Tandil / Buscan construir una pileta semi olímpica cubierta y climatizada

En la tarde de hoy el intendente Miguel Lunghi , junto a integrantes de su gabinete y de la comunidad del Centro de Educación Física 42, presentó un proyecto en el que se trazan los lineamientos para construir dos piscinas cubiertas en la sede de la institución. La iniciativa comprende una pileta semi olímpica y otra que será utilizada por adultos mayores, para rehabilitación y por personas con capacidades diferentes.

El Jefe comunal explicó que la idea surge ante la necesidad de la ciudad de contar con un espacio público para desarrollar actividades acuáticas que se encuadren en el marco competitivo, pero a la vez cubrir necesidades educativas, de rehabilitación y recreativas, y anticipó que también se prevé levantar un sector de vestuarios y servicios.

Lunghi aseguró que la obra demandará una inversión superior a los 25 millones de pesos y será financiada a través del Fondo de Inversión Educativa. Además anticipó que el llamado a licitación para ejecutar la primera parte, que abarca las piscinas, se realizará a mediados de junio para conocer las ofertas un mes después. La segunda etapa incluye los vestuarios y el área de servicios.

“Hoy es un día de mucha alegría para nosotros porque este era un espacio que los tandilenses se merecen y es además otro compromiso que asumimos en campaña y al que damos respuesta satisfactoria, en el camino emprendido hacia un Tandil integrado”, agregó.

Por su parte el director del CEF 42, Pablo Palavecini, agradeció el trabajo de las distintas áreas comunales involucradas y del Consejo Escolar y contó el proceso desde que le contó la idea al intendente en plena calle. “Esto empezó como un sueño que hoy se hace realidad y eso nos pone muy contentos”, aseguró.

Actualmente el edificio del CEF 42 posee instalaciones para la práctica de varios deportes, entre ellos handball, futbol, gimnasia deportiva y básquet entre otros, pero no logra cubrir las disciplinas acuáticas.

El proyecto arquitectónico prevé la construcción de un espacio en cubo general que contiene las piscinas, que se nutre de un apoyo de servicios (vestuarios, control, sala de máquinas, etc), que aparece como una tira de estructura independiente. Además está previsto en un nivel de planta baja, garantizando de esta manera la accesibilidad para personas con capacidades diferentes.

Los arquitectos a cargo de la idea lo pensaron como una “caja de transparencia”, que permita priorizar la iluminación y una visión sin obstáculos en el interior, a fin de dar una sensación de amplitud. La planta estará prácticamente libre de estructuras en el sector de las piletas, ya que sólo se incluyen unas columnas que marcan un ritmo organizador, reforzando esto con la iluminación y ventilación cenital.

Teniendo en cuenta la finalidad que tendrá el espacio la estructura se acopla con el sistema de eliminación natural de gases clorados por el “efecto chimenea”, reduciendo así los problemas estructurales y de mantenimiento que suelen venir aparejados al vapor de agua clorado.

La caja de vestuarios se compone de tres sectores: vestuarios para hombres, vestuarios adaptados para capacidades diferentes y vestuarios para mujeres y niños. A la vez, dado que el terreno de implantación está sobre medianeras y sin frente a la calle se generan patios internos que brinden iluminación y ventilación al proyecto y que otorguen vistas atractivas.

Durante la presentación, junto a los vecinos, estuvieron presentes el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, el secretario de Economía y Finanzas, Daniel Binando, su par de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri y el presidente del Consejo Escolar, Cristián Cisneros, además de los concejales Matias Meli, Nora Polich y Carolina Gutierrez.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios