El ProHuerta cumplió 30 años: “Es el programa que junto a la familia instaló la huerta agroecológica”

agosto 4, 2020 | Otras

Este lunes 3 de agosto, el Programa ProHuerta cumplió tres décadas, todo un dato para un país que adolece de políticas públicas duraderas. TODO PROVINCIAL dialogó con Cintia Rodríguez, asistente regional en Buenos Aires Sur, zona que comprende a 50 municipios.

El ProHuerta es una política pública, implementada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a través del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria (Res. MDS 2040/03), actualmente enmarcada en el Plan Nacional Argentina Contra el Hambre (Res. MDS N° 8/2020) y el INTA. El programa promueve la producción agroecológica de alimentos para el autoabastecimiento, la educación alimentaria, la comercialización en ferias y mercados alternativos y el rescate de especies, saberes y costumbres populares.

En diálogo con TODO PROVINCIAL, La asistente de la región Buenos Aires Sur, Cintia Rodríguez, aseguró: “El programa lo integra un equipo de profesionales de distintas disciplinas. La particularidad del ProHuerta es que la gente lo toma como propio. Los protagonistas son los promotores que nos ayudan a multiplicar la propuesta, son vecinos de barrios, integrantes de organizaciones civiles y personas interesados en la producción de alimentos. Ellos son nuestra presencia en el territorio. Eso lo hace un programa masivo e inclusivo”.

“El programa pone en valor lo que la gente sabe hacer, mucho conocimiento que se transmite  de generación en generación. Eso se respeta, no se hace transferencia de conocimiento sino que se pone sobre la mesa las costumbres de cada lugar. Luego se complementa con conocimientos profesionales pero siempre se rescata esa cultura alimentaria”, destacó la ingeniera agrónoma.

Rodríguez aseguró que el ProHuerta “es el programa que junto a la familia instaló la huerta agroecológica”, y sobre el crecimiento de este paradigma sustentable para la producción de alimentos señaló: “Lo que está pasando ahora es que se está demostrando que se puede hacer agroecología a nivel extensivo también. El programa tuvo ciclos de acuerdo a las crisis del país. En los momentos más dramáticos resurge por su eficiencia para responder a la demanda de alimentos, a través de la promoción del trabajo y el esfuerzo cultivando su propia huerta”.

Consultada sobre la continuidad de este programa a lo largo del tiempo, Rodríguez aseguró: “Logró mayor fuerza al ser incluido como política pública por Resolución del MDS N° 2040 en 2003 cuando pasó a ser parte del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria. Está muy bueno que el ProHuerta trascienda los gobiernos. También es importante resaltar el convenio que se mantiene a través de entre los años entre el INTA y el Ministerio de Desarrollo Social como co-ejecutor del mismo”.

Además de los objetivos de seguridad, soberanía alimentaria y acceso al agua, explicó: “El ProHuerta hace muchos años enfocó dentro de sus objetivos la promoción y acompañamiento de la producción y comercialización agroecológica a quinteros familiares, incluyéndolos en circuitos cortos de comercialización, fomentando la vinculación directa entre productores y consumidores, vendiendo su producción en el marco del comercio justo, de  la economía social y solidaria, mercados locales, regionales y ferias populares. En la pandemia impulsamos la venta de bolsones y muchos productores se han sumado”.

“Con la pandemia se puso énfasis en educación alimentaria, ambiental y en el abastecimiento local de alimentos”

Sobre el contexto actual y su impacto en el programa, Rodríguez expresó: “La pandemia nos planteó un desafío pero también una oportunidad. Si bien el trabajo se volvió más exigente, se puso el énfasis en mantener el acompañamiento en los sectores que ya veníamos trabajando con huertas y atender con capacitaciones virtuales las demandas nuevas, surgidas del contexto y de familias que les interesa alimentarse mejor, producto de la educación que hace años se viene dando en las familias a través de la escuela y los medios de comunicación acerca del cuidado del medio ambiente”.

En un comienzo hace 30 años éramos los únicos que hablábamos de la huerta orgánica/agroecológica junto a los campesinos, quinteros más tradicionales. Desde que comenzó la pandemia los espacios virtuales han dado la oportunidad de mostrar, de difundir, la gran cantidad de experiencias exitosas que se vienen desarrollando en distintos puntos del país, en producciones agroecológicas de distintas escalas y productos. Ahora ya no hay que remar solos con la agroecología porque es un concepto instaladísimo y una tecnología de producción real y posible”, concluyó.

 

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Próximo lunes el INTA brindará un curso gratuito y online sobre “cría de gallinas ponedoras” - Cadena Virtual - […] El INTA Pro Huerta fomenta la construcción de gallineros familiares como una forma de avanzar hacía una mayor soberanía alimentaria. […]
  2. Cocinero del INTA enseña a hacer una bondiola salada casera – EL DIARIO DE LA COSTA - […] Pablo López, profesional gastronómico del ProHuerta INTA de Chubut publicó una imperdible receta para elaborar una bondiola salada con…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *