Alberto Fernández aumentará por decreto el salario de los trabajadores del sector privado

Aprobada la Ley de Solidaridad y el bono para jubilados, el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, adelantó que habrá un aumento para los trabajadores del sector privado. El funcionario aclaró que no será un bono porque será de carácter remunerativo y que correrá a cuenta de futuros acuerdos paritarios. 

“Queremos que los sectores que perdieron poder adquisitivo recuperen lo más que puedan. Esto es un piso de la negociación salarial, queda incorporado al salario. No es un bono y será remunerativo”, sostuvo el funcionario nacional.

El aumento general de salarios era una medida que se rumoreaba desde antes de la asunción de Fernández como presidente. Además de buscar el objetivo de reactivar el consumo se pretende aplazar las negociaciones paritarias por unos meses. Todavía no hay información sobre qué pasará con los trabajadores estatales.

Moroni explicó que la idea del incremento es que sea un piso para las futuras negociaciones, luego de un año en que la inflación rondará el 55%, y pidió que los empresarios no trasladen ese incremento a precios.

“La política de precios y salarios tiene que ser convergente. Si los aumentos nominales se van a precios, no servirá de nada”, expresó.

El objetivo del gobierno es “ponerle plata en el bolsilla a la gente” para reactivar la rueda del consumo. Algunos gremios pedían que ese aumento sea de unos 10 mil pesos pero desde el Gobierno manejarían la posibilidad de que sea de entre 5 y 8 mill.

Todavía no se conocieron detalles sobre una posible segmentación de la medida de acuerdo al nivel salarial del trabajador. Para los jubilados el bono más fuerte será destinado a quienes cobran la mínima.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios