerio de Hábitat y Vivienda y recordó las cuentas pendientes que deja con el salario y las condiciones laborales de los trabajadores que dependen de la comuna. De hecho el gremio que conduce Hernán Doval viene de denunciar irregularidades en la paritaria “cerrada a la baja con gremios afines” y el despido de 10 trabajadores de obras públicas en medio de la pandemia.

Este martes se formalizó la primera renuncia dentro del Gabinete de Alberto Fernández. María Eugenia Bielsa abandona el Ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat y será reemplazada por Jorge Ferraresi, hasta ahora intendente de Avellaneda. En la comuna se dirime ahora quién será su reemplazo, que de acuerdo con la Ley Orgánica de los municipios debería quedar en manos del primer concejal. En este caso la función debería recaer sobre Alejo Chornobroff, quien se desempeña como jefe de gabinete municipal. Pero por otro lado se encuentra el presidente del Concejo Deliberante, Hugo Barrueco, tercero en la lista y aspirante al cargo. En el medio se encuentra la concejal de la Cámpora Sabrina Rearte, quien pediría licencia para que Barrueco llegue al primer escanio, en el caso de que Chornobroff también abandone.

 

No obstante y más allá del debate en torno al reemplazo de Ferraresi al frente de la gestión municipal, Daniel Ferro, secretario de Prensa, Difusión y Cultura del STMA, se refirió a las cuentas pendientes que el ahora ministro deja con los trabajadores municipales. En ese sentido manifestó en diálogo con Todo Provincial:

“Como intendente le cambió la imagen a la ciudad, y creo que eso es lo que valoraron desde Nación, pero con los trabajadores municipales tuvo un comportamiento muy miserable, poniendo en jaque siempre los salarios, con mal trato, amenazas, quita de bonificaciones y horas extras, despidos. Nunca respetó la Ley de los municipales que es la que nos garantiza las condiciones salariales y laborales”.

En esa línea añadió que el traspaso se da en medio de una denuncia del STMA por irregularidades en la última paritaria en la que el único gremio con personería gremial no fue convocado y que deja el salario básico municipal por debajo de la línea de indigencia.

Al desglosar el acuerdo, Ferro detalló que hoy el básico del empleado municipal se encuentra en los 15 mil pesos. “Con el 7% de aumento de noviembre va a pasar a ser de 16.050 pesos, Con el 5% de aumento de diciembre vamos a cobrar a fin de año un Básico de $16.800 pesos, con el 8% de aumento de febrero de 2021 va a pasar a ser de $18.000 pesos y con  el 7% de abril va a pasar a ser de 19.050 pesos”, completó y afirmó que con estas cifras, acordadas entre bambalinas con “gremios afines”, el salario municipal no va a alcanzar a equiparar la canasta básica actualizada en septiembre por el Indec, y que establece los 19.430 como piso de la indigencia.

“Esto quiere decir que con este ‘aumentazo’,  el Salario Básico que vamos a cobrar en mayo de 2021 está por debajo del Nivel de Indigencia de Septiembre de 2020, ni hablemos del índice de Pobreza que desde septiembre de 2020 está en 47.215 pesos”, cuestionó el dirigente.

En tanto agregó que a falta de una instancia formal de discusión paritaria, el Ejecutivo de Avellaneda avanzó con nuevos recortes que terminan por perjudicar aún más el ingreso de los trabajadores. En ese sentido expresó que “Todo esto se da en un contexto de ajuste y reestructuración que viene realizando la Municipalidad quitando Jornadas Prolongadas y Sextas Jornadas y bajando los montos de la Bonificación por Trabajo en Equipo”.

“Para el año que viene la Municipalidad planifica un aumento de Tasas del 50%. Vamos a pagar más de aumento de Tasas de lo que vamos a cobrar de aumento de Sueldo”, expresó Ferro tras describir el complejo panorama de deterioro salarial.

“A esto hay que sumarle que en diciembre ingresarán a la Municipalidad trabajadores de recolección que van a cobrar 5 veces más de los que cobramos por la realización de la misma tarea”, cuestionó.

El ex emperador de Avellaneda terminó castigando a los trabajadores que le pusieron el cuerpo a la pandemia durante todo este tiempo, y no es justo que hoy salgan a la luz personajes que estuvieron escondidos durante toda la crisis sanitaria para firmar un acuerdo miserable y vergonzo”, manifestó al tiempo que informó que el STMA llevará nuevamente el reclamo ante el Ministerio de Trabajo, ya que se violó la Ley de Organizaciones Sindicales y la Ley propia de los municipales de Paritarias y Negociación Colectiva (14656).

10 Despedidos en plena pandemia

Al corolario de cuentas pendientes que deja Ferraresi con los empleados de la comuna, Ferro suma el despido de diez trabajadores de Obras públicas, de la Unidad Ejecutora de Viviendas. Todos con al menos tres años de antigüedad: “Es decir no respetó la ley 14656 que garantiza la estabilidad, pero tampoco respetó el decreto presidencial que prohíbe los despidos durante la Pandemia”.

 

El peor “debe”

Para finalizar Daniel Ferro, recordó una cifra lamentable que también quedará en “el debe”: “Ferraresi, está en la gestión municipal de Avellaneda desde el año 1991  cuando asumió como secretario de Obras Públicas, bajo la administración de Baldomero Cacho Álvarez. Durante su gestión como secretario y después como intendente hubo cinco trabajadores muertos en horario laboral, por la desidia, por no cumplir con las medidas de seguridad e higiene. Cinco trabajadores de su gestión, espero que donde vaya muestre obras pero además cuide a los trabajadores que ponen el cuerpo para hacerlas”.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios