Trabajadores de la construcción reclamaron la “urgente normalización” de la UOCRA La Plata

Este miércoles, trabajadores de la construcción de la Región La Plata realizaron una marcha a la sede de la UOCRA para reclamar que el interventor, Carlos Vergara, avance con la normalización del gremio y el llamado a elecciones. Además, denunciaron que Vergara no hace cumplir la cuota de contratación de mano de obra local y que recurre a “delincuentes y barrabravas para intimidar a quienes protestan”.

La movilización partió desde Plaza Italia  (7 y 44) y se dirigió a la nueva sede de la UOCRA La Plata, ubicada en calle 50 entre 3 y 4. Los manifestantes reclamaron la urgente normalización del gremio que se encuentra intervenido desde hace 2 años, luego de la detención de su ex secretario General, Juan Pablo “El Pata” Medina.

Al frente de la marcha estuvo Brian Medina, nieto de “El Pata” que habló con la prensa y aseguró: “La intervención recibe coimas de distintas empresas de la región a cambio de que no cumplan con la cuota de contratación de trabajadores de la organización sindical. En La Plata nos encontramos con una gran desocupación por la falta de representatividad que tienen los compañeros de la región”.

Y agregó: “En la Región hay unos 6 mil desocupados que siempre trabajaron en el marco de la organización sindical. Están tercerizando con cooperativas truchas, trayendo empresas de afuera con mano de obra de otras localidades”. Los trabajadores aseguran que Vergara fomenta la llegada de mano de obra de Rosario, localidad donde se desempeñó como interventor del gremio con anterioridad.

Los manifestantes entregaron un petitorio que solicita la inmediata normalización del gremio y el llamado a elecciones. Además, exigieron que se avance con el mismo proceso dentro de las obras para que los trabajadores puedan elegir a sus delegados.

“Hace un año y tres meses que Vergara ha parado toda normalización y pone personas a dedos en las diferentes obras para recolectar las coimas con más facilidad”, denunció Medina y agregó: “Contratan delincuentes para intimidar a los trabajadores que reclaman por sus derechos. Los barrabravas están entrado al gremio como si fuera su casa”.

“Estamos en un momento crítico y los trabajadores no se comen más el cuentito de las mafias. Nosotros no tenemos la culpa de la detención de nuestros dirigentes que además, hace dos años que están presos y todavía no los encontraron culpables de nada. Si se normaliza el gremio habrá más oportunidades laborales y más derechos para los trabajadores”, concluyó.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *