La Universidad de La Plata presentó el primer cultivo científico de marihuana del país

Este jueves a las 16 horas se inauguró el primer cultivo científico de marihuana de todo el país. El acto se realizó en la sede de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP ubicada en el Bosque, donde se reservó un lugar techado de 20 metros cuadrados para la plantación.

En diálogo con el portal de La Plata infoblancosobrenegro.com, el referente de la ONG Cultivo en Familia, Rodrigo Platz, detalló: “Hay una sala de floración, una de esquejado y otra de vegetativo. Hay tres cepas, una alta en THC, otra alta en CBD y una tercera con proporciones equilibrada de estos dos componentes”.

El acto de inauguración contó con la presencia de investigadores vinculados al tema, integrantes de diferentes organizaciones de autocultivo y personas que apoyan la investigación del cannabis medicinal.

La UNLP cuenta con varios proyectos de investigación sobre el cannabis medicinal. Sin embargo, las limitaciones legales para el cultivo dificultan la posibilidad de acceder al objeto de estudio. Las organizaciones de autocultivadores están cumpliendo un rol fundamental para sortear este escollo.

“La investigación científica necesita de la materia prima para poder avanzar. Esta es la primera plantación con fines científicos de todo el país”, explicó el referente de “Cultivo en Familia” que aportó una de las cepas. Las otras dos fueron donadas por “El Jardín del Unicornio” de Capital Federal.

“Hay un montón de científicos que quieren estudiar pero conseguir la materia prima es un problema, las cepas no tienen siempre las mismas características y complica el estudio. Este cultivo es una herramienta fundamental para poder avanzar”, señaló Platz.

Y agregó: “La comunidad científica pone especial acento a la estandarización. A nosotros nos resulta útil porque vamos a poder saber con exactitud el perfil del cannabinoide que estamos utilizando. Se firmó un acta acuerdo que establece que estas cepas (Cepas Argentinas Terapeúticas 1, 2  3) no se podrán utilizar con fines comerciales y las ONG podrán replicar su genética”.

Aunque la ley de cannabis medicinal sólo habilitaba al INTA y el CONICET, que todavía no han avanzado con cultivos propios, este proyecto está amparado por una ley de la década del 60 que otorga ciertos permisos exclusivos a las casas de estudios de todo el país.

Sobre la cepa aportada por su organización, el cultivador platense explicó: “Nosotros donamos esquejes de una planta fue desarrollada por el ‘Profesor’ Daniel Loza que arrancó hace muchos años cultivando tres cepas que se fueron polinizando entre sí, alcanzando una variedad nueva con altísimo contenido en THC, muy eficiente para el tratamiento del dolor”.

“El trabajo de los científicos será muy importante para que estas cepas se mantengan en el tiempo, no se vayan modificando, y así obtener siempre una materia con las mismas características”, destacó.

Fuente: infoblancosobrenegro.com

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios