Rechazan la adhesión provincial a la nueva Ley de Riesgos de Trabajo

Legisladores, sindicalistas y abogados laboralistas participaron de un nuevo debate en el Senado provincial sobre la adhesión a la norma, que se según afirmaron va en claro perjuicio de los trabajadores”

El encuentro se llevó a cabo ayer por la tarde en la Legislatura bonaerense y contó con un amplio panel de expositores que coincidieron en los efectos negativos que tendrá para los trabajadores la adhesión de la Provincia a la nueva Ley de Riesgos de Trabajo implementada por el gobierno nacional.

Al inicio, la senadora provincial del FPV-PJ Mónica Macha señaló que “en las próximas elecciones los bonaerenses tienen la posibilidad de frenar los proyectos de flexibilización laboral que intentará implementar Cambiemos a nivel nacional y provincial”.

“Estamos intentando frenar la sanción de esta ley de Riesgos de Trabajo porque buscamos  proteger la salud de los trabajadores y trabajadoras al momento en que tengan un accidente o una enfermedad laboral”, indicó Macha.

Por esta razón, la legisladora señaló que de cara a las elecciones de octubre los bonaerenses “están a tiempo de repensar su voto como una nueva oportunidad de ponerle un freno a estas políticas en contra de los trabajadores que proponen Macri y a Vidal”.

A su turno, el abogado laboralista Dr. Antonio Barrera Nicholson cuestionó las modificaciones a dicha ley, al resaltar que “las comisiones médicas propuestas por Cambiemos  no aseguran la inviolabilidad de la defensa del trabajador”.

En este sentido, remarcó: “El Art 39 de la Constitución Provincial señala que la Provincia debe ser garante de la integridad del trabajador y es una obligación provincial fiscalizar al empleador para que no se incumplan las leyes”, indicó.

Por su parte, el Dr. Rolando Gialdino, advirtió que de votarse en el Senado la adhesión “el agravio a los bonaerenses será muy notorio ya que se estaría entregando la jurisprudencia total del poder provincial y se los daría al Ejecutivo Nacional”.

En este sentido, agregó: “La ley nacional tiene un potencial de daño altamente poderoso y más si la provincia adhiere a la misma, ya que están entregando su poder jurisdiccional”, por lo cual remarcó que “de adherir la Provincia a esta ley estaría delegando facultades provinciales para ponerlas en manos del Superintendente de Riegos de Trabajo, tal como lo afirma el nuevo Código Procesal para las provincias que lo hagan”.

En tanto, el abogado laboralista, Roberto Daoud: afirmó:  “El planteo es saber si hay necesidad de rescindir derechos laborales para tener mayor competitividad, o si esa competitividad hay que buscarla por otro lado, como por ejemplo: en la rentabilidad, las ganancias o el sistema tributario”. “Hay un paradigma nuevo donde se habla de los costos laborales y no de las ganancias de las empresas”, agregó al tiempo que resaltó que se debe empezar a trabajar sobre una ley de prevención del riesgo del trabajo” .

El debate formó parte del conjunto de actividades que se están desarrollando en todo el país para exponer las consecuencias negativas que acarreará la aplicación de dicha normativa.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios