Pinamar / Pasó una tromba marina y en 60 segundos rompió varios balnearios

El fenómeno generó severos daños en un balneario de la ciudad. El intendente, Martín Yeza, pidió a los ciudadanos que eviten salir a la calle. Rodrigo, uno de los dueños de Riviera Beach, aseguró que los fuertes vientos y las lluvias destrozaron “más de 50 carpas y quedaron rotas la mitas de las sillas y mesas”.

“Todo sucedió en un minuto. Fueron 60 segundos demoledores. El guardavidas nos avisó. Decidimos empezar a apilar todo. Pero cuando estábamos terminando comenzaron las ráfagas de viento”, señaló Rodrigo.

Según relató el dueño del balneario, las sillas terminaron en el techo de las casas que están cerca de la playa.

La tormenta no dejó heridos ni provocó daños en el restaurante del balneario, pero los empleados del lugar tuvieron que resguardarse.

En tanto, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, pidió a todos quienes se encuentren en esa zona buscar refugio debido al fuerte temporal que golpea esa ciudad balneraria y ante el peligro que genera la presencia de trombas marinas.

En ese aspecto, las trombas son masas de nubes de pequeño diámetro, con un rápido movimiento giratorio, que baja de un cúmulo hasta la superficie del mar o de la tierra.

Si bien a simple viste se ve como un tornado, no posee la fuerza destructiva de ese fenómeno climático para nada común por estas latitudes.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios