Todoprovincial te muestra la carta que envío el intendente de Pringles a sus vecinos tras el conflicto gremial que sufre el municipio

“Verdades y mentiras de un conflicto gremial”, ese es el título que eligió el jefe comunal de Coronel Pringles, Carlos Aníbal Berterret para la carta que le escribió a sus vecinos explicando el conflicto gremial que por estas horas vive su ciudad. TODOPROVINCIAL consiguió la carta que envió el intendente a su pueblo y a continuación está completa:

Estimados vecinos:

Desde el jueves 20 de octubre la actividad municipal, y con ella el bienestar de la comunidad, se ha visto afectada por el accionar del Sindicato de Trabajadores Municipales adheridos a la Fe.Si.Mu.Bo.

En esa fecha, dirigentes gremiales y trabajadores de diversas áreas del municipio tomaron la decisión de iniciar un estado de alerta, movilización y asamblea permanente que implicó, lisa y llanamente, el quite total de colaboración. Esto es: presentarse en las áreas municipales pero no trabajar. Esto significó el paro de servicios tales como recolección y tratamiento de residuos, barrido, mantenimiento de espacios verdes, reparación y acondicionamiento de calles de tierra, trabajos de obras públicas y planta depuradora.

No hace falta señalar que los vecinos son los primeros perjudicados: residuos que se acumulan y un malestar notable es lo que se respira en nuestra ciudad, ante una realidad compleja en los servicios municipales.

El martes 25, el citado sindicato –luego de una Inspección del Ministerio de Trabajo- decidió realizar un cambio en su protesta: la nueva etiqueta señalaba un estado de alerta, movilización y asamblea deliberativa. Ya no sería un quite de colaboración total sino parcial: sus afiliados trabajarían dos horas por turno.

Turnos de dos horas vienen desarrollándose desde el martes pasado, con el consecuente incremento de los problemas en la prestación de los servicios. Y la comunidad queda en el medio. Los ciudadanos, que son quienes pagan los sueldos a los trabajadores municipales, no ven resultados.

De acuerdo a la notificación recibida por el Municipio, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Coronel Pringles adherido a la Fe.Si.Mu.Bo realizará un paro total de actividades desde la 0 hora del lunes 31 de octubre y por un plazo de 48 horas. De esta manera, el calendario marca casi dos semanas de conflicto.

La comunidad debe saber cuáles son los argumentos dados para esta nueva medida de fuerza y cuál es la veracidad de lo que vienen sosteniendo los representantes locales de la Fe.Si.Mu.Bo.:

· Solicitan que “se reabra el diálogo”, cuando el municipio jamás interrumpió ni suspendió dicha instancia. Es más: mediante el Decreto N° 1021, se creó la Mesa de Diálogo con la totalidad de las Asociaciones Gremiales para tratar las cuestiones vitales de los trabajadores municipales, incluyendo las salariales. Dicha Mesa funciona sistemáticamente desde febrero de este año y en sus actas puede leerse el trabajo conjunto de quienes la integran.

· Acusan a integrantes del Departamento Ejecutivo de tener conductas intimidatorias y amenazantes hacia los municipales movilizados. La realidad es que jamás esta gestión ha ejercido presión a fin de violentar medidas de fuerza, en reconocimiento de derechos insoslayables de los trabajadores. Sin embargo, sí se han observado dichas conductas desde la faz gremial hacia el gabinete, según consta en exposición realizada en la comisaría local el pasado 22 -sólo por citar la más reciente-.

· Se quejan de la “falta de participación” del intendente en la Mesa de Diálogo, lo que demostraría “una falta de interés en la resolución de conflictos y una actitud discriminatoria” para con el sindicato en cuestión. Hay que aclarar nuevamente: fue esta gestión la que creó el mecanismo institucional para el consenso entre gremios y Municipio. Es en esta gestión donde hay reuniones periódicas y sistemáticas. Es este gobierno, representado en las reuniones de la Mesa por funcionarios de acuerdo a lo que establece la normativa vigente, quien trabaja codo a codo con todos los gremios por igual. Porque no hay gremios de primera y de segunda, todos participan y la prueba está en las actas que emanan de cada reunión.

· Amenazan con declarar la nulidad de los acuerdos celebrados en la Mesa de Diálogo, amparándose es supuestas falencias en la representatividad y participación del gremio y del Municipio. Hay que entender que, de prosperar lo que la dirigencia local de la Fe.Si.Mu.Bo. plantea, todos sus afiliados deberían reintegrar a la comuna la totalidad de los aumentos y bonificaciones recibidos. Este perjuicio contra sus mismos afiliados se contradeciría con la supuesta lucha por una mejora salarial de los trabajadores.

· Protestan por la falta de conformación de la “Junta de Ascensos y Calificaciones”, tema que se viene tratando en los encuentros de la Mesa de Diálogo que se realizan los miércoles. Pero claro, posiblemente desconozcan el estado de avance de dicho tema por haber faltado a las reuniones en tres oportunidades consecutivas.

· Citan las condiciones de los baños del Parque Vial como un factor problemático para los trabajadores. Debe saberse: el Municipio, con el dinero de los contribuyentes, ha reparado dos veces dichos baños en lo que va del año. También debe conocerse que las roturas han sido intencionales en cañerías, canillas, mochilas y desagotes. Nuevamente –y esperamos que la tercera sea la vencida-, los baños serán arreglados y ya se han adquirido los materiales para tal fin.

· Piden la reapertura de la paritaria desconociendo el mecanismo aprobado por ellos mismos en la Mesa de Diálogo. El 16 de febrero pasado se estableció, con el acuerdo de todos los gremios, una cláusula de ajuste o reapertura de paritaria: toda vez que la inflación supere el aumento salarial. O dicho de otra forma: cuando el porcentaje de aumento salarial sea inferior al porcentaje de inflación. De acuerdo al Índice de Precios al Consumidor elaborado por el Congreso, la inflación en lo que va del año asciende al 31,8% (de enero a septiembre inclusive). Del otro lado, el incremento salarial de nuestros municipales ha sido del 37% para el mismo período, con porcentajes mayores en la base de la pirámide salarial. Esto es: los trabajadores municipales que menos percibían en concepto de remuneración, más aumento han recibido este año. Este argumento tampoco justificaría las medidas de fuerza de la Fe.Si.Mu.Bo. a nivel local.

· Pretenden un bono adicional al que ya se está otorgando. En la reunión de la Mesa de Diálogo del pasado 19 de octubre, el municipio se comprometió a mantener la bonificación de $500 hasta febrero de 2017 (aunque vencía este mes). El ejecutivo puso los números sobre la mesa, se determinó la imposibilidad económico-financiera de un bono adicional y los gremios comprendieron la situación, tal como consta en el acta de dicha reunión. No obstante, y a pesar de haber firmado el acuerdo, el jueves 20 la medida de fuerza sorprendió a todos y este nuevo paro confirma los desaciertos.

El camino

El gobierno municipal no encuentra argumentos legítimos para una nueva medida de fuerza por parte del Sindicato de Trabajadores Municipales de Coronel Pringles adheridos a la Fe.Si.Mu.Bo., en este caso, un paro general de actividades por 48 horas.

En lo administrativo, se ha hecho constar la refutación a cada argumento esgrimido mediante expediente. A la comunidad le explico, con estas líneas, las diferentes aristas de un conflicto que está rozando la ilegalidad.

Desde el 25 de enero pasado se encuentra vigente la Emergencia Sanitaria Ambiental en el Partido de Coronel Pringles (Decreto 60/16). Establece que deben garantizarse, sin excepción alguna, la prestación y mantenimiento de los servicios esenciales mínimos para los vecinos de nuestra ciudad, entre ellos: barrido y recolección de residuos.

Considerando todos los factores; habiendo solicitado la revisión de la decisión de la medida de fuerza; encontrándose vigente la Emergencia Sanitaria Ambiental y entendiendo que los vecinos no pueden ser rehenes de una disputa; este gobierno municipal procederá a solicitar la declaración de ilegalidad del paro ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

Asumimos el compromiso de llevar adelante un gobierno justo, equilibrado, transparente y que coloque al vecino en el norte de la gestión. El camino para cumplir estos objetivos es y será dentro de la legalidad, sin excepción alguna.

Carlos Aníbal Berterret
Intendente Municipal

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios