Restituirán restos de caciques mapuches a comunidades de Trenque Lauquen y Tapalqué

septiembre 10, 2016 | Universitarias

La Universidad Nacional de La Plata aprobó la restitución por parte de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de los restos de cuatro caciques a la comunidad mapuche para que puedan concretar la inhumación que se les debe desde hace más de cien años. Este pedido se había iniciado por primera vez en 1989, siendo el primero en todo el país.

La Universidad Nacional de La Plata convalidó, por resolución 875, la restitución que ya había sido aprobada por el Consejo Directivo de de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de los cuatro cráneos al pueblo mapuche. El pedido aprobado atañe a los restos del cacique Gheneral, cuyo cráneo figura en el catálogo del Museo platense con el número 317; el cráneo del “indio brujo”, que figura con el número 333; Gervasio Chipitruz cráneo 337 y el cráneo de Manuel Guerra, cuyo cráneo está catalogado con el número 309.El lonko (jefe) y Buta Toki (gran jefe guerrero) de la Nación Pampa Mapuche, Lorenzo Salvador Cejas Pincén, celebró la aprobación y según precisó a Télam la restitución está prevista se concrete el próximo 11 de octubre, cuando se conmemora el último día en libertad de los pueblos originarios de América.

Mientras tanto el lonko Luis Pincen, de la comunidad de San Miguel, informó que ya empezaron los cantos para que los espíritus de estos cuatro lonkos vayan encontrando el camino hacia las comunidades donde serán llevados el 11 de octubre próximo.

Los cantos rituales seguirán intermitentemente hasta el 11 de octubre y se espera realizar este ritual en las mismas puertas del museo platense durante el mes de septiembre para ayudar a que la ceremonia del 11 se realice correctamente.

Los cuatro caciques llegaron al Museo como parte de la colección de 300 cráneos donadas al entonces director Francisco Pascasio Moreno por el jurista y escritor Estanislao Zeballos, quien los había obtenido tras saquear sus tumbas entre 1870 y 1880.

Este pedido de restitución había sido iniciado en 1989 por el lonko Lorenzo Pincén juntó a Alberto Rex González, el primer antropólogo del país y un pionero en esta lucha por las restituciones. La solicitud había sido reiterada en 2002, nuevamente con resultado negativo, y presentado nuevamente en mayo de este año por el mismo lonko Pincen, esta vez con un final auspicioso.

Los cráneos de Gherenal e “Indio Brujo” serán restituidos a la comunidad de Lorenzo Pincén, en la ciudad bonaerense de Trenque Lauquen, mientras que los de Manuel Grande y Chipitruz serán entregados al Parlamente Mapuche Tehuelche, con asiento en la ciudad de Tapalqué.
La historia de las caciques

“Fueron todos lonkos independiente que por momentos respondieron al mando de Calfucurá y a Pincen. También tuvieron por periodos tratados de paz con el Estado, dependiendo el momento histórico”, explicó Fernando Pepe y agregó: “A todos los atraviesa la década de 1870, con las batallas más importantes impulsadas por Roca que avanzan sobre su territorio y todos terminan presos en Martín García, menos Gheneral que fue asesinado por el ejército roquista”.

Según relató Pepe, corría el 11 de junio de 1879 cuando en el marco de la campaña emprendida por el General Julio Argentino Roca, una división comandada por el sargento mayor Florencio Monteagudo, que desde hacía días buscaba a Gherenal (Zorro Batallador), rodeó a éste y al lonko Agner (Zorro Sentado) entre los ríos Coricó y Colorado, en el actual territorio de la provincia de La Pampa.

“El parte militar de Monteagudo cuenta que: `Agner y Gherenal han muerto con una lanza en una mano y un puñal en la otra, defendiendo con el fuego de una pasión salvaje el desierto que creían dominar eternamente´”, recordó Pepe.

El antropólogo remarcó que “este asesinato fue registrado como un combate, lo cual resulta muy particular ya que los únicos muertos son los lonkos perseguidos con saña durante días y cuyas tolderías principales en las sierras de Choique Mauhida de la Pampa ya habían sido destruidas”.

Chiquitruz y Manuel Guerra eran caciques que supieron vivir en armonía con los criollos, e incluso su caballería recibía paga y raciones del gobierno argentino. En un momento, acosados por los malos tratos que recibían de un capitán argentino, deciden sublevarse. “Indio Brujo” era cuñado del cacique “Baigorrita”, que respondía al cacique Mariano Rosas, nieto del gran cacique Yanquetruz.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *