Provincia detalló cómo será la vuelta a clases: tres “modelos” y 14 “pautas obligatorias”

febrero 24, 2021 | Provincial, Tapa

El 1 de marzo comienzan las clases de nivel Primario e Inicial y el 8 de marzo inician las clases para el nivel Secundario. El gobierno bonaerense publicó una actualización del Plan Jurisdiccional para el Regreso Seguro a las Clases Presenciales. Todos los detalles.

La etapa que se inicia con este nuevo año escolar, se regirá por el Plan Jurisdiccional para el Regreso Seguro a las Clases Presenciales que comenzó a implementarse en la Provincia en octubre de 2020 y ahora fue actualizado.

El establece pautas obligatorias y orientativas para la organización institucional y pedagógica de los establecimientos educativos.

Incluye, además, un conjunto de protocolos relativos a la infraestructura edilicia; la limpieza y desinfección de los establecimientos educativos; la actuación ante un posible caso de COVID-19; la adecuada ventilación de las escuelas; el funcionamiento de las bibliotecas escolares y el uso de transporte escolar.


Las 14 pautas “obligatorias”

  • La jornada escolar será de 4 horas, incluyendo tiempos de descanso.
  • El uso de tapaboca es obligatorio para las y los estudiantes desde el Nivel Primario en adelante. A partir de la sala de 3 de Nivel Inicial se promueve su uso todo el tiempo que sea posible. Docentes y auxiliares utilizan además máscaras de acetato.
  • En las aulas se debe mantener una distancia de 1,5 metros entre estudiantes y de 2 metros con la o el docente. En los espacios comunes, la distancia social debe ser de 2 metros.
  • La ventilación natural de los ambientes, especialmente de las aulas, debe realizarse en forma permanente. Si por razones climáticas o de otra índole, las puertas y ventanas no pueden permanecer constantemente abiertas, deben abrirse cada 20 minutos durante un lapso de 5 minutos.
  • Las clases presenciales, puntualmente, se organizan en bloques de una duración máxima de 90 minutos, separados entre sí por un tiempo de descanso de al menos 5 minutos.
  • Entre bloques de enseñanza hay un tiempo para el descanso y la higiene personal, donde se debe respetar el distanciamiento físico. Durante la permanencia en la escuela, no se realizarán juegos de contacto ni se compartirán juguetes o elementos personales.
  • Se pautan horarios escalonados de ingreso y salida de la escuela para evitar concentraciones.
  • Estudiantes, docentes y auxiliares deben higienizar de manera frecuente sus manos, al menos cada 90 minutos. Los establecimientos educativos cuentan con insumos necesarios para esta tarea.
  • El personal de la escuela debe tener vigente el permiso de la aplicación CUIDAR. Las y los estudiantes tienen que presentar una declaración jurada firmada por la persona adulta responsable (o el mecanismo que la reemplace en el futuro), dejando constancia de que se encuentran en condiciones de salud para asistir al establecimiento educativo y que frente a la aparición de síntomas compatibles con COVID -19 no asistirán a la escuela y notificarán inmediatamente la situación al establecimiento. La declaración jurada es un requisito indispensable para ingresar a la escuela. A su vez, permite que la familia conozca las pautas de cuidado que hay mantener en la escuela.
  • Se controla la temperatura corporal a todas las personas que ingresen en el establecimiento educativo (máxima admitida 37.4 ºC ).
  • Se realiza la limpieza y desinfección de los espacios comunes conforme con las pautas establecidas en el protocolo específico.
  • Cada estudiante debe llevar tapaboca y los útiles indispensables que indique su docente. También puede llevar una botella con agua y colación.
  • En esta etapa, los comedores y los kioscos escolares permanecen cerrados. Se continúa con el servicio alimentario escolar a partir de la entrega de módulos de alimentos.
  • La organización del trabajo docente se desarrolla de acuerdo a la carga horaria de las designaciones y según la materia o el área, sin que las medidas instrumentadas impliquen una sobrecarga de la labor docente.

Pautas “orientativas”

  • Se podrán utilizar espacios alternativos para el desarrollo de clases presenciales (CEC, CEF, clubes barriales, edificios de instituciones de la sociedad civil, entre otros), siempre que los mismos cumplan con las condiciones de infraestructura, el metraje y los servicios requeridos según los protocolos y sean próximos a la institución.
  • Se podrán definir horarios de entrada y salida de las y los estudiantes para evitar la concentración de personas en el establecimiento y el uso de transportes en horarios “pico”.

Los tres modelos de presencialidad

Presencialidad completa

Las y los estudiantes tienen clases presenciales de lunes a viernes, durante 4 horas, todas las semanas. Este modelo se utiliza cuando la cantidad de estudiantes de una sección es menor o igual a la capacidad máxima del aula, según el distanciamiento físico requerido (1,5 metros entre estudiantes y dos metros en relación al docente). También puede implementarse en escuelas que cuentan con espacios complementarios y en escuelas donde rige la jornada completa o doble, así como en escuelas secundarias de la modalidad técnico profesional o especializadas en arte, en tanto que en estas organizaciones institucionales el horario habitual permite el desdoblamiento de la sección en grupos que podrán tener clases presenciales en turnos distintos ( un grupo a la mañana y otro a la tarde pudiéndose alternar los turnos para el abordaje de las distintas áreas del curriculum prioritario).

Semipresencial o combinada

Las y los estudiantes alternan clases presenciales y actividades educativas no presenciales. Se lleva a cabo cuando las aulas no cuentan con el espacio suficiente para asegurar el distanciamiento social y la escuela no posee otros espacios que se puedan usar con este propósito. Las secciones se dividen en subgrupos que alternan la asistencia presencial en bloques semanales de días de clases, de forma tal que cada subgrupo tiene clases presenciales durante una semana y realiza actividades educativas no presenciales la semana siguiente. Esta forma de organización en bloques semanales contribuye con la vigilancia epidemiológica de los subgrupos. En el caso de las secciones que por el tamaño de su matrícula deban desdoblarse en tres grupos, se procurará utilizar un espacio complementario de la escuela de mayor capacidad para que la subdivisión se realice en dos grupos. O bien, si se dispone de un espacio adicional y personal docente, dos de los grupos podrán tener clases presenciales durante la misma semana y el grupo restante, la siguiente. Se realizará una jornada de trabajo docente por mes, sin asistencia de estudiantes, para favorecer la articulación entre las actividades presenciales y no presenciales.

Continuidad pedagógica no presencial

Se garantiza la continuidad pedagógica no presencial acompañada a: Estudiantes que pertenezcan a grupos de riesgo o convivan con personas en esta situación. Estudiantes que concurran a escuelas en las que, por decisión de las autoridades educativas y sanitarias jurisdiccionales, no puedan habilitarse actividades presenciales por un tiempo determinado. Estudiantes que residan en distritos que se encuentren en ASPO y concurran a escuelas de distritos en DISPO.


Qué pasa si aparecen síntomas

Ante la aparición de síntomas compatibles con COVID-19 en estudiantes, docentes o auxiliares se deberá aislar a la persona en el sector previamente identificado para este fin. La persona deberá permanecer con barbijo quirúrgico y máscara facial de acetato. Contactar inmediatamente al sistema de emergencias de salud local para su evaluación. Autorizar a la persona con síntomas leves -siempre que tenga forma de traslado adecuada- a retirarse del establecimiento a su domicilio y realizar la consulta con el efector de salud correspondiente

Notificar toda sospecha de COVID-19 a la autoridad sanitaria local y a la persona adulta responsable de la o el estudiante, en caso de corresponder. Si la persona requiere algún tipo de asistencia, el contacto deberá ser mínimo, con tapabocas y máscara facial y con lavado de manos antes y después de la asistencia. No se requiere ninguna limpieza o desinfección adicional, más allá de la estipulada en el protocolo. Identificar los posibles contactos estrechos en caso de que la autoridad sanitaria disponga el aislamiento.

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *