Por qué el “Encuentro Nacional de Mujeres” no cambió de nombre: la explicación de una organizadora

Luego del 34° Encuentro Nacional de las Mujeres realizado este fin de semana en La Plata, TODO PROVINCIAL Radio entrevistó a Yanina Pelli, una de las integrantes de la Comisión Organizadora que realizó un balance de la histórico evento que reunió a más de 200 mil mujeres en la capital bonaerense.

“Es medio imposible tener el número real, pero si sabemos que 60 mil mujeres participaron del primer día en todos los talleres, el año pasados fuimos 17 mil y este años triplicamos. En la marcha se dice 200 mil, algunos se animan a decir 350 mil o 500 mil, pero 200 mil seguro que hubo por la cantidad de cuadras que hubo y lo pegada que estábamos, no entraba un alfiler”, contó a Pelli.

Y agregó: “Las mujeres vinieron igual más allá del clima, seguramente el primer día hubieran venido más, muchas de la ciudad de La Plata no pudieron participar porque se inundaron, pero al otro estábamos todas, por eso la marcha fue multitudinaria y nada nos detuvo, para organizar y participar”.

Sobre las problemáticas más tocadas durante este encuentro, señaló: “Uno de los temas es cómo afectan las políticas de ajuste y crisis del gobierno de Mauricio Macri a las mujeres y disidencia, porque somos las primeras precarizadas en el trabajo y somos las que bancamos las ollas en los barrios, eso se expresó en los talleres. Como influyen las políticas de ajuste en la cotidianeidad”.

“Por otro lado, otra de las temáticas abordadas fue la violencia de género y la falta de políticas públicas sobre esta problemática que fue transversal a todos los talleres a pesar que eran temáticas distintas”, agregó.

“Después la problemática del aborto para la legalización, que también fue otro eje que se expresó en la marcha y en los talleres. La Campaña nacional por el Aborto Legal, Seguro, Gratuito y las miles de mujeres que reclaman estuvieron presentes en el encuentro”, remarcó la integrante de la Comisión.

“El balance es muy bueno porque a pesar de los conflictos que surgieron los pudimos resolver rápidamente, algunas escuelas se inundaron y pudimos relocalizarlas rápidamente, cada conflicto se resolvió, los talleres estaban desbordados y abrimos nuevos lugares, fue muy ardua de mucho laburo de hablar con mucha gente, pero estamos muy conformes”, destacó.

El 35° Encuentro y la posibilidad de cambiar el nombre

“El Encuentro abraza a todas las disidencias y a las originarias, pero hay que aclarar que la intención nunca fue que se debata un cambio de nombre en la apertura ni en el cierre, sino que se pueda discutir en los talleres, que es el lugar soberano que tenemos las mujeres para poder charlar y discutir las mujeres”, señaló Pelli.

Y explicó: “Hay todo un debate de cómo se debe hacer el cambio sin afectar a las características organizativas del evento, eso quiere decir, que el Encuentro es autónomo, democrático, plurinacional, autoconvocado, federal, autofinanciado, diverso, plural y horizontal; y dejaría de serlo, porque en los encuentro no se vota, no se resuelven cosas, no se definen. Lo único que se define es la sede que continua y eso se vota”.

Consultada sobre cuál sería la manera en que se pueda definir un cambio de nombre, la entrevistada comentó: “La manera es que se pueda expresar en los talleres. Hay debate en los talleres y no todas están de acuerdo con cambiar  el nombre, algunas están y otras no, y dentro de las que están de acuerdo hay muchos propuestas de cambio de nombre, entonces no se puede resolver de un momento al otro un debate que lleva tiempo y es profundo”.

“El nombre habla de muchas cosas, muchas originarias que participan de siempre están de acuerdo con cambiarlo y otras no, hay compañeras de las disidencia que están de acuerdo con cambiar el nombre y otras que no”, graficó.

“Las identidades femeninas participan desde siempre, las lesbianas desde el primer Encuentro y las que en su momento se han llamado las primeras feministas, la discusión es sólo por el nombre”, expresó la integrante de la Comisión Organizadora del 34° Encuentro.

“También hay otra discusión porque a las mujeres nos ha costado mucho llegar hasta acá y que se termine visibilizando un sector al 51% de la sociedad. No es porque no estemos de acuerdo, las disidentes son nuestras aliadas contra el patriarcado y el machismo, pero en el encuentro de mujeres”, remarcó Pelli y agregó: “Somos aliadas en las calles, en las marchas, en las luchas pero cada sector tienen sus particularidades, está bueno tomarlo para que no haya divisiones”.

“El encuentro no es de organizaciones, sino de mujeres. Nosotras fuimos las platenses que nos subimos el encuentro pasado para que sea en La Plata y después convocamos a una comisión organizadora, de ahí vinieron muchas mujeres, trans, lesbianas, que organizamos”, contó.

“Hay un grupo que está dispuesto solo a discutir y no a organizar. Desde la Comisión Organizadora lo que queremos es que el encuentro se defienda y se sostenga con los principios organizativos mencionados anteriormente, por ende será el costo político de quienes quieran romper y cambiar la forma”, dijo.

Y criticó: “El Encuentro es de todas. No se puede avalar que un pequeño grupo quiera imponer por votación algo que tenemos que discutir todas, porque hay un encuentro y porque en el feminismo las cosas se discuten colectivas y horizontales, y no se hace de manera machista”.

Consultada sobre qué pasará si se comprueba que la mayoría de los talleres se pronunció a favor de un cambio de nombre, Pelli concuyó: “Los resultados hay que transcribirlos, llevan un año de trabajo porque son muchos. Si es un conjunto de la mayoría podría cambiarse”.


Escribir un comentario

Ver todos los comentarios