El Tangazo del Fin de Semana: Día del Bailarín de Tango en homenaje a “El Cachafaz”

febrero 7, 2021 | Turismo y Cultura

Por: Pedro Colombo (Escritor y periodista)

Luego de actuar en “El Rancho Grande” (Mar del Plata), el 7 de febrero de 1942 fallece en su alojamiento “EL CACHAFAZ” (OVIDIO JOSÉ BIANQUET), famoso bailarín de tango nacido en Buenos Aires, el 14 de febrero de 1885. De fuerte personalidad, dibujaba pasos, cortes y quebradas que encendían a las mujeres y eran admirados por los hombres. Entre 1910 y 1929 tuvo como parejas en la vida y en el baile a Emma Bóveda, Elsa O´Connor e Isabel San Miguel. Llevo sus figuras danzantes a Estados Unidos y París; participó en el teatro y el cine.  En su homenaje, se instituyó el 7 de febrero el “Día del Bailarín de Tango”. Su compañera de danza desde 1933 hasta su muerte, fue Carmencita Calderón, con quién aparece en un fotograma de la película “Tango”.

¿Qué podríamos agregar sobre la danza del tango y sobre la “milonga” (ámbito danzante), que no se haya dicho en su historia de casi 140 años?. Poco, pues no superaría lo que las propias letras de tango dicen al respecto. “Bailarín compadrito”, “Así se baila el tango”, “Bailemos”, “Tangueando te quiero”, son ejemplos entre decenas. Valga sí recordar que la esencia del tango proviene de los compadritos (jóvenes orilleros). Ellos trasladan los cortes y quebradas propios del candombe de negros -que se bailaba en pareja suelta- a las danzas de pareja enlazada, como la polca y la habanera.

Se estima que para la década de 1870/1880 ya estaba “inventada” la criatura. El hombre conduciendo a la mujer en un trayecto que atravesó diferentes etapas: el baile criollo, el tango canyengue de alta simbolización erótica, el tango “caminado” y pulcro de salón, el estilo milonguero de mediados de los cuarenta, una virtual desaparición entre 1970/1990 y después un resurgimiento importante, aunque con amaneramientos coreográficos que le restaron espontaneidad e inventiva a los bailarines.

 En la actualidad coexisten dos expresiones bailables, ambas valiosas y contrapuestas entre sí; A) la practicada en las milongas o centros bailables de Buenos Aires y otras ciudades; B) la que se exhibe en los espectáculos. (Foto color de “Tango Legends” Mariela Maldonado y Pablo Sosa). Creemos que “el  tango por bailarse es un misterio a descubrir”, oscilante entre el simple gusto de bailar y la simbolización erótica o pasional del idealista “dos en uno”. Cabe por último destacar, en la nueva movida milonguera, el surgimiento de relaciones basadas en una mayor equidad de género.

 

 

 

 

 

vacunate argentina-libertad

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
Envianos tu Noticia!