Provincia intercede en Olavarría ante una toma de tierras: “Se está cumpliendo el protocolo de la Suprema Corte de Justicia”

abril 14, 2021 | Septima Seccion, Tapa

El 7 de abril, vecinos de Olavarría ocuparon terrenos municipales detrás del barrio Lourdes. Son más de 100 familias sin vivienda que adelantaron que ante un desalojo iniciarán un acampe frente a la Municipalidad, tal como sucedió el año pasado durante varios meses.

Los vecinos que realizan la toma aseguran que todavía no se acercó ningún funcionario local y que sólo recibieron denuncias penales. Este martes llevaron un proyecto al palacio municipal, el Concejo Deliberante y Fiscalía en el que proponen conformar una cooperativa para elaborar bloques para construir sus casas y en un futuro comercializarlos. Además de falta de vivienda, la mayoría de quienes ocuparon lotes sufren de falta de trabajo.

“Estamos organizándonos para el caso en que nos den la tierra. Nosotros ya nos censamos y sabemos que hay más de 101 familias”, comentó a Todo Provincial Carlos Ferreyra, un vecino elegido como vocero de las familias que realizan la toma.

“Hace muchos años que no hay un proyecto habitacional por parte del municipio, por eso hay tanta falta de vivienda. Estamos dispuestos a pagar la tierra si nos habilitan algún plan de pago a largo plazo acorde a nuestra situación”, remarcó.
Toma de tierras en el barro Lourdes de Olavarría

Todo Provincial también entrevistó al subsecretario de Hábitat de la Provincia de Buenos Aires, Rubén Pascolini, que estuvo en Olavarría y garantizó asistencia del gobierno bonaerense para resolver el conflicto en forma pacífica.

“El pasado viernes me reuní con funcionarios municipales a poner la Provincia a disposición. Ese predio tiene cuestiones deficitarias porque era un basural. En estos días vamos a hacer un relevamiento para caracterizar mejor la toma. Se está cumpliendo con el protocolo de la Suprema Corte de Justicia. La idea es identificar las necesidades”, aseguró Pascolini.

Los vecinos consideran que el predio es recuperable y que el municipio cuenta con los recursos necesarios para dejar la tierra en condiciones para la formación de un nuevo barrio. En total son unas 9 manzanas. Quienes mantienen la toma demarcaron lotes en forma provisoria, dejando lugar para la continuidad de las calles.

“Nosotros planteamos que las tomas son un reclamo, pero que es un camino equivocado porque las ocupaciones terminan siendo barrios que tardan 20 o 30 años en regularizarse y acceder a los servicios”, expresó el funcionario.

Desde la Subsecretaría de Hábitat calculan que en Olavarría existe un déficit proyectado de viviendas de unos 4600 hogares, pero que el déficit cuantitativo, es decir de viviendas nuevas, es de 1700 hogares. El resto son viviendas que ya existen pero que necesitan mejoras cualitativas.

Hay 8.600 familias que no tienen red de agua, 22 mil que no tienen cloacas y casi 6 mil que no tienen gas. Esos déficits hay que trabajarlos con el municipio y en eso estamos”, detalló Pascolini.

Toma de tierras en el barrio Luordes de Olavarría

Sobre la forma de salir de un conflicto como este evitando la violencia de un desalojo, el subsecretario expresó: “Habrá que trabajar en forma conjunto con las familias. La relación principal es entre el municipio y los vecinos pero la Provincia está absolutamente comprometida en ser parte. Por eso el gobernador anunció el plan bonaerense, con una importante inversión”.

Pascolini consideró que “está bien” que la Municipalidad haya judicializado la ocupación porque “tiene la responsabilidad de defender su patrimonio”, aunque advirtió que “esa no puede ser la única respuesta”.

“También hay que decir que hay muchas familias que no están en la toma pero tienen la misma necesidad. El municipio tiene un registro de déficit de vivienda”, expresó el funcionario provincial.


“En pandemia se inició un flujo migratorio inverso”

Sobre la falta de vivienda en el interior bonaerense, Pascolini aseguró que existe “la problemática en general con el agravamiento de que durante la gestión de Macri y Vidal hubo un gran empobrecimiento y desocupación”, y mencionó además que “en pandemia se inició un flujo migratorio inverso” por el que muchas localidades que durante décadas “fueron expulsoras de población” están registrando el regreso de familias que se habían ido hace años.

En cuanto a la escasez de políticas en muchos distritos para resolver la cuestión de fondo, el subsecretario aseguró: “El derecho al hábitat recién está siendo reivindicado ahora, porque siempre se lo tomó como una mercancía. Argentina tiene una economía bimonetaria, con fuerte restricción de acceso al dólar y si hay una mercancía que está dolarizada es el acceso a la tierra. Hay que darse estrategias combinadas, premiarla actividad para reducir la ociosidad, asociarse con el privado y también aprovechar los mecanismos de compensación incluidos los grandes emprendimientos”.

 

 

Posicionamiento web by Seotronix.com.

Compartí esta Nota:

Artículos relacionados

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *