Sonó el pedido de un paro nacional en la movilización al Obelisco

Pablo Moyano y Sergio Palazzo, quienes suenan como la nueva fórmula de conducción de la CGT, ratificaron este viernes que se suman al reclamo de Schimd y elevaron un pedido para que la Central convoque a los secretarios generales y decrete una medida de fuerza en conjunto con las dos CTA.

Se calcula que un millón de personas colmó este 25 de mayo las inmediaciones del Obelisco porteño manifestando su rechazo a un nuevo desembarco del Fondo Monetario Internacional y contra las políticas económicas del gobierno que derivaron en un fuerte incremento de las tarifas y del costo de vida. El reclamo también pasa por los aumentos salariales que quedaron por debajo de la inflación tras la devaluación  y contra los despidos tanto en el sector público como el privado.

Por su parte, Pablo Moyano expresó que la movilización multisectorial que se vio hoy es la continuidad de “una lucha que comenzó el 21 de febrero con los gremios de la Corriente Federal, las dos CTA y los movimientos sociales. “Es una continuidad de esa pelea que estamos llevando adelante contra un gobierno que no escucha el reclamo de los trabajadores, y que gobierna para un solo sector que son los bancos, las mineras y el campo”, afirmó.

En esa línea manifestó que “los trabajadores son el blanco de las políticas económicas a través de los tarifazos, las paritarias que quieren imponer a través de un ridículo 15%, cuando la inflación va a ser casi del doble, de los despidos y las suspensiones”. Asimismo, señaló que “la frutilla del postre es la acuerdo con el FMI para precisamente entregarle la reforma laboral al gobierno y los empresarios”.

“Se equivocan si creen que lo vamos a aceptar tranquilamente, esta movilización sumada a la movilización de los docentes, a lo de los portuarios, quiere decir que la gente está demostrando su bronca, su descontento con este modelo económico que sigue atacando los salarios”, contestó.

En tanto, el dirigente camionero se mostró de acuerdo con el pedido abierto que viene de hacer el triunviro de la CGT Juan Carlos Schmid, de un paro nacional, ya que como sostuvo “la conflictividad social crece día a día”. En esa línea ratificó que Camioneros, conjuntamente con la Corriente Federal vienen de entregar un petitorio a la CGT para que convoque a los secretarios generales y decrete una medida de fuerza nacional.

“Sino lo haremos por fuera de la estructura de la CGT, porque es lo que están esperando la gran mayoría de los trabajadores”, advirtió y agregó: “Los dirigentes que no adhieren, saben que sus trabajadores también sufren todas estas medidas económicas”.

En cuanto al Congreso normalizador de la central obrera, previsto para el 22 de agosto, día del Renunciamiento de Evita, donde se va a definir una nueva conducción, dejó entrever que la fórmula Moyano-Palazzo es una opción pero que aún no está definido. No obstante, señaló que “más allá de los nombres, hay un sector muy importante que pide una CGT combativa y en la calle y no como esta de los últimos tiempos”.

Asimismo, ratificó que el gremio ya envió una nota a las cámaras del transporte con el pedido de un 27% más un bono para el sector y le pidió a los empresarios que “no se dejen presionar por Triaca”. “Más allá de las tapas de Clarín, de la Nación, de los allanamientos, Camioneros no va a dejar de insistir en el pedido de un 27% y no vamos a firmar la reforma laboral y mucho menos la rebaja de nuestro convenio colectivo de trabajo”, resaltó.

 Palazzo: “Pedimos que no se trate la flexibilización laboral en el Congreso”

Por su parte el líder bancario y de la Corriente Federal, celebró la masividad de la protesta reflejada en las calles este 25 de mayo. En cuanto a los reclamos apuntó: “Venimos a expresar con claridad nuestro desacuerdo con las políticas que lleva adelante este gobierno, entre ellos el acuerdo con el FMI, pedimos por la derogación de la reforma previsional que afectó a muchos jubilados, y que se mantenga el poder adquisitivo del salario y los derechos de los trabajadores”.

También sostuvo que el pedido pasa por que “no sea tratado un proyecto de flexibilización laboral en el Congreso”. En esa línea cabe destacar que vienen pronunciándose dirigentes de los diversos sectores de sindicalismo opositor, ya que como sostienen, si bien la oposición va a lograr “bajar” varios de los puntos que más preocupan, otros van a sobrevivir signando un retroceso en materia de legislación laboral y de derechos adquiridos.

En cuanto lo que más preocupa señaló: “Creo que los argentinos hoy expresan acá el sentimiento de bronca contra los tarifazos que no se pueden pagar y la política económica”.

Baradel: “Los docentes estamos convencidos que la patria está en peligro”

135bf1e0baab97e500c7b1e93d543541_L

El dirigente de Suteba y Ctera, destacó la masividad de la protesta docente. En cuanto a la  movilización llevada a cabo el miércoles último a Plaza de Mayo, donde se reclamó por una paritaria nacional y acuerdos acordes a la inflación en las provincias, señaló: “Los docentes hicimos una demostración muy importante en plaza de mayo, porque estamos convencidos que la patria está en peligro”, dijo.

“Hoy venimos a advertir nuevamente que la patria está en peligro y que lamentablemente si el gobierno no escucha y sigue ampliando estas políticas está llevando a una debacle a toda la Argentina”, agregó.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios