Tomada: “El kirchnerismo dejó una vara muy alta en materia de derechos humanos y laborales”

EL ex Ministro de Trabajo participó de un plenario político sindical en La Plata, donde destacó que “La razón de ser de este gobierno es cargarse el costo laboral” y que Cristina Kirchner es “la candidata para enfrentar este modelo de ajuste”.

El encuentro se llevó a cabo ayer en la sede de SATSAID Seccional La Plata, y contó con una amplia participación de delegados y referentes de los gremios afines al kirchnerismo entre los cuales se encontraban Sadop, Farmacia, Utedyc, Soiva y Gastronómicos.

Durante su alocución el ex ministro de Trabajo de la Nación manifestó que “Siempre que llega la derecha, cualquiera sea el medio, su primer objetivo es liquidar al sindicalismo y eliminar al peronismo”. “Esto no es una cuestión de maldad congénita, lo que pasa es que tienen claro que es la única manera de introducir las modificaciones que quieren hacer”.

En este sentido llamó a “fortalecer la presencia del sindicalismo en la próxima contienda electoral” y avaló la precandidatura del dirigente de Televisión Gustavo Bellingeri a las Legislativas de este año: “El movimiento obrero tiene muchos hombres como él y creo que es hora de que emerjan, porque es imprescindible que para la batalla que se viene los tengamos en todos los parlamentos”, remarcó.

“El sindicalismo es la oposición más fuerte a la derecha y hoy su tarea es oponerse y resistir, en tanto el Peronismo o asume su rol en la historia o la vamos a pasar mal por mucho tiempo”, prosiguió. “Ese es el desafío, porque hay que recordar que el peronismo nació para defender los intereses de los más humildes y enfrentar al neoliberalismo con las tres banderas”, añadió.

En este contexto criticó los votos a favor que ha recibido el oficialismo en el Congreso bajo el pretexto de apoyo a la “gobernabilidad”. “Cuando tuvieron mayoría nos dejaron si presupuesto nacional”, recordó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También, el ex ministro de Cristina Kirchner manifestó que “Venimos de 12 años donde se puso una vara muy alta en defensa de los derechos de todos”. En esa línea recordó que en aquel tiempo “el salario tuvo una participación en el PBI creciente en 20 puntos porcentuales, pasando de 32% al 52%”. “En un año y medio lo llevaron debajo del 49%”, dijo y criticó la “actitud servil de la UIA” en un  contexto de despidos y caída de la industria nacional.

Al referirse al empleo remarcó: “Otra vez en el conurbano bonaerense la desocupación tiene dos dígitos”. “Es tremenda la velocidad con que han destruido todo. Eso también nos hace pensar cuando Cristina decía: no vienen por mí, vienen por todo”, alertó.

En cuanto a las PASO, el ex ministro expresó: “No me gusta cuando hablamos de unidad y hacemos exactamente lo contrario. Hoy es tiempo para dejar de lado los personalismos y hacer lo que sea mejor para el conjunto”, dijo. En tanto habló de un “pluralismo” que contenga no solo al peronismo sino también a “aquellos otros sectores que tengan otras tradiciones políticas y que sean del campo nacional y popular”.

En este sentido previno: “La razón de ser de este gobierno es cargarse el costo laboral”. “Tiene otros objetivos, quiere que volvamos al ámbito de las relaciones internacionales con EEUU, que volvamos a cercenar la libertad de medios, que retrocedamos en las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, pero sobre todo la tarea que le han encargado los que de verdad mandan en la Argentina es bajar el costo laboral”, remarcó.

“Cuando hablan de regular el mercado laboral, quieren decir liquidar los convenios colectivos, volver a desandar artículos de la ley de contrato de trabajo que recuperamos en estos 12 años. Dicen que con esta legislación se reduce la ganancia del capital, y que por eso no vienen las inversiones. Son palabras técnicas para ocultar lo más importante que es modificar la relación de fuerzas en la Argentina”, disparó.

Asimismo, señaló que el sindicalismo argentino se encuentra atravesado por una “enorme fragmentación”. No obstante, destacó que con el paro general y las dos movilizaciones hizo retrotraer varias medidas perjudiciales para la sociedad en su conjunto.

“No tenemos que caer en un pesimismo frenador, en marzo han habido fuertes movilizaciones que eran impensables que se podían hacer al año siguiente de asumir un nuevo gobierno y eso también es producto de los 12 años”, remarcó. También, destacó la capacidad de convocatoria de la CGT, aunque habló de una necesidad de “madurez en la dirigencia sindical y de un recambio generacional”.

En este sentido, Bellingeri se refirió a la propuesta de unidad de la Corriente Federal de los Trabajadores y el programa de los 26 puntos: “Las voces están puestas en los lugares que tienen que estar. Tenemos que insistir y dar la discusión con coherencia”. En tanto señaló la falta de un liderazgo fuerte como los fue Ubaldini o Moyano en tiempos de MTA.

Por su parte, Tomada al ser consultado sobre el plan económico y la toma de deuda específicamente, que incluso compromete en el pago la entrega de recursos naturales manifestó: “Cuando decimos que vamos a volver, no quiere decir que todo va a ser igual. Porque vamos a tener un aprendizaje y vamos a tener que pensar otras respuestas”, dijo al tiempo que remarcó que un primer paso sería modificar la constitución nacional. “Esa tiene que ser nuestra bandera electoral más adelante”, aseguró.

Al finalizar, tomada postergó dar una respuesta sobre la candidatura de Cristina Kirchner por fuera del PJ: “Prefiero contestar esa pregunta el 25 de junio a la mañana. Hasta ese momento creo que todo es posible, porque confío en la vocación unitaria y en el deseo que tienen todos los que vienen del Peronismo de enfrentar a este gobierno reaccionario”, dijo.

Mientras tanto, destacó que la ex mandataria “sin lugar a dudas tiene todos los atributos para liderar al movimiento nacional y popular”. “Estamos hablando de la persona que enfrentó a los fondos buitres, que recuperó para el Estado la administración de los fondos de la seguridad social, que cuidó el empleo de los argentinos como nadie y me parece que no hay nadie de la misma talla”, concluyó.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios