Desde el Consejo Nacional de las Mujeres piden debatir sobre el tratamiento judicial de los violadores

abril 10, 2017 | Otras

La muerte de la joven militante Micaela García a manos de un violador que debería estar preso conmovió a la sociedad y reavivó los cuestionamientos hacia el tratamiento institucional y cultural que le estamos dando al femicidio. “Hay dos responsables de la muerte de Micaela: el asesino y el juez Carlos Alfredo Rossi”, dijo la presidente del Consejo Nacional de las Mujeres, María Fabiana Túnez.

Apareció sin vida el cuerpo de Micaela García en un descampado tras una semana de intensa búsqueda. El doloroso desenlace para la joven militante del movimiento Evita despertó la indignación de una sociedad conmovida por este flagelo que aún no encuentra un abordaje institucional. La demanda de un Estado presente y una justicia activa para afrontarlo se reaviva.

En esa línea se expresó la titular de del Consejo Nacional de las Mujeres, María Fabiana Túnez, quien apuntó directamente contra el juez que liberó al violador que terminó con la vida de la Joven, y pidió que “el Poder Judicial de cuenta de las implicancias del mal desempeño de los jueces”.

Sebastián Wagner, el principal sospechoso había sido condenado a 9 años de prisión por dos violaciones, pero fue beneficiado con la libertad condicional tras cumplir las dos terceras partes de la pena. La decisión fue adoptada por el juez de Ejecución de Penas Carlos Alfredo Rossi a pesar de las advertencias que había recibido del Servicio Penitenciario.

Por esto, Túnez, también fundadora de la ONG Casa del Encuentro apuntó: “Aquí hay dos responsables, ambos productos de un sistema socio cultural machista y patriarcal. Por un lado, el asesino y por el otro lado el juez Carlos Alfredo Rossi, quien decidió hacer oídos sordos ante el informe del Servicio Penitenciario provincial y el dictamen de la Fiscalía que desaconsejaban su liberación”.

En ese marco solicitó un jury de enjuiciamiento contra Rossi “por mal desempeño de sus funciones” y remarcó la necesidad de “que el Poder Judicial de cuenta de las implicancias del mal desempeño de los jueces”.

Para la funcionaria, “resulta imperioso propiciar un debate amplio, participativo y democrático para poder definir algunas cuestiones que tienen que ver con la reincidencia de los violadores y del actuar de la Justicia al respecto”.

“Sin lugar a dudas, nuestro país vela por el cumplimiento de los derechos de las personas en situación de encierro por el delito cometido, pero también debemos debatir cómo proceder particularmente ante los casos de abuso sexual seguido de muerte de estos verdaderos depredadores sexuales para que, actuando conforme a derecho se garanticen, también, los derechos de las víctimas y de la sociedad en su conjunto”, amplió.

También resaltó la necesidad de “rever la forma en la que se realizan los informes que establecen las recomendaciones respecto de la liberación –o no- de personas procesadas por el delito de violación”.

Según Túñez, estos informes, aunque no son vinculantes, “han recomendado la liberación de personas que en pasadas ocasiones, seguidamente a ello, reincidieron en el delito, vulnerando así una vez más el derecho de las mujeres de nuestro país a vivir una vida libre de violencia”.

“El femicidio de Micaela García nos duele profundamente, por lo injusta que es siempre la forma más extrema de violencia contra las mujeres, resultado de la desigualdad estructural entre varones y mujeres naturalizada y reproducida por la cultura. Pero también, porque en esta ocasión falló la Justicia, poniendo de manifiesto una vez más, lo crucial que resulta transversalizar la perspectiva de género en todos los poderes del Estado, acción sobre la que estamos trabajando intensamente”, concluyó María Túnez.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *