“Estamos abriendo el camino en Sudamérica”: Lía Aerospace planea lanzar los primeros satélites en 2024

febrero 12, 2021 | Información General, Tapa

Todo Provincial entrevistó a Dan Etenberg, CEO de Lía Aerospace, la primera empresa privada argentina dedicada al desarrollo de cohetes espaciales para el lanzamiento de pequeños satélites a baja órbita.

“Nuestra empresa nació hace un año y medio. El objetivo es desarrollar cohetes espaciales para hacer frente a un mercado que creemos que va a tener un gran crecimiento que es el lanzamiento de pequeños satélites para un montón de usos diferentes”, explicó Etenberg.

“Desarrollamos motores de cohetes. El Zonda 1.0 fue diseñado y construido íntegramente por nosotros en nuestro laboratorio y fue el primero del mundo a biodiesel. Por otro lado, fue el primer cohete a combustible líquido diseñado, construido y volado por una empresa privada en toda Sudamérica. Eso nos posiciona como los que estamos empezando a abrir el camino en el continente”, destacó el ingeniero.

El 24 de febrero, Lía Aerospace lanzó con éxito un cohete de 3,8 metros de largo, en un verdadero hito para la industria nacional por tratarse el primero propulsado por biodiesel en el mundo. En el lanzamiento de prueba, el Zonda 1.0 alcanzó 3 kilómetros de altura.

“Además de los entes gubernamentales que hace mucho tiran cohetes y sus contratistas, comenzaron a aparecer empresas privadas que hacen lanzamientos. SpaceX es la más importante. Es una compañía que lanza carga pesada, nosotros apuntamos a algo más chico para enviar carga más liviana de forma más ágil y rápida”, señaló Etenberg.

Y agregó: “Hay varias compañías que apuntan al mismo mercado en todo el mundo, principalmente en Europa y Estados Unidos. El mercado es chico a nivel local pero hay que verlo como algo a nivel global”.

Lía Aerospace apunta a lanzar satélites pequeños a baja órbita terrestre, entre 300 y 800 kilómetros de altura. Los emprendedores argentinos aseguran que el mercado está girando en esa dirección y que muy pronto habrá un tráfico espacial masivo.

“El Tronador era bastante más grande que nuestro cohete. La idea nuestra es lanzar hasta 250 kilos, un cubesat puede pesar entre 1 y 50 kilos. Nosotros podíamos llevar unos cuantos de esos o uno más grande. El segmento que más va a crecer es el de los satélites pequeños”, remarcó Etenberg.

En Magdalena lanzaron el primer cohete propulsado por biodiesel del mundo


“Magdalena tiene un historial espacial muy interesante”

Sobre el lugar elegido para probar el Zonda 1.0, el CEO de Lía Aerospace explicó: “Magdalena tiene un historial muy interesante en la historia aeronáutica y aeroespacial argentina. Pudimos conseguir la ayuda necesaria para trabajar mucho tiempo y hacer el lanzamiento. En Magdalena desde hace muchos años que se lanzan cohetes”.

“La Tierra gira hacia el este, si uno lanza un cohete hacia el este aprovecha la velocidad inicial lo que permite llevar más carga útil. La costa argentina que apunta hacia el este y es muy despoblada es espectacular para los lanzamientos. Tenemos planificado tener más de un lugar de lanzamiento en la costa argentina”, remarcó.


SpaceX y la CONAE

Etenberg aseguró que SpaceX es “todo lo que está bien” pero que Lía apunta a cohetes más chicos. “De todos modos su política de ingeniería es un modelo a seguir. Lo que hicieron en tiempo récord y con mucho menos presupuesto es asombroso”, subrayó.

Sobre la CONAE, expresó: “Hace un trabajo espectacular pero la gente no sabe lo difícil y lo caro que es desarrollar tecnología espacial. Un cohete es una cadena interminable de eslabones muy delicados, si uno falla todo sale mal. A las grandes compañías le siguen reventando cohetes”.

Y agregó: “Lamentablemente la CONAE fue muy desfinanciada en el último tiempo y se debilitó el avance. En el país tenemos grandes recursos humanos para dominar esta tecnología y estar a la par de países líderes. El problema es que se necesitan muchos recursos y continuidad. Si el sector aeroespacial crece nos servirá a todos, en los principales países el Estado es un jugador fundamental”.

El objetivo de Lía Aerospace

Sobre el combustible elegido, el ingeniero explicó: “Con biodiesel se tiene menos potencia pero nuestra compañía busca ser ambientalmente amigable, contaminar mucho menos. El nuestro contamina un 60% menos que un cohete convencional, la idea es cuando en el transporte espacial sea muy intenso poder tener una huella ambiental baja”.

Sobre las metas a futuro, Etenber expresó: “Apuntamos tener a mediados del 2024 a tener un cohete que pueda llevar satélites a baja órbita. Para el 2025 buscamos hacer casi un lanzamiento por semana”.

 

 

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *