Por los niveles de arsénico, la Justicia determinó que el agua en Rojas ya no es potable

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de San Nicolás confirmó la sentencia del Juzgado en lo Contencioso Administrativo de Junín en la cual se estableció que el agua de la ciudad de Rojas tenía mayor nivel de arsénico que el recomendado por el Código Alimentario.

Asimismo, en el fallo se ordenó que la Municipalidad presente un plan de adecuación para llevar los niveles de arsénico a los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

En primera instancia, el juez Juan Bazzani había determinado que el Municipio de Rojas debía establecer “un plan integral que refleje la incorporación tecnológica y las obras de infraestructura de rigor tendientes de adecuar el nivel de arsénico hacia el 0,01 mg/l que tolera el artículo 982 del Código Alimentario en el agua que consumen los habitantes del Partido de Rojas”.

Este fallo tiene mayor resonancia porque se da en el marco de otras sentencias que pusieron límites a las fumigaciones en los partidos de Pergamino y Exaltación de la Cruz. En total, ya son 13  los municipios que prohibieron completamente toda fumigación aérea.

“Es un gran paso en la defensa del derecho humano al acceso al agua potable ante el desinterés de las autoridades a brindarla”, festejaron por parte de la asamblea ambiental de Rojas.

“Desde el municipio no miden todas las variables, entonces nosotros hicimos estudios de la cantidad de arsénico y dio por arriba de lo permitido. El municipio siempre se valió de la prórroga para adecuarse a los nuevos valores establecidos por la OMS y nunca hicieron el plan de adecuación. Los agroquímicos son sustancias con arsénico que no se pueden subestimar porque dañan el ambiente”, señaló el abogado Juan Ignacio Pereyra que inició el proceso judicial.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios