Se funde Astillero Río Santiago y el Gobierno compra buques de guerra a Francia

Trabajadores denuncian un vaciamiento de la constructora naval que mantiene trabada la entrega de trabajos, a lo que viene a sumarse la renuncia de Carlos Gasparini, presiente de la empresa. “Esto se podría solucionar si el gobierno de María Eugenia Vidal resolviera unas cartas de crédito pendientes para construir barcos tipo Bulcarrier”, dijo uno de los operarios.

En este contexto, Ezequiel Antonini, trabajador del Astillero y asesor paritario del ARS, expresó que la situación es grave y que no es nueva. En tanto afirmó que faltan insumos y equipamientos.  “Los recursos volcados hasta ahora son insignificantes, y lo más grave es que también falta inversión en seguridad”, dijo.

“La empresa se había comprometido con Venezuela para que el buque Eva Perón saliera a la prueba de mar antes de fin de este año, pero la verdad es que esos plazos no se van a cumplir porque el gobierno de la provincia no tomó una sola medida para lograr ese objetivo” explicó.

En medio de esta situación renunció el presidente de la naviera, Carlos Gasparini, según dejaron trascender para ocupar un cargo en la Cancillería. Pero lo que más preocupa a los trabajadores es el retraso en los pagos de horas extras ya que en muchos casos, la provincia adeuda hasta cinco meses. A su vez denuncian el “ajuste encubierto” de esta situación ya que “hay muchos compañeros que actualmente se encuentran haciendo horas extras pero no saben cuándo las van a cobrar”.

 “Si esta situación continúa así en dos meses habrá secciones que no van a tener trabajo directamente”, alertó Antonini y remarcó: “Esto se podría solucionar si el gobierno de María Eugenia Vidal resolviera unas cartas de crédito pendientes para construir barcos tipo Bulcarrier, estamos esperando que la provincia tome la decisión de aportar esas cartas de crédito para poder empezar a construir los buques”.

En el Astillero hay mucho enojo por esta situación y a esto se suma la decisión del gobierno nacional de comprar buques de guerra a Francia. Para Antonini y el resto de los trabajadores “esos mismos buques los podemos hacer acá, la decisión de Macri afecta nuestras fuentes de trabajo y atenta contra la industria naval nacional”.

En estos días se han realizado asambleas de trabajadores y reunión con otros gremios de la región como la CGT para ir organizando una movilización a la ciudad de La Plata que denuncie la situación actual.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios