Uber perdió en Mar del Plata y el diputado de Cambiemos, Castello se enojó: “Hoy ganó la Argentina Corporativa”

Ante la votación del Concejo Deliberante marplatense que aprobó por amplia mayoría de 21 votos, la denominada Ordenanza “Anti Uber”, el Diputado Provincial Guillermo Castello, au​tor del proyecto para regular la actividad de las plataformas electrónicas puso el grito en el cielo y le tiró con todo al intendente “lamentablemente hoy en Mar del Plata la vieja política dio un paso más para convertirnos en una sociedad retrógrada, obsoleta e incapaz de adaptarse a los cambios que generan las nuevas tecnologías”.

Guillermo Castello, criticó al Intendente de General Pueyrredón, Carlos Arroyo por ser el autor de una iniciativa enviada al Concejo Deliberante que impone fuertes multas a los choferes de Uber y empresas similares, a la vez que sanciona la difusión de la oferta pública del mencionado servicio de transporte privado de pasajeros.

Conocida la votación del Concejo Deliberante, que por amplia mayoría dispuso la virtual prohibición de la plataforma digital en la ciudad, el legislador marplatense manifestó: “lamentablemente hoy en Mar del Plata la vieja política dio un paso más para convertirnos en una sociedad retrógrada, obsoleta e incapaz de adaptarse a los cambios que generan las nuevas tecnologías. Se ha naturalizado el apriete y el accionar mafioso y esto es preocupante. Nos estamos convirtiendo en una república corporativa en la que las corporaciones condicionan las políticas públicas en defensa de sus propios intereses”.

Castello agregó: “hoy vimos que el Concejo Deliberante, institución que por estar integrada por representantes del pueblo debería resistir las presiones sectoriales y remover los privilegios de las corporaciones, se ha dejado colonizar por las mismas. Los legisladores debemos legislar orientados al interés general y no sectorial. Por el contrario, debemos liberar al ciudadano de las regulaciones que paralizan la creación de puestos de trabajo, que detienen el progreso, que frustran a los innovadores, que asfixian las iniciativas privadas y que trasladan todos esos costos a los usuarios y consumidores”.

El diputado marplatense finalizó: “en nuestro país hay más de 100.000 regulaciones, que son máquinas de impedir. Impiden crear, trabajar y progresar. Son kioscos que privilegian a los que están adentro, pero excluyen a los que quedaron afuera y quieren entrar. Debemos ir hacia una verdadera república competitiva, libre y sin mafias”, remató el legislador.​

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios